Celebrities

Meghan no quiere fotos en Wimbledon

Miembros de seguridad que acompañaron a Meghan Markle pidieron a algunos espectadores en Wimbledon que no fotografiasen a la duquesa de Sussex.

Josep Sandoval. 10/07/2019

Los caprichos de Meghan Markle le hacen ganar adeptos en su contra. El último tiene que ver con su obsesiva manía de preservar lo que es su vida privada olvidado que al tratarse de un personaje público, perteneciente a la familia real británica, su vida tiene necesariamente una parte pública al alcance de todos, de modo especial a los súbditos de su graciosa majestad que son quienes soportan sus gastos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RTL Exclusiv | RTL.de (@rtl_exclusiv) el

A la flamante duquesa de Sussex se le ocurrió pedir a los asistentes al torneo de Wimbledon que se abstuvieran de tomar fotografías suyas bajo ningún pretexto. La consultora de medios Sally Jones, que estaba sentada en la misma fila que la duquesa mientras apoyaba a la amiga de esta, Serena Williams desde las gradas, declaró al Daily Telegraph que un guardia de seguridad le dijo que no tomara fotos de Meghan porque ella estaba allí a título privado.

Meghan Markle acudió a Wimbledon para ver a su amiga Serena Williams (Fotos: Gtres)

«Le dije que era una tontería lo que me estaba pidiendo y que incluso si hubiera estado tratando de fotografiar a la duquesa, sólo habría podido sacar una imagen borrosa de su oreja derecha», dijo Jones, y calificó la prohibición como «otro ejemplo de las tonterías de un absurdo control».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Duke & Duchess of Sussex Fam (@harryluvsmeghan) el

Jones también creyó que el oficial estaba «bastante avergonzado» por la prohibición, y señaló que «estaba un poco desconcertada de por qué se lo había pedido cuando había cientos de personas haciendo clic por todas partes. Le dije: ¿Has pensado en hablar con alguna de esas cámaras de televisión? Parecía un poco incómodo», añadió Jones.

Sin embargo, según un conocedor de las normas de palacio, una prohibición para obtener imágenes no es exactamente desconocida. «No es raro que las personas que acompañan a la familia real en eventos privados o públicos pidan a la gente que no tomen fotografías. Es para permitir que los miembros de la familia real se involucren con personas y eventos», dijo la fuente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

La búsqueda de privacidad de Meghan y Enrique se ha convertido en un tema controvertido en los últimos meses, especialmente después del nacimiento de su hijo Archie, de dos meses de edad. El sábado, los orgullosos padres organizaron un bautizo privado y luego cedieron a la prensa un par de imágenes de la familia, aunque no facilitaron los nombres de los padrinos. En la imagen aparecen Carlos y Camilla, los duques de Cambridge y dos hermanas de la desaparecida Diana de Gales, así como los padres y el neófito, por supuesto.

*Foto principal: Gtres

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies