Decoración

La compra de muebles crece a raíz de la pandemia

Las familias buscan mejorar sus hogares comprando muebles nuevos para garantizar una mayor comodidad.

The Luxonomist. 30/10/2020

La pandemia del coronavirus ha cambiado muchísimas cosas en todo el mundo. El confinamiento que todos pasamos nos hizo invertir más horas que nunca en navegar por Internet. Esto provocó que las ventas en redes se dispararan y que muchos aprendieran cosas nuevas o encontraran nuevos hobbies. Pero si algo dejaron claras esas semanas en casa es que había que renovar los muebles. Pasando más tiempo que nunca en el hogar, la necesidad de mejorar la comodidad o incluso, de hacer que toda la casa sea un mayor remanso de paz, se disparó.

Durante la pandemia aumentaron las búsquedas de muebles a través de Internet

Es hora de cambiar los muebles de casa

Es lógico. Tantas horas sin poder salir, sin poder salir a trabajar, teniendo en la ventana o en el balcón el único contacto con el exterior… Más allá de las visitas al supermercado para comprar comida, el tiempo en casa hizo que se vieran con mayor facilidad esas pequeñas cosas que fallaban en la casa.

Esas literas que chirriaban y que se podrían cambiar por una buena cama nido. Ese mueble que tiene tantos años y que prácticamente se cae a pedazos. Muchas familias se han dado cuenta este año de todo esto y les ha llevado a dar un paso decisivo: renovar su mobiliario.

Se han incrementado las ventas de plantas de interior por esos amantes de la jardinería que querían dar otro aire a sus habitaciones. Al mismo tiempo, han aumentado también las ventas en el sector del mobiliario, a un ritmo casi parejo al del boom del e-commerce. Nos hemos dado cuenta de que nuestro hogar necesitaba una mayor inversión.

El confinamiento ha hecho que nos demos cuenta de que necesitamos cambiar los
muebles de nuestra casa

¿Por qué invertir tanto en muebles?

Ya hemos dicho antes que era un fenómeno lógico, pero hay quienes pueden pensar todavía que no había una razón de peso para dar este paso. La realidad es que, pasando tantas horas en casa, es mucho más fácil caer en la cuenta de que había que renovar cosas.

Ya no es solo por eso, también por el miedo que hay con respecto al exterior. Las visitas a bares o restaurantes, las copas en las terrazas. Todo eso se está cortando en seco con horarios muy estrictos y recortes también en el máximo de personas que pueden reunirse. Debido a esto, las reuniones en hogares están siendo más frecuentes.

Debido a las restricciones vamos a pasar más tiempo en casa y por ello necesitamos
invertir en nuevos y mejores muebles

La casa se convierte en un lugar de ocio y descanso

Las personas quieren invertir más en sus casas porque van a pasar más tiempo en ellas. Y, ya puestos, qué mejor forma de invertir el dinero que en cosas que sirvan para ganar en calidad de vida dentro de este nuevo contexto. Ya hay muchas complicaciones en el exterior, hay que buscar la forma de ganar facilidades en el interior.

De ahí que se hayan renovado salones enteros, que se hayan comprado nuevos sillones más cómodos, sofás más grandes y reclinables, hasta escritorios de mayor calidad. Todo lo posible por hacer que la estancia en casa sea mucho más cómoda y que se pueda disfrutar al máximo del tiempo que se pase en el hogar.

Sea en solitario, o para habilitarlo todo de forma que se pueda disfrutar también de las mejores condiciones al haber una reunión con amigos o familiares. No es de extrañar que se esté gastando más dinero en renovar la casa, porque ahora se está convirtiendo en el sitio en el que se hace más vida, en el que se pasan más horas a diario.

Nuestra casa va a ser el lugar de reunión con amigos, lo que nos anima a renovar
los muebles que están viejos o no nos gustan

Las terrazas y jardines, también en el punto de mira

Aunque no es algo directamente ligado al sector mobiliario, sí que es otro ámbito relacionado con el hogar que ha crecido exponencialmente a raíz del confinamiento por la pandemia. Los patios, terrazas y jardines también han entrado en el punto de mira de las personas en este 2020.

Compras en césped artificial, preparar los jardines con asientos, colchones, o hasta hamacas para poder relajarse un poco en contacto con la naturaleza en esos rincones verdes. Toldos para las terrazas, sillas más cómodas, mesas para poder tomar algo notando la brisa del aire…

Las terrazas y jardines se han convertido en nuestro refugio, por ello ahora
invertimos más dinero en renovarlos y mejorarlos

Todo eso también ha visto un enorme incremento en ventas porque está directamente ligado a este nuevo estilo de vida que nos está tocando vivir. Se está invirtiendo más dinero en un terreno distinto a lo habitual porque la situación es muy distinta a la habitual. Queremos disfrutar de la mayor calidad de vida posible, y eso nos lleva al hogar.

De hecho, todo esto ha hecho que muchas personas se den cuenta también de que mucho mobiliario que tenían no era necesario, llegando a tirar todo aquello que no les interesaba realmente. Es un curioso cambio, pero también esperable. El año que estamos pasando es uno que quedará para el recuerdo por sacudir al mundo entero.

Y seguirá presente en la nueva normalidad que nos tocará vivir. Una en la que las casas se habrán renovado por dentro y por fuera para poder disfrutar de ellas muchísimo más.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies