ACTUALIDAD

Las primeras Nike Origins de la historia, vendidas por 162.500 dólares

Bill Bowerman, uno de los fundadores de Nike, fabricó manualmente en 1961 estas Nike Origins con las que John Mays corrió entre los años 60 y 70.

Elisa Ventoso. 26/06/2020

Nike comenzó su andadura de la mano de Phil Knight y Bill Bowerman en 1964. Aunque su historia fue escribiéndose unos años antes de la mano precisamente de este último, reconocido actualmente como el corazón de la empresa y uno de los mayores innovadores de su generación en lo que respecta al ingenio y el diseño del calzado. Obsesionado con el peso y el rendimiento sobre la pista, Bowerman fabricaba zapatos para sus corredores de la Universidad de Oregón desde cero, a menudo escogiendo materias primas nunca antes utilizadas. Así confeccionó las Nike Origins que John Mays usó para los ensayos olímpicos de 1972. 

Las zapatillas conservan los cordones originales. Foto: Sotheby´s

Las Nike Origins de Mays, un par único e histórico

Se trata de unas zapatillas únicas, visiblemente estropeadas por el uso y que sin embargo han alcanzado el asombroso valor de 162.500 dólares (unos 145.000 euros) en una subasta online organizada por la casa Sotheby´s. La cifra ha superado las expectativas iniciales, que situaban la puja entre los nada desdeñables 130.000 y los 150.000 dólares. Después de hoy, estas Nike Origins pasan a ser uno de los pares más valiosos jamás ofrecidos en una puja.

Confeccionadas en 1961 (antes incluso de la fundación de Nike en 1964) fueron modificadas por el mismo Bowerman en 1974. En ese momento, su dueño las dejó de utilizar, permaneciendo en su posesión hasta hoy. Estas zapatillas son un ejemplo de innovación en cuanto a calzado deportivo se refiere y el primer par manufacturado por Bowerman que aparece en una subasta.

Una carta manuscrita

El lote subastado por Sotheby´s incluye las zapatillas y una carta del diseñador escrita el 19 de marzo de 1961 pidiéndole a John Mays que las pruebe después de haber incluido en ellas los waffles de la suela derecha y un refuerzo en la parte posterior. «John: Este es el intervalo correcto para ver el desgaste del talón que estamos probando. ¿Puedes escribir en esta hoja el kilometraje aproximado que vas a hacer en pista? Llámame y dime cuál es la situación».

Con estas palabras Bowerman instaba a Mays a entrenar con las zapatillas para ver su rendimiento antes y después de las últimas mejoras.

El nombre de Mays se aprecia escrito en el talón. Foto: Sotheby´s

Unas Nike Origins inspiradoras

Bowerman sentía la gran necesidad de innovar y el zapato derecho es un ejemplo de ello. Pensaba que podría ser más efectivo para Mays, así que incorporó en él una suela de waffle para ver la diferencia de desgaste con la parte izquierda del par. Los gofres, esa suela acolchada que más tarde se incluiría en todos los modelos de calzado deportivo, representan un momento importante en la historia.

En conjunto, el par es a todas luces un prototipo, un ensayo que Bowerman fue perfeccionando con el paso de los años. Entre sus particularidades es que no estaban cosidas, sino pegadas con cola amarillenta perceptible por todas partes. Los cordones son los originales, que Bowerman introdujo manualmente en los 14 agujeros creados por sí mismo. En los talones se aprecia el nombre de Mays escrito a mano por el mismo Bowerman.

La última modificación fue la inserción de waffles y el refuerzo en la suela derecha. Foto: Sotheby´s

Un par histórico

La subasta de estas Nike Origins y la nota manuscrita ha sido creada en colaboración con Jordan Geller de ShoeZeum. Sin duda supone un hito en la venta de zapatillas deportivas con historia que sin embargo no ha superado a la venta récord alcanzada también en Sotheby´s por las Nike Air Jordan 1 autografiadas por Michael Jordan en 1985. Se vendieron por la impresionante cantidad de 560.000 dólares.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies