Economía

Las grandes fortunas cambian de región y de costumbres

El número de ricos y el patrimonio de las grandes fortunas creció cerca del 9 % el año pasado en medio de un clima de incertidumbre según la consultora Capgemini.

Juan Cabal. 10/07/2020

El número de ricos en todo el mundo creció el año pasado, especialmente en Europa y América del Norte. Por primera vez desde 2012, la región de Asia Pacífico no lidera este peculiar listado elaborado por Capgemini. El informe World Wealth Report 2020 realizado por la consultora refleja que la mayoría de los nuevos millonarios (el 39 %) tenía su residencia el año pasado en algún país de América del Norte.

Las cifras europeas superaron a las de Asia Pacífico y Latinoamérica, con un crecimiento del número de grandes fortunas y de su riqueza de casi el 9 %. A pesar de una sólida evolución del mercado en diferentes países asiáticos, incluidos Hong Kong, China y Taiwán, la región de Asia Pacífico creció en general un 8 % en 2019. Se sitúa por detrás de la tasa media mundial del 9 % de crecimiento de grandes fortunas.

Las grandes fortunas han crecido sobre todo en América del Norte y Europa (Foto: Unsplash)

España tiene 235.000 grandes fortunas

La situación de las grandes fortunas en España el año pasado también fue positiva. Se ha experimentado un incremento del 5 % en el número de grandes fortunas con respecto a las cifras de 2018. En cifras absolutas, España contó a cierre de 2019 con 235.000 titulares de grandes fortunas, cuando en 2018 se contabilizaron 224.000.

La posición en el ranking mundial no ha variado a pesar de este incremento. España sigue en el puesto número 14 en comparación con el resto de países incluidos en el informe. Por delante de España, en el número 13 y con 243.000 millonarios se sitúa Corea del Sur. Mientras que en el número 15 se posiciona la Federación Rusa con 215.000 millonarios.

La crisis del coronavirus ha cambiado las decisiones de inversión de muchos millonarios (Foto: Unsplash)

Tras el Covid-19, los ricos cambian sus inversiones

De acuerdo con la información facilitada por la World Federation of Exchanges, las consecuencias de la crisis sanitaria derivada del coronavirus ha hecho desaparecer más de 18 billones de dólares de los mercados mundiales. Algo que se acentuó durante los meses de febrero y marzo de 2020, antes de una ligera recuperación observada en abril. Los analistas de Capgemini, según se detalla en este informe, previeron una caída de entre el 6 % y el 8 % de la riqueza mundial hasta finales de abril de 2020 (con respecto a diciembre de 2019). Y también han cambiado las prioridades en la inversión: en la era pospandemia están ganando relevancia las inversiones sostenibles que siguen criterios medioambientales y sociales.

“En este marco de extraordinaria incertidumbre, los gestores y las firmas de gestión de patrimonios se encuentran navegando por aguas desconocidas”, ha comentado Anirban Bose, CEO del área de Servicios Financieros de Capgemini y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo. Se abre una época en la que las nuevas tecnologías y el tratamiento de los datos podría abrir nuevas oportunidades de inversión, como recalca Anirban Bose: «Esta época impredecible puede también brindar a las firmas la oportunidad de replantearse y reinventar su negocio y su modelo operativo, para ser más ágiles y más resilientes».

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies