Ocho consejos para evitar quemarte el pelo cuando uses el secador

Usar un secador de pelo no implica quemarse el cabello. Sigue estas recomendaciones y podrás secarte el pelo sin peligro y dejándolo igual de brillante y sano que siempre.

The Luxonomist. 01/07/2020

El exceso de calor es uno de los grandes enemigos de nuestro cabello, por eso hoy queremos ofrecerte una serie de consejos para que puedas usar tu secador sin quemarte el pelo. Es importante que tomes nota de estos trucos para no causarle daños a tu melena y evitar que pierda el buen aspecto que debería tener. Hemos hecho este listado consultando esta guía de compra de secadores de pelo

Debes pensar bien cuál es el secador que mejor le va a tu tipo de pelo

Usa el tipo de secador que más conviene a tu cabello

Si hemos mencionado la guía que hemos consultado para elaborar este listado de consejos es precisamente por la importancia que tiene el tipo de secador que vamos a emplear para nuestro pelo. Así pues, según el tipo de cabello que tengas, te convendrá más un tipo de secador u otro. 

En el caso del cabello rizado, es mucho más recomendable emplear un secador de baja temperatura y no demasiada potencia. Este tipo de pelo es más delicado que el liso en general. Sin embargo, podemos decir que las mismas indicaciones valen también para el cabello fino.

Con un secador que no cuente con demasiada potencia y temperatura evitaremos, de forma preventiva, quemar nuestro pelo. En Internet puedes encontrar algunos consejos para usar el secador.

Si tienes el pelo rizado debes usar un secador con poca potencia. Lo mismo
si tienes el pelo muy fino

Haz movimientos constantes y no concentrados en un punto

A la hora de secar tu cabello, es importante que no te centres únicamente en un único punto. De esta forma lo que consigues es recalentar excesivamente la zona y dañar las fibras de tu pelo. Lo ideal ir haciendo movimientos constantes a lo largo de toda la superficie del pelo y, con ello, evitar que se produzca la quemadura.

Este consejo vale también para quienes tienen un cabello grueso y tupido. Lo que hay que hacer es esparcir el calor a lo largo de toda la superficie del cabello. En el caso de que tengas un cabello fino, lo que debes mantener baja la potencia del aire para evitar que tu cabello se enrede.

No centres el calor del secador en un punto, ve haciendo movimientos
y secando todo el pelo

Evita siempre la máxima temperatura

Otro consejo que debes tener muy en cuenta está relacionado con la temperatura. Nunca emplees la temperatura máxima del secador. Para conocer cuál es la temperatura adecuada, basta que pases el chorro de aire caliente del secador por tu mano. Si la sensación es agradable, entonces es una temperatura adecuada. 

Mantén una distancia adecuada entre el cabello y el secador

Un punto esencial que debemos tener en cuenta a la hora de manejar el secador es la distancia a la que debemos mantenerlo. Siempre hay que procurar que esté a una distancia de al menos veinte centímetros. Con ello evitaremos que se produzca un exceso de concentración del calor en cualquier punto de nuestro pelo.

No debes poner el secador muy pegado a la raíz, mantén una distancia de
unos 20 centímetros, de lo contrario podrás quemarte

Si tienes prisa, sube la potencia, no la temperatura

Son muchas las personas que tienen prisa por la mañana. Debido a esto, terminan incrementando la temperatura de su secador pensando que se secará antes. Si bien esto es cierto, también es cierto que resulta muy dañino para nuestro cabello. Lo adecuado en estos casos es aumentar la potencia, no la temperatura.

De cualquier manera, nunca es recomendable secar el pelo con secador inmediatamente después de lavarlo. Se deben esperar al menos quince minutos y secarlo después de haber retirado previamente la humedad con una toalla. Con eso la operación se hará más fácil y reducimos el tiempo por el que debemos emplear el secador. 

Nunca te seques el pelo nada más salir de la ducha, deje que la toalla empape
la humedad y después sécalo con cuidado

Usa boquilla si quieres concentrar el aire en un punto

En lugar de enfocarnos con la temperatura alta en un punto para secarlo, es recomendable en usar una boquilla con la que podemos dirigir la intensidad del chorro hacia un mechón de pelo en concreto. 

Seca desde la raíz hasta la punta

Otra de las técnicas esenciales que debes seguir para evitar quemar tu cabello con el secador es secar cada mechón por separado y hacerlo desde la raíz hasta la punta. Así evitarás que se queme y, de paso, conseguirás que tenga un aspecto mucho más brillante y sano.

La mejor forma de secar el pelo es coger cada mechón y pasar el secador
desde la raíz hasta la punta

Emplea productos protectores contra el calor

Uno de los elementos esenciales que no pueden faltarnos a la hora de secar nuestro cabello con secador son los protectores. Estos se aplican en forma de spray y servirán para dar cobertura contra el calor a nuestro cabello. Con ello, estamos previniendo el daño que podamos ocasionarle al secarlo

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies