Edificios Singulares

El lujo de vivir en un barco en tierra firme y sin salir a navegar

La espectacular residencia Villa Mistral nos muestra cómo poder vivir en un barco sin tener que sentir el vaivén de las olas... ¿Es posible tanta belleza? Sí.

¿El lujo es un anhelo? Tal vez sí, pero… ¿importa demasiado? Creo que no. Todas las personas anhelamos una mejor vida, y esto, indefectiblemente, pasa por una mejor posición social, económica o emocional. No hay nada en este mundo que nos impida buscar las tres ramas que, en mayor o menor grado, influyen en nuestra felicidad personal y colectiva. Así pues, buscar el detalle identificador, el que te separa del resto de las personas y que, al mismo tiempo, te ancla a ellas, es un ejercicio sano y muy recomendable, siempre que sepamos interpretar nuestras necesidades.

Si eres un amante de los barcos, seguro sueñas con una vivienda como esta, una
casa en tierra, pero con el diseño y gusto de un yate de lujo

El sueño de vivir dentro de un barco de lujo

Por ejemplo, descubres un buen día que tus «necesidades» pasan por vivir dentro de un barco, pero que sea lo más estable posible, de esos que no se mueven en absoluto. Identificado el problema, pasas a buscarle una solución y, obviamente, la hayas: una residencia que te recuerde a una nave marina de lujo.

Pues bien, como somos unos cuantos millones de personas sobre la faz de la tierra, es bastante verosímil pensar que “alguien” haya tenido tu misma necesidad, así que tras un ratito delante del ordenador encuentras lo que buscas: la Villa Mistral tiene todo lo que ansías para vivir plenamente feliz entre «cuatro paredes».

Villa Mistral es una residencia que recuerda a un gran barco de lujo, tanto por su
forma como diseño

Villa Mistral, la vivienda que imita la forma de un barco de lujo

La villa ganó el pasado 2019 el premio a la mejor residencia construida de los prestigiosos World Design Awards, un galardón que luce en su pecho gracias al atrevido diseño, que se inspira en el viento que da nombre al edificio, y que se sustenta en la comparación idílica entre el hogar y un elegante crucero. También destaca la forma inclinada de las fachadas, forzando los ángulos verticales, para que se parezcan a los costados de un barco, un barco varado en el océano índico, y más concretamente, en la isla de Sentosa, Singapur.

Su aspecto y diseño le valió el premio World Desing Award en 2019

Una increíble casa de 680 m2

El arquitecto responsable fue Massimo Mercurio, del estudio italiano Mercurio Design Lab Srl, quién se apoyó en su compañera Kimberly Liu para la confección y ejecución final. En su web, que por cierto, tiene algunos diseños muy interesantes, indican que la finalización de la construcción se produjo en el año 2017, aunque he visto que en algunas páginas daban fechas muy dispares, entre 2014 y 2016. En fin, las cosas del directo que dicen los expertos en TV.

La residencia abarca una superficie de 680 metros cuadrados, posee cinco dormitorios, cinco baños y un aseo, y el resto de estancias necesarias en cualquier vivienda… ¡Incluso alguna más!

Villa Mistral cuenta con 680 m2 repartidos en cuatro plantas

Cuatro plantas, piscina, terraza y vistas a la bahía

Por supuesto, estamos de suerte, porque la increíble propiedad está en venta en estos momentos. Por la «módica» cantidad de 25,16 millones de dólares, unos 22,43 millones de euros, podremos hacernos con la maravillosa silueta de la Villa Mistral.

Si compras la vivienda serás propietario de sus cuatro plantas. Desde el sótano, donde se ubica una gran sala dedicada al entretenimiento, pasando por la planta baja, donde encontramos el comedor, la cocina, y la enorme sala de estar a la que se accede desde la puerta de entrada; hasta las dos plantas superiores con los dormitorios y una increíble terraza con vistas a la bahía.

Actualmente Villa Mistral se encuentra a la venta por 22,43 millones de euros

La vivienda se creó a partir de materiales nombre como la madera y el mármol

El señor Mercurio implantó un diseño interior basado en el mismo concepto que el exterior, realizando lo que él llama una «solución completa», e incorporando la filosofía Feng Shui, parece que por petición expresa del cliente.

Para conseguirlo armonizó el viento y el agua gradualmente entre el exterior y el interior, con la utilización de materiales nobles, como la madera y el mármol, y la ejecución de suaves aristas en los paramentos.

En la creación de la vivienda se emplearon materiales nobles como la madera
y el mármol, y se configuró siguiendo la filosofía Feng Shui

Este barco-vivienda se levanta sobre un dique artificial

El fascinante conjunto de dos edificios se ubica en un pedazo de mar «robado», un dique artificial en el que han ejecutado una urbanización de megalujo. Sus impactantes fachadas inclinadas han tenido que ser todo un desafío constructivo para la empresa ejecutora, sobre todo para implantar los enormes ventanales que circundan el inmueble, y cuyas aristas curvas continúan en las esquinas. Sin duda un gran reto que tiene recompensa.

El color blanco vento que está presente en toda la vivienda recuerda y evoca
a los grandes cruceros de lujo

La elección del blanco vento, un color con trazas metálicas, en el exterior, en las formas inclinadas, en babor y estribor, en las enormes ventanas, y en la madera exterior, contribuyen de forma definitiva a la similitud con un yate de lujo. Sin embargo, no hay nada que contribuya más a esta idea que la fantástica piscina que encontramos debajo de la enorme terraza. Es un elemento vital en cualquier casa de lujo que se precie, y al que se accede por una sala de estar con grandes carpinterías, libres de paredes, con pavimento de madera exterior, y unos sofás de cuero para las mejores celebraciones.

La fachada inclinada de la vivienda fue uno de los grandes retos constructivos
de sus creadores

Mármol travertino, un detalle que marca la diferencia

Un formidable muro de mármol travertino interrumpe la vista de la escalera, que sirve como medio de comunicación entre plantas. Una escalera de madera que deja hueco para unas tímidas tiras led´s, que permiten su uso seguro en la más oscura de las situaciones.

El mármol travertino es el nexo común entre lo vertical y lo horizontal dentro del edificio. Se trata de un material resolutivo, duradero y eminentemente orgánico, gracias a sus «aguas» interiores, unas vetas de distintas graduaciones que hacen imposible la repetición de patrones.

El mármol travertino es uno de los detalles más especiales que encontramos
en la Villa Mistral

Un canal de agua que atraviesa la vivienda

Desde el porche de entrada, sustentado por dos poderosas columnas circulares, se puede vislumbrar un canal de agua que termina en la piscina trasera y que, además, se introduce dentro de la vivienda a los lados de la puerta principal. Este canal aporta un método natural de graduar la temperatura interior, un detalle muy feng shui, como las aportaciones en forma de falsos techos de madera, los objetos decorativos de acero inoxidable o las singulares cortinas rojizas.

Por mi parte, me quedo con las dos sinuosas cubiertas fenólicas, confeccionadas con tableros de dos tonalidades en formas curvas y rectilíneas, una delicatesen digna de elogio.

Una de las joyas de Villa Mistral es la piscina trasera que se introduce en la
vivienda a los lados de la puerta principal

Esta residencia demuestra que lo que quieras conseguir, lo podrás lograr, y que lo que no puedas conseguir, lo podrás soñar. Porque soñar, no lo olvidemos, es parte del camino para lograr lo que quieres conseguir.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies