Belleza

¿Cómo hacer desaparecer la celulitis para siempre?

La celulitis, aunque no supone un riesgo para la salud, sí que es un problema estético que puede minar la autoestima de quien la padece.

Julio Puig. 29/06/2018

La celulitis se produce por la acumulación de tejido adiposo o células grasas en distintas partes del cuerpo. La hipodermis o tejido subcutáneo contiene los adipocitos, que son células que almacenan grasa y que conforman el tejido adiposo. Los adipocitos acumulan grasa para regular la temperatura corporal y minimizar el impacto de los agentes externos. Cuando se produce un desajuste entre el almacenamiento de grasas y su consumo, aumenta la talla corporal. Como consecuencia, las células grasas aumentan su tamaño, impidiendo un correcto drenaje de los líquidos nutritivos que circulan entre las células grasas y que tienen la función de eliminar toxinas.

Este proceso de estancamiento e incorrecta eliminación de toxinas empuja a la piel creando pequeñas protuberancias o abultamientos que se manifiestan externamente con aspecto de piel de naranja. Un problema muy común ya que cerca del 90% de las mujeres post-adolescentes, y algunos hombres, muestran signos de celulitis en muslos, nalgas y piernas. Hay que tener en cuenta que este trastorno no siempre lleva asociado un exceso de peso y también se manifiesta en personas delgadas.

Cerca del 90 % de las mujeres muestran signos de celulitis

La herencia genética, el envejecimiento y el sedentarismo también ayudan a su aparición. La celulitis, aunque no supone un riesgo para la salud, sí que es un problema estético que puede minar la autoestima de quien la padece, además de modificar el contorno corporal y causar molestias. ¿Cómo se puede eliminar la celulitis? Los tratamientos para combatirla son muy variados. No existe un tratamiento ideal para cada tipo de celulitis y, normalmente, suele funcionar la combinación de varios de ellos.

Presoterapia
La presoterapia es un tratamiento de medicina estética que emplea la presión del aire para activar el sistema linfático con el objetivo de mejorar la circulación en todo el cuerpo, además de eliminar los líquidos, las grasas y las toxinas que generan la celulitis. La máquina de presoterapia consiste en una envoltura o cobertor donde se mete el paciente, o la zona a tratar, y un sistema compresor de aire con el que se controla la presión. Con la presoterapia se ejercen dos presiones: una presión activa que rompe las acumulaciones de grasa y una segunda presión que se encarga de hacer circular esa grasa para su desecho. Normalmente se suelen realizar unas 20 sesiones de presoterapia combinándola con la mesoterapia.

Los tratamientos para combatir la celulitis son muy variados

Mesoterapia
La mesoterapia es un tratamiento indicado para combatir la celulitis que consiste en la inyección de pequeñas cantidades de medicamentos y vitaminas en la capa media de la piel o mesodermo, para combatir la piel de naranja. El tipo de producto que se aplica varía en función de las necesidades del paciente y la naturaleza del problema que se quiere combatir. Cada solución se formula específicamente para combatir un problema individual. La mesoterapia penetra profundamente en la piel mejorando la circulación vascular y actuando como reafirmante anticelulítico. Se recomienda un mínimo de 10 sesiones para conseguir los resultados deseados. Cada sesión dura alrededor de 10-15 minutos. Para que los resultados se mantengan en el tiempo hay que someterse a sesiones quincenales y después mensuales.

Tratamiento con Alidya
Alidya ayuda a prevenir y tratar la celulitis. El tratamiento consiste en la aplicación de esta sustancia a través de inyecciones, para que trabaje específicamente el sustrato de la celulitis; está formada por una mezcla de aminoácidos, un quelante de hierro, alcalinizantes y Vitamina C entre otros. Alidya actúa sobre el tejido adiposo favoreciendo la liberación de su contenido en grasa. Además, estimula la microcirculación local y sistemática, así como al drenaje linfático de las toxinas acumuladas. Se suelen recomendar 8 sesiones, una a la semana. Tras finalizar el tratamiento inicial se recomiendan dosis de recuerdo periódicas de manera mensual o bimensual.

Cuando se produce un desajuste entre el almacenamiento de grasas y su consumo, aumenta la talla corporal

Radiofrecuencia
Se trata de un tratamiento no invasivo que consiste en la aplicación de radiaciones electromagnéticas que provocan el calentamiento de las diferentes capas de la piel. Cuando la piel y el tejido subcutáneo se calientanse favorece el drenaje linfático, consiguiendo que se disminuyan los líquidos y las toxinas y, además, se consigue que los adipocitos reduzcan un poco su tamaño. Después del tratamiento es necesario mantener protegida la zona tratadadel sol.

Aplicación de ultrasonidos
Con este tratamiento se rompen las células de grasa del tejido adiposo a partir de un haz de ultrasonidos de baja frecuencia. De este modo son eliminadas por el sistema linfático, la orina y el sudor.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies