Decoración

La decoración navideña más patriótica de Melania Trump

La primera dama estadounidense apuesta este año por el color rojo como protagonista de la decoración navideña de la Casa Blanca.

The Luxonomist. 27/11/2018

La Navidad está a la vuelta de la esquina en todos los rincones del globo, pero a algunos parece haber llegado ya. Nos referimos a la Casa Blanca, de cuya decoración se ha encargado personalmente la primera dama, Melania Trump, que este año ha dado protagonismo a los colores rojos y verdes, tan típicos de estas fechas. Tras convertir su residencia oficial el año pasado en una auténtica estación de esquí, la esposa del presidente se ha decantado en esta ocasión por una temática mucho más patriótica supervisando los detalles de lo que sus colaboradores han llamado ‘Tesoros estadounidenses’.

Esta estancia ha sido la que más críticas ha recibido en redes sociales

Los más críticos se han vuelto a cebar con la galería acristalada de la Casa Blanca. En concreto, con los árboles rojos apodados en las redes sociales como “árboles de sangre” y una iluminación algo pobre que vuelve a dar a esta estancia un aire más tétrico que festivo. Veremos qué opinan los más de 30 mil visitantes que acudirán a la Casa Blanca durante el próximo mes dentro de los distintos actos programados por la presidencia para celebrar la Navidad.

Melania Trump ha supervisado personalmente toda la decoración

Y en cuanto a elementos míticos, el gran árbol de Navidad situado en el Ala Oeste de la Casa Blanca está dedicado a todos los que han dado su vida por Estados Unidos o se encuentran lejos de sus familias sirviendo a su país. Se encuentra en una zona de la residencia plagada de motivos dorados, de banderas de Estados Unidos y estrellas.

En la Sala Este, por el contrario, se han situado sobre los espejos y la chimenea las siluetas de Nueva York, Chicago, San Francisco y San Luis para “destacar la diversidad y el ingenio de la arquitectura y del diseño de EEUU”, según dicen desde la Oficina de la Primera Dama. En la llamada Sala Verde se ha situado una gran cesta con una variedad de frutas y vegetales como tributo a las cosechas en todo el país.

Sus colaboradores llevan meses trabajando en la decoración de la Casa Blanca

Y un abeto de 18 metros de alto preside la Sala Azul. La cinta que lo rodea, con más de 150 metros de terciopelo de este color, está bordada en oro con detalles de cada Estado y territorio de los Estados Unidos.

Exuberancia también en las cifras, porque en el Gran Salón hay unos 14.000 adornos de color rojo en los que se puede leer la frase “Be Best”, la gran protagonista de una decoración en la que Melania Trump y su equipo han estado trabajando varios meses. El resultado lo puedes apreciar en el siguiente vídeo…


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies