Motor

El modelo más atemporal de Bentley

El Concesionario Oficial Bentley Barcelona, de la red de concesionarios Quadis, nos ha cedido una unidad del nuevo Bentley Continental GT, del que posiblemente sea el gran turismo más bello del mundo para llevar a cabo una prueba extraordinaria.

Luxury News Motor. 30/11/2018

El concepto “Gran Turismo”, inventado por los italianos para designar algunos de sus mejores automóviles, con los años ha pasado a designar a aquellos superdeportivos que permiten una conducción tanto veloz como relajada a un tiempo, en especial en viajes largos. En esta descripción encaja a la perfección el Continental GT desde aquellos inicios en 2003, cuando Bentley lanzó la primera generación de este modelo inspirado en el R-Type de 1952. Tiempo más tarde, en 2010, Bentley imprimió un aire nuevo a la línea estética general, acercándose un poco más a un público más joven, e incorporando, a su vez, mecánicas distintas al W12 mediante los solventes motores V8 de Audi.

Ya en 2015, durante el Salón de Ginebra, pudimos asistir a la presentación del prototipo EXP 10 Concept 6, un adelanto de lo que sería una nueva versión del Continental que, en principio, no debía ver la luz por lo menos hasta 2020. Sin embargo, y para sorpresa de propios y extraños, otra vez en Ginebra Bentley desveló su última versión del Continental GT, con un diseño de líneas más actuales y ágiles, que mantienen su atemporalidad pero que permiten atisbar la evolución que el lujo emprende en este renovado Gran Turismo.

Renovación, historia y futuro en un modelo único

Desde sus inicios, la personalidad del Bentley Continental GT ha sobresalido gracias a un diseño de líneas curvas sumamente elegantes, que ahora se refuerzan con finas aristas que le aportan un toque más deportivo. Para ello, el diseñador Stefan Sielaff se ha inspirado en el exclusivo avión Spartan 7W Executive de los años 30, cuyo fuselaje se moldeó invirtiendo más de 10.000 horas de trabajo. Ahora, mediante la tecnología Superforming, que consiste en calentar el aluminio hasta 500º para poder moldear las piezas con gas a presión, es posible crear formas de tanta belleza como las aletas posteriores del Continental GT.

Mucho más que un restyling

Bentley ha querido marcar un antes y un después con el nuevo Continental GT, creando un automóvil más ligero y ágil; prueba de ello es la reducción de peso en unos 80 kg gracias al uso de una plataforma modular MSB del Grupo VAG, presente también en modelos como el Bentley Bentayga o el Porsche Panamera, si bien no toma de ella más que el cambio ZF y la suspensión. Y por añadidura, el eje delantero se ha podido adelantar en 135 mm. 

Todo en este coche es exclusivo, desde el frontal hasta las ópticas

La estética del nuevo Continental GT es toda una declaración de intenciones: bellísimo ejercicio de estilo que empieza por un frontal dotado de una gran parrilla cromada, de cantos más angulosos que en sus predecesores, y con cuatro faros con proyectores de 82 leds por faro y sistema de matriz Hella que adapta automáticamente el haz de luz. Como todo en este coche es exclusivo, las ópticas son otra maravilla, nada menos que de cristal tallado.

Sin duda, la atemporalidad de este nuevo Bentley queda rubricada por unas elegantes líneas fluidas que se rematan con una nervadura de media cintura en cada lado, que arranca en la base del paso de rueda delantero y se une en la zaga con gran armonía. Y justamente, hablando de la zaga, el ejercicio de simetría logra un resultado estético singular: si en el modelo anterior eran las luces las que ofrecían un aspecto ovalado, ahora es toda la óptica la que adquiere esta forma, que se repite por duplicado un poco más abajo en las salidas de los escapes.

La óptica ovalada logra un resultado estético singular

El comportamiento dinámico del Continental GT ha ganado enteros gracias a un mejor reparto de pesos de 55/45, lo que repercute en una mejor ubicación del centro de gravedad. Ayudan también la distancia entre ejes, que aumenta en 10,5 cm, a pesar de que la carrocería solo es 1 mm más corta, 1 mm más alta y 10 mm más ancha que en el modelo anterior.

Con una longitud de 4,85 m y 1,94 m de ancho, hace honor a su apelativo de Gran Turismo, pues sus cuatro plazas interiores son generosas y cómodas; no en vano la batalla es de 2,85 m. Y, por supuesto, si de viajar se trata, el espacioso maletero de 358 litros, pese a no haber sufrido cambios con respecto a su predecesor, es mucho más amplio que el de otros automóviles de su segmento, como el Aston Marin DB11 o el Maserati Gran Turismo. Por ahora Bentley solo ha presentado la carrocería coupé, pero seguro que no tardaremos en ver una versión convertible y otras más deportivas.

El interior es pura elegancia y artesanía

Bienvenidos a un interior de ensueño

Si hay un espacio donde Bentley lleva a cabo un despliegue de lujo y exuberancia estética es en el interior, un ámbito en el que la marca se vuelca con una profusión de detalles de una calidad inigualable. Nuestro modelo para la prueba, una de las unidades “First Edition” o versión de lanzamiento, presentaba una exquisita combinación de color Sequin Blue y llantas Mulliner de 22” para el exterior, mientras el interior mostraba un tapizado realizado en piel bitono en colores Portland e Imperial Blue, con detalles de madera Liquid Amber over Piano Black para el salpicadero.

Las cifras son toda una declaración de intenciones: hasta 10 m2 de madera para el salpicadero o 15 pieles distintas para el tapizado de los asientos y los paneles de las puertas, que los artesanos cualificados de la factoría de Crewe tratan con esmero para que todas las piezas y elementos se ensamblen a la perfección, con lo que la insonorización del Continental GT alcanza cotas inigualables. A esto contribuyen los cristales de doble laminado de las ventanillas.

Casi un mes de trabajo a mano se necesita para acabar una tapicería

En nuestra visita a la fábrica hace unos meses, pudimos vivir de primera mano la devoción que inspira a los 800 trabajadores a crear estas joyas que han elevado a los Bentley a la cima de la elegancia y la perfección. El tapizado Diamond in Diamond está formado por unos bordados en forma de diamante que precisan de 712 puntadas para su confección y nada menos que de 18 días de trabajo. Este motivo se reproduce también en otros elementos como las salidas de aire metálicas, el selector de modos de conducción o los mandos del sistema de audio.

Una carlinga donde no falta de nada

La elegancia del Continental GT nos hace preferir el clásico término “carlinga” y despreciar el anglosajón “cockpit” para referirnos al puesto de conducción, y, por ende, el cuadro de mandos. Tras el precioso y renovado volante multifunción, un novedoso cuadro de instrumentos digital presenta dos esferas que se intercambian con cualquier otra información que quiera visualizar el conductor. A su derecha, una pantalla táctil giratoria de 12,3”, llamada Bentley Rotating Display, permite gestionar el sistema de “infoentretenimiento” (compatible con el sistema Apple CarPlay) y otros parámetros del coche totalmente configurables.

Justo debajo, incorpora una moldura decorativa con tres relojes analógicos (termómetro exterior, brújula y cronómetro) que evoca aquellos primeros Bentley. Un reloj de la firma Breitling remata la pantalla, separado por dos salidas de aire y se une a la consola central, que acoge el cambio y el sistema de control de la climatización. Asimismo, incorpora el mando Bentley Dinamic Ride, que gestiona el encendido del motor y permite accionar un deflector ubicado sobre el capó del maletero.

La consola central continua es un acierto

Equipamiento de serie interminable

Si ya hoy en día hasta los utilitarios cuentan con un amplio abanico de dispositivos tanto para asistir a la conducción como para aumentar la seguridad activa y pasiva del vehículo, el equipamiento del nuevo Continental no es una excepción, sino todo lo contrario: dentro de una larguísima lista encontramos algunos dispositivos destacables como el control de crucero adaptivo, alerta de cambio de carril, “park assist”, alerta de peatones, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, etc.

Más arriba señalábamos la lograda insonorización del habitáculo del Continental GT, premisa del confort más absoluto para este tipo de vehículo. Tanto, que el interior se transforma en una sala de audición óptima para cualquiera de los tres equipos de sonido que Bentley ha configurado: el estándar, un segundo firmado por Naim, con un amplificador de 2.200W de potencia y 18 altavoces distribuidos estratégicamente por el habitáculo para lograr un sublime efecto envolvente, y una tercera opción, denominada BeoSonic, de Bang & Olufsen, que ofrece cuatro espacios de audio diferentes (Brillante, Cálido, Energético o Relajado), gracias a sus 16 altavoces y un amplificador de sonido de 1.500W.

El equipamiento de serie del vehículo es extenso y repleto de tecnología

Una bestia con traje de etiqueta

El bloque motor del Bentley Continental GT, más ligero que el anterior, es un poderoso W12 gasolina de 6.000 cc biturbo que desarrolla 635 CV de potencia y un par motor de 900 Nm, entregado desde 1.350 a 4.500 rpm. Y como la potencia no está reñida con el consumo, un sistema que permite desconectar 6 de sus 12 cilindros, consigue contener el consumo. Con todo, la cifra homologada es de 12,2 litros a los 100 km, con unas emisiones de CO2 de 278 g/km. Por ahora esta es la única motorización disponible, pero Bentley tiene previsto incluir en la gama un motor V8, un híbrido y una versión denominada Speed dotada de un motor W12 sobrepotenciado.

Desde la zona baja de revoluciones y hasta las 4.500 rpm, el propulsor entrega un empuje sobresaliente, con una regularidad milimétrica, como lo haría un coche eléctrico. Ayuda a ello su caja de cambio ZF de 8 velocidades, que incorpora un sistema de tracción inteligente que distribuye el reparto de potencia entre los dos ejes desde un 40:60 hasta un 83 % derivado al tren posterior, según el modo de conducción preseleccionado, logrando transmitir los 900 Nm de par motor al asfalto con una precisión absoluta. Y en buena lógica, con estas credenciales es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos y alcanzar los 333 km/h.  

El motor es un poderoso W12 gasolina de 6.000 cc biturbo que desarrolla 635 CV de potencia

Con estas prestaciones es imprescindible que el comportamiento dinámico del Continental GT sea impecable. Lanzado a estas vertiginosas velocidades, los frenos responden magistralmente y sin fatiga gracias a los discos delanteros de 420 mm con pinzas de 10 pistones y de 380 mm para los traseros, algo del todo necesario para detener eficazmente los 2.250 kg del Continental GT. Si bien nuestra unidad de pruebas calzaba unas llantas de 22” con neumáticos de 275/35 delante y 315/30 detrás.

En el apartado de suspensión, y teniendo en cuenta el volumen y peso de este modelo, Bentley ha incluido como importante novedad unas barras estabilizadoras con un sistema de 48 voltios colocado en ambos ejes (la misma tecnología que la utilizada en el Bentley Bentayga), logrando así minimizar los balanceos de la carrocería. Los brazos de suspensión son de aluminio, con muelles neumáticos dotados de tres cámaras de aire en vez de una. Esta particularidad hace que en modo Comfort, los valores de absorción de impacto aumenten un 60 % respecto al modelo anterior, absorbiendo cualquier irregularidad del asfalto y proporcionando a los ocupantes un elevado grado de confort.

Confort exquisito al volante, donde la sensación de flotar sobre el asfalto es absoluta

Sensaciones al volante

Es en este apartado donde la subjetividad puede adueñarse de nuestras valoraciones, pero con el Bentley Continental GT, es poco probable que los argumentos no se sustenten en características técnicas y prestaciones de lo más racionales. Empezando por sus tres modos de conducción preconfigurados (Comfort, Bentley y Sport). Pudieran parecer sutiles variaciones en las prestaciones, y, sin embargo, consiguen variar ostensiblemente el estilo de conducción. El modo Comfort está pensado para devorar largas distancias, disfrutando de horas y horas de un confort exquisito, donde la sensación de flotar sobre el asfalto es absoluta.

El modo Bentley es adaptativo: de forma automática, se anticipa en cuestión de milisegundos al conductor en su comportamiento con el acelerador, y modifica la entrega de potencia mostrándose más o menos deportivo. Finalmente, en el modo Sport aflora ese piloto que llevamos dentro, y entonces se despliega esa fiera brutal que hace empalidecer a rivales como el Aston Martin DBS Superleggera o el Ferrari GTC 4 Lusso, deportivos que también han pasado por nuestra redacción.

Muy pocos coches proporcionan el nivel de satisfacción del nuevo Bentley Continental GT

En estas circunstancias, las barras estabilizadoras se emplean a fondo, permitiendo afrontar curvas cerradas sin miedo a subvirar. En estas, la agilidad del Continental GT te hace olvidar sus 2,3 toneladas de peso, trazando con una firmeza como si fuera sobre raíles. Con tal tarjeta de presentación, uno se da cuenta de que muy pocos coches proporcionan el nivel de satisfacción del nuevo Bentley Continental GT. Es un automóvil verdaderamente nuevo, no solo una evolución de sus hermanos mayores.

Una conjunción perfecta entre confort y lujo, llevados al límite con suprema elegancia y exquisitez, y un comportamiento dinámico que va de una conducción placentera a la deportividad más agresiva. En tres ocasiones hemos podido disfrutarlo, esta vez por más tiempo, lo que nos ha permitido conocerlo más a fondo y desentrañar hasta el último de sus talentos. Y si hemos dicho que sobraban argumentos para valorar objetivamente el nuevo Continental GT, no es menos cierto que las sensaciones e impresiones que evoca nos impiden no enamorarnos y concluir diciendo que, con toda seguridad, estamos ante el mejor Gran Turismo del mundo.

Luxury News Motor
Agradecimientos: Bentley Barcelona, Vilanova Grand Marina
Fotografías: Cristóbal Arjona


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies