De cerca...

CAYETANA GUILLÉN: «Me gusta hacer las cosas a mi manera»

Amalia Enríquez. 06/12/2019

Nació con los genes artísticos en vena y, con lo años, consiguió hacerse un hueco en la interpretación por méritos propios. En un programa de televisión demostró su habilidad en la cocina y el apego a los fogones ha conseguido que, junto a su madre, protagonice una aventura culinaria de cara a las fiestas navideñas…

The Luxonomist: ¿Es fácil pillarte “con las manos en la masa”?
Cayetana Guillén Cuervo: Pues sí, es fácil pillarme con las manos en la masa porque me gusta cocinar, especialmente cocina tradicional. Por eso me hace ilusión anunciar que el próximo 10 de diciembre seré, junto a mi madre, anfitriona de una Experiencia entre fogones en Airbnb, durante la que compartiremos algunas recetas familiares para luego prepararlas y, por supuesto, degustarlas. ¡Nunca había sido tan fácil pillarme “con las manos en la masa”!

TL: ¿Ese plato que se te resiste?
CGC: No lo tengo claro ya que, al ponerte con ello, al final los platos acaban saliendo. Es una cuestión de perseverancia. ¡Te aseguro que los platos que prepararemos durante nuestra Experiencia entre fogones en Airbnb no se me resisten! (risas)

TL: ¿Y ese con el que te harán la ola sin remedio?
CGC: Un plato que me sale muy bien es el arroz con alcachofas y gambones. También el solomillo Wellington y la tarta de queso. Pero todo se puede mejorar, por eso animo a todos los “cocinillas” a enviar una solicitud para formar parte del viaje gastronómico, en la Universidad de la Ciencia Gastronómica en Italia, organizado por Airbnb. ¡Una oportunidad única para aprender de la mano de expertos internacionales!

TL: ¿Virtudes de una buena anfitriona?
CGC: Estar siempre de buen humor, pase lo que pase, porque si hay un poco de estrés porque tienes muchos invitados o algo sale mal y tú tienes mala cara, eso se transmite y se contagia.

TL: ¿Qué te da la interpretación que no has encontrado en ninguna otra actividad de la vida?
CGC: De todas las cosas que hago, la interpretación es lo que me hace más feliz. Quizás porque en la interpretación se rozan lugares íntimos y de creatividad y se trasciende la realidad. Eso no te lo dan otras actividades.

«Soy muy independiente y eso se refleja en mi forma de hacer las cosas» (Foto: Omar Ayyashi)

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
CGC: Con los sentimientos de por medio es difícil ser imparcial de verdad. Yo sin duda no sé hacerlo.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós?
CGC: Depende de qué tipo de despedida sea pero siempre con cariño, con afecto y de una manera cálida.

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
CGC: En muchas ocasiones. Cada día lo siento así por mucha gente y muchas actitudes. Me gusta la buena gente, la gente humilde y la gente amable y soy afortunada de encontrarme gente así muy a menudo.

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
CGC: Organizar una cena, por ejemplo. Mientras cocino también me gusta ordenar las cosas a mi ritmo y a mi manera. En general no me gusta tener a alguien “comiéndome la oreja” y diciendo cómo tengo que hacer las cosas. A no ser que pida ayuda, claro, que la pido muy a menudo. Pero en general me gusta hacerlo según mi punto de vista. Soy muy independiente y eso se refleja en mi forma de hacer las cosas.

TL: ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?
CGC: Creo que se me da bien comunicar en todos los aspectos: encima del escenario, delante de una cámara, sobre un folio en blanco o con una conversación privada.

«Marca España es todo lo que tiene que ver con la cultura» 

TL: Si pudieras ser otra persona o cosa, ¿por qué /quién optarías?
CGC: Si pudiera ser otra persona… pues no lo sé. En ‘El ministerio del tiempo’ he aprendido que es muy arriesgado cambiar las cosas y que nunca sabes si acertarás en el devenir, así que hay que dejar la vida fluir como es. Cambiarme por otra persona sería muy arriesgado.

TL: ¿Qué ha sido lo que realmente ha marcado tu vida?
CGC: Sin duda alguna, que mis padres fueran actores. Esto ha determinado mi destino claramente.

TL: ¿Qué pone en tu estado de WhatsApp?
CGC: En mi estado de WhatsApp pone “Agradecida”.

TL: ¿A quién meterías en una máquina del tiempo?
CGC: Yo misma me metería en una máquina del tiempo, sin duda, para poder rebobinar de vez en cuando y poder pararlo en determinados momentos.

TL: ¿A qué eres inmune?
CGC: Pues no soy inmune a nada, todo me afecta, en mayor o menor medida. No me siento inmune a nada, de hecho soy una persona bastante vulnerable.

«La interpretación es lo que me hace más feliz»

TL: ¿El insulto hace callo?
CGC: El insulto te puede robar muchas cosas. Lo dice una canción de La Casa Azul: “Puedes destrozar los tímpanos, el corazón y la bondad».

TL: ¿Marca España es…?
CGC: Marca España es todo lo que tiene que ver con la cultura. Marca España son nuestros grandes deportistas, nuestros grandes actores, nuestros grandes directores, nuestros escritores, nuestra comida… pero sobre todo la cultura es Marca España.

TL: ¿Qué no falta nunca en tu maleta?
CGC: Un libro, un vaquero, una camisa blanca… y un secador de pelo (risas).

TL: ¿La suerte es más definitoria que el talento?
CGC: Aun presuponiendo el talento, hace falta suerte, sin duda ninguna. O al menos hace falta no tener mala suerte.

TL: ¿A qué te suena la vida?
CGC: La vida me suena a la actitud que tengas ante las cosas. Eso es lo que diferencia a unos seres humanos de otros.

TL: ¿La belleza da poder?
CGC: La belleza sí da poder, sin duda es un valor muy reconocido en nuestra sociedad y muy valorado.

«Me entrego mucho en general y no me gusta que la gente dé las cosas por hecho» 

TL: ¿El dolor más intenso?
CGC: La pérdida de un ser querido, sin duda alguna.

TL: ¿Ser elegante es…?
CGC: Ser elegante es “menos es más”. Ser elegante es ponerte en el lugar del otro. Ser elegante es muchas cosas, pero es pensar en el otro, en los demás y sus sentimientos. De esa manera tu sensibilidad lo bañará todo y serás una persona elegante en todas las actitudes.

TL: ¿Qué te hace perder la templanza?
CGC: El abuso de confianza. Me entrego mucho en general y no me gusta que la gente dé las cosas por hecho. Sobre todo, me hace “multiplicar por cero”. Aunque en general me enfado poco y pierdo la templanza poco.

TL: ¿Con quién compartirías la cena de tus sueños?
CGC: Con mi chico, ¿con quién la iba a compartir sino con él?

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
CGC: Me duelen las críticas en general porque creo que no son necesarias. No hay que cuestionar al otro ni buscar lo negativo. En todo se puede encontrar algo positivo. Quien hace una crítica negativa la hace para desestabilizarte y quitarte tu centro. Eso no es bueno, no me gusta la gente que cuestiona y critica.

TL: ¿La pregunta que no te he hecho y te habría gustado?
CGC: Creo que me has hecho bastantes preguntas, no echo de menos ninguna (risas).  Me gusta mucho hablar, pero no me gusta hablar de mí, así que no echo de menos ninguna pregunta.

*Foto principal: Omar Ayyashi

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies