Bebidas

Castellón más allá de sus playas

Hablar de Castellón es hablar de sus playas, su gastronomía, su cultura y cómo no, sus vinos. Son esos desconocidos entre los que puedes encontrarte gratas sorpresas.

En Castellón, como prácticamente en todo el territorio nacional, los primeros indicios que atestiguan la existencia de la vid y el vino se remontan a los siglos VII- V aC. Fenicios y griegos trajeron los primeros conocimientos vitivinícolas, pero es durante la época romana cuando se inicia la expansión de la vid y el vino en las tierras castellonenses. Se cultivó la vid por toda la provincia. Del siglo XVI al XX vinos como el Murviedro en la zona del Palancia-Mijares y el Carlon en el Maestrat experimentaron una larga trayectoria de esplendor productivo y un potente comercio alcanzando renombre internacional.

Barón d’Alba es una de las bodegas de IGP Castellón

La filoxera entró en 1902 en esta provincia por diversos puntos y en 1917 ya había acabado con las viñas. Las ayudas estatales para la reconversión de variedades se aplicaron mayoritariamente a otros cultivos y muy pocas a la vid. En consecuencia, la provincia de Castellón, durante casi 30 años, se quedó sin vino.

Poco  a poco, con el tesón y la inconsciencia (según algunos), el cultivo de la vid se instaura y es en torno al año 2000 cuando algunos agricultores de la provincia pensaron que la vitivinicultura podía ser una buena opción agrícola como lo fue en los siglos XV al XX.

La oferta de vinos castellonenses es amplia e interesante

La ilusión de un pequeño grupo de viticultores y la dirección y ayuda de la Consellería de Agricultura hicieron posible que el año 2003 se creara y reglamentara La Indicación Geográfica ‘Vins de la Terra de Castelló’. Esta figura de calidad designa los vinos obtenidos íntegramente de uvas producidas dentro del área compuesta por los terrenos aptos para la producción de uva de vinificación emplazados dentro de tres subzonas vitivinícolas denominadas Alto Palancia-Alto Mijares, Sant Mateu y Les Useres-Vilafamés.

Recientemente, con la adaptación a las normas de la Comunidad Europea, la denominación de los vinos de la provincia de Castellón es Indicación Geográfica Protegida Castelló, IGP Castelló.

En Ildum elaboran vino espumoso de calidad. 

Un total de 11 bodegas integran esta pequeña IGP que lucha cada día por convertirse en Denominación de Origen. Algunos de los más prestigiosos restauradores de la provincia, como el gran Raúl Resinos, apuestan por la inclusión de estos vinos en sus cartas. La Asociación de Sumilleres de Castellón y Provincia y su Presidente, David Buch, también están haciendo bandera de los vinos de la Plana y los está dando a conocer fuera de las fronteras de la Comunidad Valenciana.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies