DeportesTheLux

La última joya de McLaren

Antes de finalizar el mes de septiembre, McLaren habrá entregado a sus propietarios su última y más esperada producción, el flamante McLaren Senna, un superdeportivo que rinde homenaje al legendario piloto fallecido.

Agustín Castellote. 17/09/2018

Si alguno de ustedes siente la tentación de gastarse 853.000 euros, impuestos no incluidos, en un nuevo y lujoso superdeportivo que rinde homenaje a Ayrton Senna (piloto brasileño, tres veces campeón del mundo de Fórmula 1, fallecido en 1994 en un accidente en la curva Tamburello de Imola) mejor piensen en otro capricho, porque las 500 unidades que ahora están siendo entregadas a sus dueños están totalmente vendidas desde el pasado mes de marzo. 

Los pedidos casi se cerraron cuando se presentó el prototipo en el Salón del automóvil de Ginebra y hay una larga lista de espera por si la firma británica decide ampliar la producción. Incluso el modelo que cerraba el cupo, el número 500, fue subastado para recaudar fondos para el Instituto Ayrton Senna, fundación creada en la década de los 90 y dedicada a asistir a niños y familias necesitadas en Brasil, alcanzando un precio en dicha subasta de dos millones y medio de euros.

Uno de los modelos se subastó por dos millones y medio de euros

El McLaren Senna es un biplaza espectacular, homologado para las vías públicas, con un monocasco de fibra de carbono Monocage III que le convierte en el chasis más rígido que la firma británica ha creado nunca para un coche de calle. Una pieza única de la ingeniería y la aerodinámica de los que tan solo 500 personas en el mundo van a poder disfrutar. En la última semana de julio, McLaren entregó sus dos primeros vehículos, uno en Europa y otro en Estados Unidos.

El modelo europeo fue a parar a las manos de David Kyte, empresario londinense de 57 años, dueño del grupo Kyte Group de inversiones bursátiles y que tiene el privilegio de contar con el chasis 001; un prototipo pintado en azul, de nombre “Aurora blue” sobre pintura blanca, totalmente personalizado (solo la pintura ha llevado 600 horas de trabajo) y que fue entregado en el Centro Tecnológico de Woking, con la presencia del CEO de McLaren Automotive, Mike Flewitt y el sobrino del piloto brasileño, Bruno Senna.

Ayrton Senna ganó tres campeonatos del mundo de Fórmula 1

Todo el coche evoca al fallecido deportista; en las puertas viene la firma del brasileño, en el alerón trasero el logotipo con la S, en el pedal del acelerador están grabados los años en los que fue campeón del mundo, 1988, 1990 y 1991. En el frontal está dibujado el trazado del circuito de Interlagos en Sao Paulo, donde nació Senna. La versión americana fue entregada en Nueva York al empresario y coleccionista Michael Fux, un cubano nacionalizado estadounidense, que a sus 74 años ha conseguido ser multimillonario gracias a un próspero negocio de venta de colchones en su empresa “Sleep Innovations”. Fux es un apasionado de los coches y en su extensa colección tiene hasta 130 vehículos de todos los modelos y condición, incluyendo un Ferrari FXX, un Porsche 918 Spyder, Aston Martin, BMW y McLaren.

El coche está bautizado con el nombre de “Fux Green” en alusión a su comprador y al color verde apagado de la carrocería, que se extiende al habitáculo y asientos. El verde del interior contrasta con un tapizado de cuero blanco, volante del mismo color y puertas en vidrio que hacen más espectacular, si cabe, el diseño. Un coche especial, con todos los lujos y la más avanzada tecnología, una máquina que alcanza una velocidad máxima de 340 Km/h, capaz de acelerar de 0 a 100 en 2,8 segundos, con caja de cambio automática de doble embrague y siete velocidades, con un motor 4.0 litros V8 biturbo de 800 caballos de fuerza, suspensión hidráulica y 1.198 kilogramos.

El coche está plagado de detalles que recuerdan al mítico piloto brasileño

En su interior, toda la espectacularidad de su chasis se convierte en comodidad, con tapicería de Alcantara, con el logo Senna S bordado en cada reposacabezas, volante de tres radios y cuadro de mandos con pantalla táctil tipo Tablet. El frontal es muy reconocible, en la línea de otros diseños de la marca, una aerodinámica, con aletas móviles ocultas en las tomas de aire, que hacen que el coche no se despegue del suelo y unas llantas de fibra de carbono de siete brazos ultraligeros, completan un trabajo casi de orfebrería.

El supermodelo se ofrece en cinco colores estándar de carrocería, a los que se suman los 18 colores que ofrece McLaren, al gusto del consumidor y una extensa gama de complementos y extras, totalmente personalizados, que pueden encarecer el producto por encima del millón de euros; pese a todo McLaren puede presumir de tener vendida toda la producción, antes incluso, de empezar a fabricarlos.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies