Entrevistas

Maite Ballester: «No podemos conformarnos con una mediocridad generalizada»

Giuseppe Tringali dialoga esta semana en "Mujeres con Energía" con Maite Ballester, Managing Partner de Nexxus Iberia Private Equity y Consejera de Repsol.

Giuseppe Tringali. 14/10/2019

Recibimos a Maite Ballester en el Hotel Room Mate Alba para mantener un diálogo con una mujer llena de energía. Consejera de Repsol y Managing Partner de Nexxus Iberia Private Equity, nuestra invitada destaca la enorme influencia de los dos países que la marcaron durante su etapa educativa: Estados Unidos y España. «Por motivos familiares tuve la suerte de vivir en Estados Unidos durante once años e impregnarme de la cultura americana, algo que te deja huella durante el resto de la vida» asegura con orgullo.

En Estados Unidos estudió Finanzas y Ciencias Políticas y gracias a su sólida formación en finanzas comenzó con 21 años a trabajar en uno de los principales grupos de telefonía de aquel país, donde desarrolló numerosos proyectos financieros para el grupo. En 1987 comienza un MBA en la Universidad de Columbia, cerca de Nueva York. Una experiencia que le marca personal y profesionalmente.

Maite Ballester durante un momento de la entrevista

Con posterioridad Maite Ballester descubre la industria de la consultoría estratégica porque el sector de la banca de inversión vivía años complicados tras el crash bursátil de octubre de 1987. «El primer jefe te marca en la vida» afirma Ballester cuando habla de Hernando Madero, uno de las personas que más ha marcado su vida profesional. Junto a él regresa a Madrid para emprender un proyecto profesional en una gran firma mexicana.

Su periplo profesional posterior fue un aprendizaje constante del que habla con orgullo, que unió además a su maternidad, a pesar de su azarosa vida de aeropuerto en aeropuerto. «Un día me llamó una headhunter a la que aprecio mucho y me habló de una posibilidad de trabajo en una firma británica. Buscaban a alguien con experiencia en consultoría y que tuviera base en Madrid. A esas alturas llevaba una ola de viajes que no te puedes ni imaginar. Una vez superadas varias entrevistas de trabajo me preguntaron algo que me dejó muy sorprendida… me dijeron que si iba a tener un segundo hijo. ¡Algo impensable en una entrevista de trabajo para cualquier empresa americana! Les dije que igual sí, que era probable… pero me molestó tanto la pregunta que en el vuelo de vuelta dije adiós a la oferta porque no merece la pena trabajar para una empresa que te hace esa pregunta. Pero al regresar a España, me llamó Gabriel Gutiérrez Ugalde, que era por aquel entonces consejero delegado de 3i en España y me dijo que le había encantado mi respuesta porque las mujeres con hijos con mucho más eficientes, más asentadas y tienen la cabeza en su sitio. Que eran lo que estaban buscando… y decidí darle una oportunidad a esta empresa… y estuve 18 años en ella».  

Maite Ballester junto a Giuseppe Tringali

Maite Ballester tiene una hija y un hijo. «Son totalmente diferentes» asegura al hablar de ellos. «Pasar de la mediocridad y no ser conformista es algo que me inculcaron desde pequeña mi madre y mi abuela. Cuando dejas de aspirar a ser más, acabas siendo nada. Es algo con lo que no comulgan todas las generaciones, y las nuevas menos. Pero yo lo único que les pido a mis hijos es que no dejen de intentarlo, que no se conformen y que no podemos conformarnos con una mediocridad generalizada», afirma con contundencia para concluir con su objetivo a corto plazo: «Quiero seguir creciendo y haciendo más, no solo para mí sino para mi alrededor. Creo en el efecto cascada: cuando mejor te va a ti, mejor le va a la gente que te rodea. E intento que eso sea así, en todos los sentidos».

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies