Edificios Singulares

Así es por dentro Bucklebury Manor, la mansión familiar de los padres de Kate Middleton

Los padres de Kate Middleton compraron Bucklebury Manor en 2012, después de que su hija se casara con el príncipe Guillermo.

Foto: Gtres

Desde que su hija se casara con el heredero al trono de Inglaterra, la vida de Carole y Michael Middleton cambió por completo. Pasaron de ser unos simples ciudadanos británicos a convertirse en el objetivo de los fotógrafos. Por ello, la familia decidió en 2012 trasladarse a una residencia más privada donde poder escapar de la mirada de la prensa. En concreto, se mudaron a Bucklebury Manor, una lujosa e histórica residencia en la que el pequeño George pasó sus primeros días de vida y donde Pippa Middleton le dio el «sí quiero» a su marido, James Matthews.

Carole y Michael Middleton compraron Bucklebury Manor en 2012, tras el matrimonio
de Kate Middleton y el prínsipe Guillermo (Foto: @royalstylewatch Instagram)

Bucklebury Manor, la histórica residencia los padres de Kate Middleton

Hasta ahora era muy poco lo que se conocía de la casa de los Middleton. Apenas habíamos visto su jardín o alguna de las salas gracias a las redes sociales de James Middleton, el hermano de Kate. Sin embargo, una publicación de una cuenta de Instagram fan de la duquesa de Cambridge nos ha abierto las puertas del interior de Bucklebury Manor, desvelándonos algunos de sus secretos.

La mansión de estilo georgiano fue construida en 1830 y se encuentra en la lista de edificios catalogados como Grado II del Reino Unido. Esto significa que la vivienda está considerada de interés especial, por lo que Carole y Michael Middleton no pueden demolerla, extenderla o alterarla sin un permiso especial de la autoridad de planificación local.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de 👑 Catherine elizabeth 👑 (@_duchesskatemiddleton) el

La vivienda está valorada en 4.7 millones de libras

Se encuentra en el pueblo de Bucklebury, situado en Berkshire, a tan solo 45 minutos en coche desde Londres. Está rodeado de campos verdes, caminos rurales, robledos y granjas, un ambiente muy relajado ya alejado de núcleos urbanos. La finca de los Middleton, además de la casa, cuenta con 7 hectáreas de terreno y está valorada en 4.7 millones de libras, una cantidad que triplica el precio de su anterior vivienda, situada también en el mismo condado.

La mansión tiene un total de siete dormitorios, una enorme biblioteca y varios cuartos de baño. Además, y atendiendo a las imágenes publicadas, la casa también dispone de dos salas de estar, ambas con chimenea de leña, una cocina donde la protagonista es una gran mesa de madera y sillas de colores y una especie de porche con grandes ventanales de techo a suelo que dejan entrar la luz.

Junto a la vivienda destaca el impresionante jardín que la rodea, un espacio en el que los padres de Kate Middleton habrían construido una piscina y una pista de tenis, uno de los deportes favoritos de la familia. A esto hay que sumarle las estancias extra que Carole y Michael habrían construido en 2016 para alojar al personal de servicio y seguridad que trabaja para ellos.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies