FamiliaTheLux

La lactancia materna, la mejor opción para alimentar a tu bebé

Si tienes la suerte de poder vivir junto a tu hijo los primeros meses de vida, lo mejor es que optes por la lactancia materna para alimentarlo, ya que tanto tu bebé como tú podéis obtener numerosos beneficios para la salud.

Ser madre y trabajar fuera de casa obliga a muchas mujeres a renunciar a la lactancia materna y optar por los biberones. Esta forma de alimentar a los bebés es la mejor opción si pasas mucho tiempo fuera de casa, ya que te aseguras de que tu hijo está bien alimentado, mientras está a cargo de un familiar o en una guardería. Sin embargo, si tienes la suerte de poder estar los primeros meses de vida junto a tu hijo, lo mejor es que optes por la lactancia materna.

Hoy 1 de agosto se celebra el Día mundial de la lactancia materna, un método de alimentar a los bebés que reporta numerosos beneficios a los niños y a las madres. En el caso de los bebés, la lactancia les ayuda a prevenir enfermedades. La leche materna contiene anticuerpos especiales que refuerzan el sistema inmunológio del bebé y le protegen contra infecciones respiratorias, de la gripe, el asma, alergia, o incluso, infecciones de oído.

La lactancia materna ayuda al bebé a prevenir enfermedades, reforzando su sistema inmunológico, protegiéndole contra infecciones respiratorias y problemas como la alergia

La leche materna posee anticuerpos especiales que refuerzan el sistema inmunológico del bebé

La lactancia también ayuda a que los bebés no se estriñan, ya que la leche materna es más fácil de digerir por el intestino inmaduro de los recién nacidos. Esto también puede ayudarles a prevenir la obesidad del bebé o posibles enfermedades crónicas.

En el caso de las madres, la lactancia puede ayudarles a prevenir la depresión posparto, un trastorno del estado de ánimo que afecta a muchas mujeres después de dar a luz, y que les provoca ansiedad, cansancio e imposibilidad de cuidar de su hijo, e incluso, de ellas mismas.

Los beneficios de la lactancia no solo afectan al bebé, sino también a la madre, ayudándola a reducir de peso, padecer anemia o evitar la depresión posparto

Las madres también se benefician de la lactancia materna

La lactancia también evita el riesgo de padecer anemia o diabetes. Además, puede ayudar a que la madre pierda peso de una forma más rápida tras el embarazo. Sin embargo, uno de los mayores beneficios es que la madre refuerza el vínculo que guarda con su hijo.

Es cierto que en muchas ocasiones es muy complicado poder llevar a cabo la lactancia materna. La falta de tiempo y el trabajo son dos de los principales obstáculos que hay para ello. Una de las mejores opciones es realizar la lactancia materna durante los meses que puedas disponer de baja maternal y, una vez que te incorpores al trabajo, dejar preparados biberones con leche materna para que la persona que se queda a cargo de tu hijo pueda alimentarlo de la mejor manera posible.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies