Be Beautiful

Quítate años ¡desde casa! con las nuevas técnicas de cuidado personal

Los cepillos eléctricos o los cinturones para quemar grasa de forma pasiva son algunos elementos ideales para rejuvenecer sin ir al gimnasio ni al cirujano.

The Luxonomist. 01/10/2018

El paso de los años no resulta indiferente para nadie y más allá de aportarnos experiencia y vivencias, también deja su marca en nuestro cuerpo a modo de arrugas. Cada vez son más las personas que se encuentran preocupadas por cuidar su imagen y conseguir un rejuvenecimiento facial o integral. Esto es algo todavía más evidente en esta época que vivimos, una sociedad de la imagen que tanto se preocupa por su aspecto y las redes sociales.

Para ello, existen una gran variedad de instrumentos con los que podemos cuidar nuestra imagen cómodamente desde casa, ya sea mediante depiladoras o cualquier tipo de aparatos que nos permitan reducir la grasa corporal.

Los cepillos eléctricos son cada vez más utilizados

Técnicas de cuidado facial desde casa

Pese a que, como decimos, son muchas las personas que quieren cuidar su aspecto, no todas disponen del tiempo necesario (o el dinero) para poder costearse tratamientos de belleza en clínicas profesionales. Sin embargo, con estos aparatos pueden, desde la tranquilidad de su hogar, conseguir unos beneficios que se noten a lo largo del tiempo.

Unos de los más utilizados son los cepillos eléctricos que permiten realizar una limpieza facial a fondo de manera sencilla y cómoda. Se trata de una manera perfecta para trabajar la piel y purificarla, mientras eliminamos todos los restos de maquillaje sin ningún tipo de esfuerzo. La utilización diaria de estos elementos permite lucir una piel suave y flexible desde el primer momento, por lo que los resultados son inmediatos.

El cinturón permite hacer ejercicio pasivo, quemando grasa sin estuerzo

Cuidarse sin ir al gimnasio

En cuanto al resto del cuerpo, también existen aparatos con los que reducir volumen y realizar ‘liposuciones’ desde casa. Uno de los más exitosos es un cinturón que, mediante una ligera estimulación eléctrica, facilita la pérdida de grasa. Sus beneficios estéticos son similares a los de una buena dosis de ejercicio físico, aunque exento de esfuerzo, ya que constituye una forma de realizar gimnasia pasiva.

En definitiva y para tratar de ver la ventaja principal de estos productos, es que su uso no se encuentra limitado a unas sesiones determinadas. De este modo, nos saldrá mucho más económico que acudir a un centro ya que seremos nosotros los que nos impongamos nuestro horario y todas las sesiones que nos hagan falta, pagando únicamente su adquisición, y teniéndolos a nuestra disposición para el número de prácticas y usos que vayamos a realizar.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies