Entrevistas

Hugo Salazar: «En esta profesión el miedo está a la vuelta de la esquina»

Hugo Salazar se define como un chico sencillo, apasionado y sin prejuicios, que cuando se siente desprotegido se refugia en sus canciones.

Daniel de la Peña. 27/07/2018

Es uno de los rostros más conocidos de la segunda y exitosa edición deOperación Triunfo’. Hugo Salazar fue el quinto finalista y uno de los concursantes más deseados por la audiencia que consiguió vender más de 200.000 copias de su primer single y fue disco de platino con su primer trabajo. El sevillano ha lanzado varios discos con gran repercusión, ha realizado decenas de conciertos y actualmente goza del éxito de su nuevo single, Sin argumentos, una canción con toques latinos que tiene más de seis millones de reproducciones en Spotify.

Se define como un chico sencillo, apasionado y sin prejuicios, que cuando se siente desprotegido se refugia en sus canciones. Además nos cuenta con qué concursante de la última edición del pasado talent show haría un dúo.

The Luxonomist: ¿Desde cuándo sentiste que la música era tu pasión?
Hugo Salazar: La música siempre ha sido un elemento muy importante en mi vida familiar, en mis amistades y es una de las pasiones de mi vida, pero para ser honestos, he de reconocer que no era mi única vocación. Era una de las cosas que estaban en mi entorno más cercano porque mis hermanos tocaban, mi madre cantaba… pero no era una cosa que yo tuviera entre ceja y ceja. Esa es la realidad (risas).

En cada disco y en cada canción se da una vuelta de tuerca

TL: ¿Hasta qué punto te cambió participar en un concurso musical?
HS: ¡Imagínate! Que fuera al casting y que al final resultara seleccionado… en ese momento ya sabía que había una posibilidad grande de que mi vida cambiara por completo y que me dedicara a una de las cosas que más me gustaban en la vida, que era la música. Me he sentido afortunado porque dedicarme a algo que me gusta, creo que es una suerte. Allí empezó todo.

TL: Cuando después vendes 200.000 ejemplares de un single… ¿Cómo se asimila?
HS: No solo fue eso. En esa época todo lo que hacía era inimaginable vista con la perspectiva del tiempo. Costaba asimilar ese tipo de cosas, tenías que tener la cabeza muy bien amueblada. Mi siguiente disco fue disco de platino, me tocó vivir fuera de casa, conocer a tantísima gente… fue complicado. Tuve que estar con los pies en el suelo.

TL: ¿Llegaste en algún momento a tener miedo o una sensación de incertidumbre?
HS: Sí, claro que sí. Muchísimas veces. Date cuenta de que el hecho de estar fuera de mi hogar, alejado de mis seres queridos… muchas veces me sentí desprotegido. Esta es una profesión en la que el miedo está a la vuelta de la esquina y siempre te acecha. Pero tienes que saber que estás protegido por tus canciones. Es una profesión muy bonita y sin querer tocas el alma de muchas personas. Esto te ayuda porque, poniéndolo todo en una balanza, pesa mucho más lo positivo.

La música siempre ha sido un elemento muy importante en mi vida familiar

TL: Van pasando los años, los discos, trabajos, giras… ¿cómo vas decidiendo hacia dónde quieres ir?
HS: En cada disco y en cada canción se da una vuelta de tuerca, intento superarme en cada canción que compongo. Es un pulso que me echo constantemente conmigo mismo para acercar la mejor versión de mí. No doy pie a la relajación ni a acomodarme, en esta profesión no hay confort.

TL: Tu nuevo single ‘Sin argumentos’, a dúo con Lorena Pinot de Miami Sound Machine es un éxito con más de seis millones de reproducciones en Spotify… ¿Cómo lo asimilas?
HS: Muy bien, es un género que me ha resultado algo atrevido tocar, pero con el que estoy muy contento. Cuando compuse el tema y se lo pasé a mi productor, al ver mi voz metida en el tema con los arreglos, no tuve la sensación de estar tocando un género que no era el mío, no perdía la esencia. Acepté el reto de esta aventura y estoy muy contento porque es una canción que me está trayendo muchas satisfacciones.

TL: ¿Por qué Lorena Pinot?
HS: Casualidad, porque ella fue quien nos llamó y nos dijo que le encantaba la canción. Su oficina fue la que nos propuso un dueto. Lorena es una chica a la que conozco desde hace muchos años y con la que he seguido teniendo contacto.

Esta es una profesión en la que el miedo está a la vuelta de la esquina y siempre te acecha

TL: ¿Con quién te gustaría hacer otro dúo?
HS: Con cualquiera de la última edición de Operación Triunfo, por ejemplo. Soy un tipo de sensaciones y cuando fui a visitarlos no fui con un favorito; me dejé llevar un poco por lo que iba a vivir en ese momento. Recuerdo que esa semana estaba nominado Cepeda. Quizás me trasmitió los nervios que llevaba. Estaba resignado porque se iba… y finalmente no se fue, por cierto. Lo haría con él, es el estilo más parecido a lo que yo hago. O con Ana Guerra.

TL: ¿Un momento que haya sido importante para ti?
HS: Justamente después de la Academia, cuando vi a mi familia, me parecía que hacía veinte años que no estaba con ellos. Ahí dentro se viven las cosas al doscientos por ciento y todo te repercute de manera más notable.

TL: ¿Algo que te apetezca mucho hacer y lo vayas hacer dentro de poco?
HS: Grabar un disco y meterme en un estudio. Habrá de todo, va a ser un sonido muy actual.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies