Cine

First man, el lado oscuro de la llegada del hombre a la Luna

Ryan Gosling se pone en la piel de Neil Armstrong en una película que relata las sombras de la carrera espacial.

Amalia Enríquez. 11/10/2018

Damien Chazelle, director de ‘La, la Land, dejó el listón muy alto con esa película. El posterior proyecto iba a mirarse con lupa, pero es algo que nunca pareció preocuparle, llegado el momento de decidir la siguiente aventura. Con ‘First man’, Chazelle demuestra que sigue interesándose por historias relacionadas con las consecuencias del éxito, planteándose si compensa realmente el precio que pagan los que lo logran.

De nuevo con Ryan Gosling como protagonista principal y Claire Foy, la Reina Isabel en ‘The Crown’ secundándole, Damien Chazelle se sumerge en la fascinante historia de la misión de la NASA que llevó al primer hombre a la Luna, centrada en Neil Armstrong y el periodo comprendido entre los años 1961 y 1969. Un relato visceral en primera persona, basado en la novela de James R. Hansen, que explora el sacrificio y el precio que representó, tanto para Armstrong como para su familia, sus compañeros y el país, una de las misiones más peligrosas de la historia.

Ryan Gosling interpreta a Neil Armstrong

El personaje más desconocido de la historia y no por ello menos fundamental es Janet Armstrong, la mujer del héroe. La ignorada, apasionada e indómita heroína, que hizo posible lo imposible. A pesar de ser consciente desde el principio de que el compañero al que escogió era un espíritu aventurero y no el “hombre de familia firme” con el que se casaban entonces las mujeres de su clase, Janet debe afrontar el problema de compartir su vida con aquellos que desean dejar huella en la historia. Armstrong viajará al espacio para superar un dolor que ambos comparten, pero será el fuerte lazo de unión con su mujer lo que le hará volver.

En el año 2000, el escritor James Hansen se puso en contacto con Neil Armstrong para que le autorizara a contar su historia. Al cabo de dos meses, el astronauta, poco inclinado a conceder entrevistas y mucho menos a que alguien documentara su vida, rechazó la petición. Hansen no se dio por vencido y consiguió el permiso del famoso astronauta. “Tardé unos dos años en convencerle”, recuerda. “La familia de Neil estaba totalmente de acuerdo en que se escribiera una biografía. El momento crucial fue cuando me invitó a su casa en las afueras de Cincinnati, donde llevaba viviendo unos veinte años y pasamos la tarde charlando en su estudio. Salí de allí con una sensación muy optimista, pero aun así tardó algunos meses en aceptarlo”.

El escritor se sintió fascinado por la dualidad del personaje. “Neil tomaba decisiones en una décima de segundo en la cabina de mando, pero tratándose de su vida privada, era el hombre más prudente del mundo”. Armstrong acabó desarrollando una profunda relación con el autor de su biografía, que también es coproductor de la película, lo que ayudó en gran medida en la producción de la cinta. Después de su presentación en el festival de Venecia y de pasar por el de Toronto y San Sebastián, ‘First man’ se estrena en nuestro país.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies