Economía

Los préstamos rápidos se convierten en una salida para las familias ante la crisis del Covid-19

Las familias optan por pedir un minicrédito que les permita cubrir un gasto o crisis puntual gracias a la extrema rapidez con la que se conceden.

The Luxonomist. 08/05/2020

Los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19 se han empezando a hacer palpables desde hace unas semanas. El incremento de las listas del paro, el cierre de empresas y los ERTES son realidades en España que están mermando la capacidad adquisitiva de las familias. Además, hay muchas personas que antes de la pandemia estaban en una situación laboral precaria, sin contrato de trabajo y cobrando en negro. Gente que ahora están teniendo problemas para poder llegar a fin de mes.

Estas personas, además, no encuentran una solución en las medidas que el Gobierno ha adoptado para paliar la crisis. Ante una situación en la que las entidades financieras no les conceden ningún tipo de crédito o préstamos, durante los primeros 50 días desde la declaración del Estado de Alarma se ha confirmado que una tendencia es solicitar préstamos rápidos a través de empresas especializadas en este tipo de créditos.

La crisis del coronavirus ha dejado los ingresos de muchas familias a cero,
creando problemas a la hora de llegar a fin de mes

La población recurre a empresas de crédito

El motivo es muy sencillo: rapidez en la concesión y pocos requisitos a la hora de concederlos. Al contrario de lo que sucede con las entidades financieras tradicionales, estas empresas se han convertido en una bolsa de oxígeno para miles de familias y particulares que no encontraban un salvavidas para afrontar un periodo incierto en el que los ingresos económicos se han reducido a cero o prácticamente cero.

Los puntos fuertes de acudir a estas empresas que operan de forma completamente online son varios. Por un lado, como hemos dicho, son las facilidades que dan a sus clientes a la hora de pedir los minicréditos, ya que requieren menos documentación, menos papeleos y no establecen un mínimo de cantidad económica a solicitar.

Pedir un préstamo a empresas de crédito es una forma de conseguir dinero rápido.
Además es un proceso sencillo y sin mucho papeleo

Facilidades a la hora de solicitar un préstamo

En cuanto a los requisitos necesarios, cada empresa tiene sus propias políticas, pero todas ellas tienen una serie de criterios en común que hacen que se hayan erigido como una fuente de ingresos para miles de familias y profesionales. En concreto, los interesados en pedir un préstamo deben aportar el DNI para demostrar que son mayores de edad y facilitar un número de cuenta a la que ingresar el dinero. 

De hecho, son varias las entidades online de este tipo que conceden minicréditos a personas que están inscritas en una lista de morosos como ASNEF, lo que hace posible que una parte muy importante de la población pueda acceder a un dinero que de otro modo le resultaría imposible. En este sentido, los interesados pueden tener la opción de optar a créditos rápidos sin ingresos demostrables, por lo que es posible conseguir estos créditos sin nómina o pensión. Eso si, hay que demostrar que vas a poder devolver el dinero prestado a través de un extracto bancario o cualquier documento que justifique que dispones de ingresos periódicos.

Los solicitantes del préstamo solo deberán presentar un DNI, un número de
cuenta y demostrar que pueden devolver el dinero

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de pedir préstamos rápidos?

Todas estas ventajas hacen muy atractivo el solicitar créditos rápidos a través de entidades financieras que los ofertan en Internet. Sin embargo, hay que ser conscientes de que, como todo préstamo, el dinero solicitado debe ser devuelto con unos intereses añadidos, por lo que antes de cerrar un acuerdo, aunque sea de forma online, hay que tener en cuenta una serie de puntos para no tener problemas en el futuro a la hora de devolverlo.

Por ello, vamos a hacer una lista con los pasos más importantes que hay que seguir antes de solicitar préstamos rápidos online de la forma más ventajosa posible. Hay que tener en cuenta que este tipo de préstamos suelen hacer referencia a cantidades que no superan los 1.000 euros, pero no por ello debemos ser menos precavidos. Vamos con nuestras recomendaciones.

Solicitar un crédito rápido con las empresas que se publicitan en Internet
es muy sencillo. Además se hace de forma online

Pide la cantidad exacta que necesitas

Estas empresas tienen la ventaja de que no establecen una cantidad mínima a la hora de conceder un préstamo. Por ello, podemos solicitar lo que nos haga falta. Ni un euro más. De este modo, pagaremos un tipo de interés que irá relacionado con la cantidad exacta que necesitamos ahorrándonos dinero. En el caso de pedir más dinero de lo requerido terminaremos pagando más. Así que haz bien tus cuentas.

Tipo de interés y plazo de devolución

El contrato está firmarlo. Pero antes que leerlo detenidamente para no llevarnos sorpresas de última hora. Los dos aspectos en los que debemos poner el foco es el tipo de interés que vamos a pagar y el plazo de devolución. Tendremos que hacer números para cerciorarnos de que vamos a poder retornar el dinero según hemos firmado en el contrato.

Compara y vuelve a comparar

Debido hay que una gran variedad de empresas de préstamos online debido a que cada vez hay más personas que optan por esta forma de financiación hay más opciones y ofertas. Así que no te quedes con la primera empresa que encuentras. Busca varias y compara condiciones para conseguir la que mejor se adapta a tus necesidades.

Antes de solicitar el préstamo compara condiciones, piensa la cantidad exacta
que necesitas y fija un plazo de devolución real

Intereses elevados

Como hemos dicho, la concesión de estos créditos rápidos no ha dejado de crecer en los últimos años, y en plena pandemia se han disparado. Las empresas que los ofertan no han dejado de funcionar, ya que toda la gestión de estos préstamos es de forma totalmente online y sin necesidad de realizar papeleos, no siendo necesario enviar documentación alguna en muchos casos.

Por último y no por ello menos importante, debes de saber que estos préstamos rápidos son una forma de financiación que dispone de tipos de interés elevados, ya que, como norma general, cuanto más sencillo sea conseguir el dinero más tendrás que pagar por él. Al no tener que justificar ingresos al realizar la solicitud, las entidades financieras asumen mayores riesgos al conceder estos préstamos, habiendo una tasa de morosidad mayor, por lo que aplican intereses superiores que en los préstamos personales. Si comparas las diferentes opciones que tienes, podrás conseguir mejores condiciones por el dinero prestado a través de préstamos rápidos online. Con los consejos que te hemos dado, si los sigues, encontrarás la mejor opción. 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies