Fashion

El renovado Black Bay de Tudor sigue de fiesta

El nuevo Tudor Black Bay acaba de recibir un nuevo galardón en el Grand Prix d’Horlogerie de Genève.

Daniel Nicols. 13/11/2019

La marca de relojería suiza Tudor, también conocida como la marca del escudo, lleva tiempo superando los prejuicios de aquellos que la llamaban “la hermana pequeña de Rolex” puesto que pertenece a la misma fundación. Tudor es una marca que está haciendo muy bien las cosas, tanto es así que en los siete años que ha participado en el Grand Prix ha recibido, contando con el Challenge 2019, nada más y nada menos que cinco premios.

En el nuevo Tudor Black Bay llama la atención el bisel giratorio bidireccional graduado durante 12 horas y el sistema de bloqueo con una cubierta de manija móvil única y patentada.

Tudor es una de las marcas más premiadas en los certámenes de alta relojería

The Grand Prix d’Horlogerie de Genève es sin duda alguna uno de los premios más destacados de la industria relojera suiza y un referente a nivel internacional desde su primera edición en 2001. Tudor es una de las marcas más galardonadas desde que comenzó a participar en 2013.

El primer premio que recogió la firma del escudo fue el Premio «Revival» por su famoso modelo Black Bay. En 2015 Tudor Pelagos recibió el premio «Sports Watch», mientras que 2016 el Black Bay Bronze y en 2017 Black Bay Chrono recibieron el “Petite Aiguille”. En esta nueva edición ha sido recompensado con el premio «Challenge» al Black Bay P01.

El modelo Black Bay de Tudor ha cosechado numerosos galardones desde hace años

El nuevo Tudor Black Bay está inspirado en los prototipos desarrollados por la casa suiza desde los años 60

Este nuevo Black Bay es un reloj basado en un prototipo desarrollado para la Marina de los Estados Unidos de América a finales de los 60 que necesitaba cumplir con unas estrictas especificaciones del gobierno estadounidense, pero el proyecto conocido como “Comando” quedó suspendido hasta que en este año 2019 han presentado el Tudor Black Bay Prototipo 01 o P01. Un reloj inspirado en los prototipos desarrollados como parte de aquel proyecto, que se guardaron en los archivos de Tudor, su estética única ha cobrado vida y se ha conseguido producir 50 años después.

Un reloj con un diseño único equipado con un calibre MT5612, certificado por el COSC, que cuenta con una reserva de marcha de 70 horas y una espiral de silicio para un mejor comportamiento antimagnético. Pero lo que realmente llama la atención es el bisel giratorio bidireccional graduado durante 12 horas y el sistema de bloqueo con una cubierta de manija móvil única y patentada.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies