Economía

Bed Bath & Beyond en serios problemas de liquidez

Los grandes almacenes especializados en menaje del hogar Bed Bath & Beyond venden inmuebles in extremis.

Bed Bath & Beyond comienza el año como terminó el 2019, en crisis. Aunque es verdad que con algo más de tesorería para hacer frente al desplome de las ventas desde hace años. BBB, como son conocidos los grandes almacenes en todo Estados Unidos, ha vendido inmuebles y edificios por valor de 250 millones de dólares netos. Se trata de la primera buena noticia que recibe la compañía en muchos meses y lo que podría ser el primer paso para una reestructuración muy profunda.

En la Gran Manzana, BBB era uno de esos establecimientos imprescindibles. Alquilar un apartamento y pasarse por BBB es un «must». Desde la ropa de cama hasta la primera vajilla, la aspiradora y la cafetera…. todo se metía en bolsas gigantes en las que también cabían el primer albornoz, las sábanas o las toallas. Vaya, toda una institución. Desde hace años la transformación de los hábitos de consumo, sobre todo en las grandes ciudades, ha disminuido las ventas de la firma, que han caído irremediablemente en picado. Con la venta de los inmuebles, los gestores esperan poner la primera piedra para un plan de reestructuración que salve a la empresa y cientos de puestos de trabajo.

Las propiedades vendidas representan alrededor de 2,1 millones de pies cuadrados de espacio, incluidas tiendas minoristas, instalaciones de distribución y oficinas, según el comunicado oficial de la compañía. El acuerdo se ha cerrado con Oak Street Real Estate Capital.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bed Bath & Beyond (@bedbathandbeyond) el

Cambio de modelo

Bed Bath & Beyond ha luchado contra la competencia, sobre todo de la venta online. En las grandes ciudades americanas se da la paradoja de que los ciudadanos están dejando de ir de compras. Tal cual. La moda que comenzó durante la crisis (en gran parte para que aquellos que aún tenían poder de compra no fueran vistos) es ya un hecho indiscutible. Lo normal es llegar a cualquier edificio de la ciudad y ver cómo los portales están abarrotados de paquetes.

A la compra por Internet se le ha unido la proliferación de los «malls de descuentos»,  grandes superficies especializadas en venta de productos de segunda mano o descabalgados a precios mucho más competitivos. BBB tiene que reinventarse, como todo el sector minorista, y no sabe cómo hacerlo. Es más fácil, cómodo y rápido comprar por Amazon que en su web. Y aquí llegan tarde.

El mes pasado, seis altos ejecutivos dejaron la compañía como parte de una reestructuración del nuevo director ejecutivo Mark Tritton. La compañía ha anunciado también que estaba revisando su cartera de bienes raíces y que los ingresos podrían usarse para reducir su deuda y recomprar acciones. El pasado 31 de enero, por quinto año consecutivo, BBB cerraba el ejercicio en pérdidas en la bolsa de Nueva York. El último tuit en redes sociales de los grandes almacenes fue el 26 de diciembre, día en el que comienzan las rebajas en Estados Unidos.

*Foto principal: @zoutonsus Twitter.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies