Decoración

Las chimeneas más exclusivas del mercado

Las que fabrica DaPedra, una pequeña firma lucense, tienen la particularidad de funcionar con etanol, un combustible ecológico sostenible y no contaminante, y lucen desde hace un año en unas cuantas mansiones de países árabes.

The Luxonomist. 26/12/2018

Dar a una estancia un toque especial, incluso personal, no es difícil con la oferta decorativa actual, pero convertirla en un lugar único, ya no es tan sencillo. Las chimeneas son esos elementos que desde siempre han contribuido a dotar a los espacios de un halo especial, un calor que nos devuelve a los hogares de antaño, esos que olían a lumbre y tranquilidad y que ahora dan una vuelta de tuerca al concepto de decoración.

Hablamos en concreto de las chimeneas-escultura, unas espectaculares piezas fabricadas por DaPedra, una pequeña firma lucense cuya particularidad, además de su exclusivo diseño, es que funcionan con bioetanol, un combustible ecológico sostenible y no contaminante que produce una llama cálida y sin humos controlada electrónicamente.

Modelo ‘Fragua’ de granito sobre viga de madera de castaño. Quemador en bronce. 

Artesanía en estado puro

En la empresa hablan de “conjugar materiales tradicionales, diseño y funcionalidad con el objetivo de lograr la excelencia con productos de alta gama y carácter exclusivo”. Y sin duda lo consiguen, ya que aunque existan varios prototipos en su portfolio, cada chimenea es única. “Entendemos cada pieza como una obra de arte, adaptada al espacio y al entorno, en la que el fuego es otro elemento estético”, dice Octavio Vázquez, el ideólogo de este ingenio técnico y decorativo.

En el diseño de estas piezas intervienen tres materiales. La madera de la base, de castaño, nogal o fresno; la piedra de la estructura, que puede ser carrara, negro zimbagüe, granito silvestre o caliza; y el bronce de los quemadores. La ejecución artesana hace que en la fabricación de cada pieza intervengan 9 personas. “El proceso de elaboración es totalmente artesanal. El desbaste de la piedra se realiza a mano, igual que el tratamiento de la madera con aceites y ceras naturales. El quemador de bronce lo hace un artesano fundidor… En total, cada chimenea tiene detrás más de trescientas horas de trabajo manual”.

Modelo ‘Fósil’ con hogar de piedra caliza sobre bancada de madera de castaño y quemador de bronce. 

Por eso el precio medio de cada una ronda los 9.000 euros, pero hay modelos de 21.000. A pesar de ello, tienen lista de espera porque “cada chimenea tarda 2 meses en realizarse y se fabrica en exclusiva para el cliente”.

*En portada el modelo ‘Trenzada’ de hogar de piedra caliza sobre bancada de madera de castaño y quemador de bronce. *Fotografías: DaPedra.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies