Gastro

Mazapán y rosas, los sabores renacentistas conquistan la Navidad

La Pastelería Ascaso se inspira en el cuadro 'Retrato de una infanta, Catalina de Aragón' de Juan de Flandes para su última creación, un pastel con sabores renacentistas.

La Navidad es sinónimo de villancicos, de familia, de regalos, pero también de dulces. En las mesas no faltan los típicos polvorones, turrones, mazapanes o el tradicional y esperadísimo roscón de Reyes. Pero… como «una vez al año, no hace daño», los golosos y no tan golosos también aprovechan estas fechas para probar nuevos postres cargados de originalidad. Creaciones con historia y mucho sabor que, si además están firmados por profesionales como la Pastelería Ascaso, serán un auténtico éxito.

La pastelería oscense ha trasladado su obrador a la época renacentista y ha sumado sinergias con el Museo Thyssen Bornemisza hasta crear un postre nuevo inspirado en uno de los cuadros de la Colección Thyssen de Madrid. Se trata del ‘Retrato de una infanta, Catalina de Aragón’ de Juan de Flandes, que se transforma estas fechas en una corona de mazapán y agua de rosas.

Sura y Vicente Ascaso en el Museo Thyssen presentando el postre Corona Catalina de Aragón, inspirado en la obra ‘Retrato de una infanta, Catalina de Aragón’ del pintor Juan de Flandes.

Vuelta al pasado

Bautizada como ‘Corona Catalina de Aragón’, la creación es el resultado de un duro trabajo de investigación histórica y gastronómica, cuyo objetivo ha sido «reflejar a través de sus bocados los gustos de la época». Tras consultar obras como el libro de cocina de Ruperto Nola (1470-1520), los profesionales de la Pastelería Ascaso cuyo trabajo ha sido coordinado por el experto en historia de la gastronomía, José María Pisa, han dado con un postre que también «transmite los valores de la infanta».

El postre Corona Catalina de Aragón es un dulce de forma circular con base de mazapán y agua de rosas, combinado con toques de azafrán, yema, jengibre y pasta de frutas de pera

Elegante y sabroso

El resultado es un dulce de forma circular, hecho de mazapán y agua de rosas, combinado con sabores muy valorados por los comensales de la época como el azafrán, la yema, el jengibre y la pasta de fruta de pera. «Es un postre que destaca por su elegancia en el plato y la combinación de texturas, producto de la superposición de capas. Esos sabores se entremezclan y adquieren matices en boca», indica Saura Ascaso, responsable de desarrollo de negocio de la Pastelería.

En cuanto a su presentación, viene en una caja de latón con la imagen de la infanta Catalina en la tapa y su lateral plagado de rosas, unas flores incluidos en el cuadro original y por lo tanto, protagonistas de la historia del postre. Éste es uno de los 25 platos incluidos en el libro ‘El Thyssen en el plato’, que recoge las recetas elaboradas por chefs y cocineros de reconocido prestigio tomando como inspiración diversos cuadros del museo madrileño.

Esta deliciosa corona forma parte del libro de recetas ‘El Thyssen en el plato’ y estará disponible en la tienda del museo madrileño, junto a las tabletas de chocolate y turrones de la Pastelería Ascaso (Foto: @Unsereno Twitter)

Apuesta por la innovación gastronómica

La Pastelería Ascaso renueva de esta manera su apuesta por la innovación y la investigación de fórmulas novedosas que ayuden a mejorar recetas tradicionales. Algo fundamental desde su nacimiento en Huesca hace 129 años y que la han convertido en un referente de la gastronomía española. Además de su conocidísimo Pastel Ruso, son famosas para estas fechas sus tabletas de chocolate y sus turrones duro y blando.

*Foto principal: @evaesereno Twitter.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies