Cine

Bradley Cooper y Lady Gaga brillan con luz propia

El actor y la cantante dan lustre a una nueva secuela del clásico 'Ha nacido una estrella'.

Amalia Enríquez. 04/10/2018

Venecia, Toronto y San Sebastián han conocido antes que nadie el debut como director de Bradley Cooper y de Lady Gaga como actriz protagonista. ‘Ha nacido una estrella’ es el reto, la apasionada historia de Jack y Ally, dos almas artísticas que unen sus destinos tanto en el escenario como en la vida. El suyo es un viaje complejo a través de la belleza y el desamor de una relación que lucha por salir adelante. Una recomendación: hay que verla sin buscar comparaciones ni paralelismos con sus precedentes. Ni Lady Gaga es Judy Garland o Barbra Streissand, ni Bradley Cooper es James Mason o Kris Kristofferson.

Sinopsis: Jack, un famoso actor, adicto al alcohol, descubre a Ally, una joven con un gran talento para la canción, y decide impulsar su carrera cinematográfica. Ella triunfa y, pocos meses después, la pareja contrae matrimonio. Pero, a medida que el éxito de ella aumenta, el de Jack declina y esa situación lo empuja a la autodestrucción.

Bradley Cooper ha querido dejar un sello diferencial con respecto a sus predecesores realizando una versión contemporánea de ‘A Star Is Born’. Se ha esforzado por hacer algo que hable de la naturaleza intemporal de los sentimientos y defectos humanos, mezclados con el variopinto mundo de la música actual. Una potente banda sonora de canciones originales realza todas y cada una de las emociones, y una cámara íntima captura cada mirada y cada toque.

La elección de Lady Gaga era ¿una locura?… El mismo Cooper ha reconocido que fue incluso una sorpresa para él, un gran descubrimiento. Lo que no esperaba es que la cantante le lanzase un órdago: acepto interpretar a Ally, pero no voy a cantar en playback. Todas las canciones son en vivo y el actor, ahora también director, tuvo que empezar un curso intensivo de clases de canto para no desentonar.

Bradley Cooper y Lady Gaga protagonizan esta nueva versión de un clásico

“Siempre he sabido que quería dirigir”, comenta Bradley Cooper, “pero también sabía que necesitaba tener una perspectiva propia, saber por qué lo estaba haciendo, de lo contrario no había ninguna razón para hacerlo. Y siempre quise contar una historia de amor, porque es algo con lo que todo el mundo puede identificarse: el amor, su pérdida, el subidón que provoca. Es lo que te hace sentir más vivo”.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies