Edificios Singulares

Abre el aparcamiento para bicicletas más grande del planeta

Holanda presume de ser la región del mundo en la que más se pedalea, por ello, no es de extrañar que el aparcamiento más grande de bicicletas esté en la ciudad de Utrecht.

Casi 20.000 personas por kilómetro cuadrado viven en Mónaco. En España unas 93, aunque aquí la dispersión poblacional es muy importante, por ejemplo, en Madrid la densidad alcanza las 5.000 personas y en Cáceres ronda las 55. Son datos, sólo datos, que indican el número de personas ocupando el mismo suelo, y sirven, urbanísticamente, para planificar las ciudades. En Utrecht la población alcanza las 3.300 personas por kilómetro cuadrado y, para desplazarse dentro de la urbe, muchas utilizan la bicicleta.

Gracias a la construcción del aparcamiento de bicicletas de la estación de Utrecht, la población puede decantarse por la bici como medio de transporte para ir al trabajo

Las vías de la ciudad se adaptan a las necesidades de los usuarios, dando espacio a peatones, bicicletas y vehículos de mayor tamaño. No obstante, las bicicletas tienen sus limitaciones. A la hora de ir a trabajar, muchos ciudadanos no pueden llevarlas consigo por las largas distancias a recorrer, en este caso, la solución es sencilla: parking. Junto a la Estación Central de Utrecht se acaba de inaugurar el aparcamiento de bicicletas más grande del Mundo, con espacio para, nada más y nada menos que, 12.500 vehículos de este tipo (ahí queda eso).

El parking de bicicletas de Utrecht es el más grande del mundo y tiene capacidad para 12.500 vehículos

Ector Hoogstad Architects y Buro Sant en Co han sido los encargados de construir y diseñar el parking de bicicletas de Utrecht

Inaugurada en agosto de este año (2019), la construcción abarca 21.373 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas, una bajo tierra y las otras dos salvando un desnivel entre la parte posterior y la entrada a la estación de trenes. Ector Hoogstad Architects ha sido el estudio de arquitectura responsable del diseño del edificio, de la plaza de la estación y de dirigir su ejecución, cuestión nada baladí, como diría algún erudito.

El parking cuenta con una superficie de 21.373 metros cuadrados, repartidos en tres plantas: una bajo tierra y otras dos en un desnivel entre la parte posterior y la entrada a la estación

La nueva plaza lleva también la firma de la empresa Buro Sant en Co, expertos en paisajismo. Ambas empresas han colaborado para brindar a los usuarios las mejores condiciones funcionales y estéticas en la plaza. Esta constituye un nexo de unión entre la estación de trenes, el nuevo parking y el resto de la ciudad, por ello está orientada hacia la estación, a la que se llega por un ancho sendero, tipo calle, con árboles oriundos de la zona y unas franjas de piedras blancas a modo de guía.

Entre la estación de Utrecht y el parking se ha construido una plaza formada por un ancho sendero, tipo calle, adornada con árboles y franjas de piedra blanca

Una bonita y moderna plaza sirve de transición entre la estación de tren y el parking

Entre la estación y el parking hay una espectacular pérgola que protege a los viandantes. Unos enormes pedestales soportan una cubierta taladrada con luces led´s (siempre led´s) para orientarnos en la oscuridad y cubrir una hermosa fuente con el símbolo de la ciudad (Utrecht, claro). La pérgola sirve de transición entre los edificios, procesando el escenario perfecto para la fachada de cada uno de ellos. La del parking armoniza con la arquitectura contemporánea, enfatizando la capacidad de asombro del usuario.

La construcción del aparcamiento comenzó en 2014 y se fueron abriendo espacios de forma paulatina. 

La construcción se inició en noviembre de 2014, y en agosto de 2017 se abrió la una primera fase con 6.000 plazas. En octubre del mismo año se añadieron a la apertura otras 1.500 plazas adicionales, para finalizar este agosto con la obra, ofreciendo las 12.500 plazas ya mencionadas, además de otras 1.000 plazas para bicicletas públicas. Las plazas de aparcamiento se colocan de forma perpendicular a los carriles de acceso, de esta forma no se molesta a los ciclistas que circulen por la zona.

Cuenta con un envidiable sistema de iluminación: la luz natural, gracias a sus abundantes cristaleras al exterior y la presencia de patios interiores

El parking cuenta con la última tecnología: un guía digital y un sistema de control y vigilancia

El edificio provee de luz natural las tres plantas mediante patios interiores y abundantes cristaleras al exterior, muchas de ellas directas a la zona de estacionamientos, así, los usuarios podrán ver dónde y cómo está su bicicleta. El color que marca la experiencia interior es el gris cemento, dado que la estructura de hormigón armado es vista, algo ideal, porque se puede ver el estado de conservación de la misma. En total se utilizaron 17.500 metros cúbicos de este maravilloso material, duradero y fiable.

En cuanto al color predominante, en el parking destaca el gris cemento, debido al hormigón armando que se ha utilizado en su construcción

De la ingeniería del lugar se encargó la internacional Royal Haskoning DHV, quién, apoyándose en las aplicaciones BIM (modelos informáticos tridimensionales para la construcción), lograron unas instalaciones casi invisibles, pero con suficiente capacidad para enfrentarse a los retos del futuro. Dentro del parking, una guía digital orienta a los usuarios a su lugar de estacionamiento, además, este sistema ayuda a las autoridades a controlar que se cumplan los requisitos legales del aparcamiento.

La empresa Royal Haskoning DHV ha sido la encargada de diseñar y aplicar las últimas tecnologías de control y vigilancia para el parking de bicicletas

El parking de bicicletas está abierto las 24 horas del día, los siete días de la semana

La empresa encargada de la construcción se llama BAM, ella ha sido responsable de colocar 10.000 metros cuadrados de tablestacas (elementos de contención de agua para poder ejecutar trabajos), de la introducción de 25.000 metros de pilotes (soportes hincados en la tierra para soportar el edificio), realizar un movimiento de 51.000 metros cúbicos de tierra (para albergar la construcción), colocar las 284 piezas prefabricadas de las escaleras, las plataformas y las columnas, los 4.035 metros cuadrados de listones de madera en las zonas más nobles del edificio, o, por ejemplo, pintar con resinas epoxi 16.000 metros cuadrados de superficie de tránsito del estacionamiento.

El párking de bicicletas está abierto las 24 horas del día, durante todo el año, y posee un sistema de control para evitar que una bici permanezca más de 28 días aparcada

Según los promotores, es decir, el municipio de Utrecht, ProRail y NS (Dutch Rail), esperan que se hagan unas 22.000 plazas de estacionamiento para bicicletas de alta calidad en Utrecht, el centro de transporte público más grande e importante del Reino de los Países Bajos, pero no siempre es posible ejecutar un edificio de esta funcionalidad tan cerca de una estación, por ello, este parking es especial y define la política de transporte que quieren realizar en el municipio.

El parking cuenta con un punto de servicio para reparar bicicletas

El inmueble está abierto 24 horas los siete días de la semana. Tiene estacionamiento gratuito durante las primeras 24 horas y la entrada y salida se produce mediante una tarjeta con chip del transporte público. Cuenta con dos entradas distintas, un punto de servicio para reparar y comprar piezas y accesorios para las bicicletas, 161 señales digitales dentro del edificio y vigilancia y control para que los vehículos no estén más de 28 días estacionados.

Las primeras 24 horas de estacionamiento son gratuitas y la entrada y salida del parking se controla a través de una tarjeta con el chip del transporte público

El complejo se ha ganado el corazoncito arquitectónico de la sociedad holandesa, pero también ha conseguido dos premios: el De Betonprijs 2017 y el Architizer A + Awards 2018 en la categoría Transporte. Además, ha sido nominado para el premio nacional de acero 2018 y para el Dutch Design Awards 2019 en la categoría de hábitat. Aunque lo mejor, claro, es visitar Utrecht, disfrutar de un cómodo día en bicicleta por las calles de la ciudad y tener la posibilidad de alabar lo que nos guste o, por supuesto, criticar lo que no.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies