Belleza

Mejora el aspecto de tus piernas con el lifting de muslos

Con la cirugía estética también puedes mejorar el estado de tus piernas, el lifting de muslos o crural ayuda a eliminar el exceso de piel y las arrugas de la parte superior e interna del muslo.

Julio Puig. 04/11/2019

Las piernas no son ajenas al campo de la cirugía plástica, estética y reparadora. Hay distintos tratamientos indicados para mejorar su aspecto. El conocido como lifting de muslos o lifting crural, al que también se conoce como lifting de piernas, tiene como objetivo eliminar el exceso de piel y las arrugas situadas en la parte superior e interna del muslo.

Para reparar esta flacidez fruto del envejecimiento o de las fluctuaciones en el peso, se tensa la cara interna del muslo y se suprime el exceso cutáneo, embelleciendo su aspecto y recuperando su firmeza. Junto a la mejora estética, el lifting de muslos favorece la higiene corporal y ayuda a mejorar el movimiento, evitando los roces de las piernas que pueden desembocar en problemas dermatológicos.

Las fluctuaciones de peso pueden provocar que la parte interior o superior del muslo tenga un exceso de piel y arrugas

¿Cómo es la intervención?

La incisión para llevar a cabo el lifting suele realizarse en la cara interna del muslo, cerca de la ingle, aunque en algunas ocasiones es necesario realizarla en el pliegue del glúteo. El objetivo del cirujano es situar la cicatriz en zonas poco visibles. Su tamaño variará dependiendo de la cantidad de piel a retirar.

A través de estas incisiones se extrae la grasa para facilitar la tracción de la piel y se elimina, a continuación, la piel sobrante. Una vez que se ha finalizado el proceso se suturan las incisiones. Tras la intervención es necesario que el paciente lleve durante algunos días tubos de drenaje para tratar el exceso de fluido o sangre. Las piernas se vendan durante dos o tres días para permitir una cicatrización sea correcta.

La cirugía puede prolongarse de 1 a 3 horas. Tras la cirugía, las piernas, los muslos y glúteos irán mejorando su aspecto poco a poco, y las cicatrices se atenuarán con el tiempo. El paciente puede empezar a caminar a partir del segundo día de un modo moderado, sin forzar el cuerpo. Hay que escuchar las señales que nos manda nuestro organismo. Es necesario llevar medias compresivas durante 1 mes.

Hay que dejar claro que este lifting de muslos no está destinado a eliminar el exceso de grasa, sino a eliminar el exceso de piel y devolver la firmeza a los muslos

¿Qué no es un lifting de muslos?

  • El lifting de muslos no es una intervención destinada a eliminar el exceso de grasa. Para conseguir ese propósito es mucho mejor optar por una liposucción.
  • La liposucción permite eliminar los depósitos de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio.
  • La liposucción puede combinarse con el lifting de muslos cuando el paciente no posee una piel lo suficientemente elástica como para readaptarse a la nueva figura.

¿Quién es el candidato ideal?

En general, un buen candidato es aquel que cuenta con buena salud y que tiene expectativas realistas acerca de lo que se puede conseguir con la intervención. Los pacientes habituales suelen ser personas a las que sus muslos les causan molestias e incomodidades al andar, al hacer ejercicio… además de preocupaciones estéticas. Además, como sucede en cualquier tipo de cirugía, es fundamental que el paciente tome la decisión por sí misma, es decir, nadie debe intervenirse para satisfacer los deseos de otra persona, o para tratar de adaptarse a cualquier tipo de canon ideal.

*Para saber más, consulta en Drpuig.com

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies