Electrodomésticos

Las tareas domésticas ya son cosa de robots

La tecnología se ha convertido en la mejor aliada para realizar todo tipo de tareas y entre ellas, las que menos nos gusta realizar.

The Luxonomist. 29/03/2019

No hace mucho tiempo, cuando aparecía un nuevo limpiador o algún invento para hacer ciertas tareas de un modo más sencillo, la respuesta de muchas personas era que seguía sin ser suficiente porque no lo hacía solo. Hoy las cosas han cambiado, porque desde hace algunos años hemos vivido una gran explosión tecnológica, en la que los robot domésticos ocupan un lugar importante en nuestra vida.

Hoy sí podemos decir que hay inventos que realizan solos determinadas tareas de la casa. En especial los robots de limpieza, equipos autónomos diseñados para encargarse de que todo esté en perfectas condiciones sin necesidad de pulsar siquiera un botón.

El robot de limpieza Conga es capaz de reconocer las superficies a limpiar (Foto: Cecotec)

Adiós a la aspiradora

Con la llegada de estos robots se puede ahorrar el tiempo que se dedicaba a la limpieza y aprovecharlo de otra manera. La aspiradora supuso un avance en cuanto a esto, pero ahora vamos un paso más allá porque ni siquiera es necesario sostener el mango para que haga su labor. Los robots de limpieza son relativamente nuevos, ya que hace muy poco tiempo que salieron a la venta. En este sentido éstas no dejan de aumentar, al igual que el número de modelos diferentes que se pueden encontrar en el mercado.

Los precios de estos ingenios tecnológicos dependen en buena medida de las funciones que tengan. Algunos simplemente barren y recogen lo que hay en el suelo, mientras que otros incluso friegan, como es el caso del Conga 1390 de la firma española Cecotec. También se pueden encontrar modelos que solamente friegan o pasan la mopa, pero en cualquier caso, la función de estos robots es muy clara. Se trata de dejar en sus manos, o mejor dicho en sus ruedas, la tediosa labor de mantener el suelo limpio y dedicar el tiempo libre que proporcionan a otras tareas o simplemente a descansar.

Algunos robot aspiradores se pueden gestionar desde el móvil (Foto: Cecotec)

Robots que conocen la casa perfectamente

Aunque no todos los modelos lo hacen, muchos de estos robots guardan en la memoria un mapa completo de las zonas a limpiar para realizar su labor de un modo aún más eficaz. Este mapeo se puede visualizar con la ayuda de un smartphone, que además nos permite realizar ajustes en caso de que sea necesario. Esta capacidad de aprendizaje permite tener además diferentes mapas y llevar el robot a otro sitio para que realice su labor donde haga falta. Solo hay que elegir entre los que hay en la memoria o crear uno nuevo.

Pero no solo eso. Además cuentan con sensores que les permiten sortear obstáculos que no aparecen en el mapa. De esta manera nada les impide seguir limpiando y cumpliendo con el programa. La capacidad de memorizar toda la zona a limpiar permite a estos robots tener una ventaja bastante interesante y práctica. Se puede programar la limpieza para que se haga por la noche, cuando todo el mundo está descansando. Así al levantarnos todo estará perfecto y podremos disfrutar de nuestras actividades cotidianas, sin pensar en que toca limpiar la casa.

Algunos pueden limpiar cristales, como este de Cecotec (Foto: Cecotec)

No solo el suelo

Aspirar, barrer y fregar el suelo no es lo único a lo que se pueden dedicar los robots domésticos. Hay modelos de robots limpiacristales, similares a los que se fabrican para el suelo pero aplicado a ventajas, espejos, etc. La tecnología de estos aparatos no está aún tan perfeccionada como la de sus hermanos limpiasuelos, aunque los avances en este campo también van a buen ritmo. En la web Robots al Rescate se pueden ver algunos vídeos y análisis de modelos de estos robots, que también están llamados a ser nuestros mejores amigos a la hora de limpiar.

Es evidente que desde hace tiempo la tecnología ayuda a no tener que pasar tanto tiempo haciendo limpieza. Las lavadoras y los lavavajillas forman parte del equipamiento de una casa desde hace décadas y todo apunta a que en muy poco tiempo también lo harán estos pequeños ayudantes, que serán igual de imprescindibles a medio plazo, según vayan siendo más eficientes e incluso reduzcan sus precios. Aunque hay que decir que algunos ya son bastante económicos.

Otros robots domésticos que son una realidad son los limpiapiscinas, cuya labor es evidente. También hay cortacéspedes autónomos que cuidan del jardín y mantienen el césped a la altura deseada sin tener que pasar la mañana del domingo trabajando. Y hasta innovadores máquinas que te planchan la ropa y hasta la pueden dejar perfumada.

Otro ejemplo de que los robots domésticos nos rodean son las llamadas cocinas inteligentes, que en un tamaño relativamente reducido permiten realizar todo tipo de elaboraciones. Algunas pican, amasan, baten, mezclan y hornean de forma tan sencilla que prácticamente cualquiera puede hacer la comida. Es verdad que hay que introducir los ingredientes, pero por lo demás basta con pulsar un botón y seguir las instrucciones que la propia máquina nos va dando.

El futuro de los robots en nuestro entorno está lleno de posibilidades

¿Cuál es el futuro de los robots domésticos?

Lo cierto es que la tecnología robótica es un campo todavía relativamente nuevo. Por ejemplo, la inteligencia artificial podrá ampliar las funciones de estos robots, dejando que tomen ciertas decisiones y haciendo aún más cosas. Hay robots que están en pruebas y que es posible que dentro de unos años también estén presentes en casa. Por ejemplo, los robots asistentes son una realidad, y se están mostrando muy útiles para ayudar a personas mayores o enfermas en determinadas tareas como incorporarse, acostarse o comer.

No se descarta que en el futuro haya robots enfermeros, que bien ayuden a los médicos en sus funciones, realicen rondas en los hospitales e informen de las novedades de cada paciente al terminar o cubran otro tipo de necesidades tanto en centros asistenciales como en el hogar. Otro robot doméstico que se espera con ganas es el coche autónomo, capaz de conducir mientras nosotros estamos adelantando trabajo, leyendo o escuchando las últimas noticias. Para algunos, el aumento de robots en nuestras vidas supone un peligro potencial. Aunque hasta que llegue el momento en el que las máquinas tomen el control, por ahora nos ayudan a quitarnos de encima muchas tareas aburridas.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies