Economía

La agricultura y la ganadería online están de moda

El sector agroalimentario ha sido clave en el desarrollo de la economía española durante la pandemia de la COVID-19.

(Foto: Piqsels)

Durante la pandemia muchos han descubierto las compras «online». De hecho, los expertos aseguran que en 5 meses hemos vivido el desarrollo previsto para cinco años. Son las cosas de la pandemia, todo se acelera cuando parece que hemos regresado al siglo XIX. Cosas verdes. Pero si algo he descubierto yo ha sido al sector agroalimentario en estado puro. Esas granjas, esas explotaciones hortofrutícolas familiares locales que, en tiempo récord, se han reinventado. Agricultura en estado puro. Aparece su web con fotos del smartphone anunciando sus productos. Y el gran anuncio: «En casa en 24 horas».

Desde Navarra, Burgos, Cáceres o Murcia… «En casa en 24 horas». El queso de Quintana del Puente, el pan de Eduardo que huele a horno de leña cuando llega a casa y que elaboró con sus propias manos y la ayuda de sus sobrinas en Peral de Arlanza. Es abrir la caja y oler a masa madre de la de verdad. Los Confites, esa ideaza de Jarandilla de la Vera, que además te permite visitas…

Agricultura
La agricultura española ha sabido reaccionar ante la peor crisis que ha vivido nuestro país en décadas (Foto: Piqsels)

Un sector esencial

Recordaba yo la época de Nueva York. De obligada visita era un fin de semana en las denominadas «upstate farms», donde comprabas sacos de manzanas, las famosas calabazas – para comer y decorar- , los pimientos, los tomates… Era más que una excursión de fin de semana al campo. Era conocer el campo, apoyar la agricultura y la pequeña industria rural, hablar con los empresarios. Se ha puesto de moda eso de lo orgánico, pero además de «verde» lo  realmente importante es conocer, reconocer y apreciar. En tiempos de pandemia no se puede visitar la granja, tampoco la de los Confites (apuntado queda), pero sí pedir sus productos directamente online. Y llegan. Llegan en perfecto estado de conservación.

El sector agroalimentario se ha convertido en un sector básico durante la pandemia de la COVID-19 al desempeñar una actividad esencial para el abastecimiento de alimentos a la población. Durante los meses de confinamiento, toda la cadena alimentaria formada por agricultores, ganaderos, pescadores, cooperativas, así como por la industria alimentaria, mayoristas, comercio minorista, distribución y logística, tuvo que adaptarse rápidamente para poder garantizar el abastecimiento de alimentos a la población.

Agricultura
Los agricultores llevan el campo a la mesa a través de nuevos proyectos online nacidos en plena pandemia (Foto: Piqsels)

La importancia de las exportaciones agroalimentarias españolas

En línea con esta situación, CaixaBank Research ha publicado recientemente el Informe sectorial agroalimentario 2020 que pone de manifiesto que el sector agroalimentario es un pilar esencial de la economía española, siendo uno de los menos afectados por la crisis. El sector primario ganó peso en el conjunto de la economía española en el segundo trimestre de 2020, aportando el 3,8 % del PIB, en comparación con la contribución del 2,7 % que registró en 2019. De manera similar, la evolución de su mercado laboral ha sido relativamente favorable y ha registrado una menor destrucción de empleo, con una menor proporción de trabajadores afectados por ERTE.

El buen desempeño del sector agroalimentario durante la crisis sanitaria tiene, en parte, relación con la evolución de las exportaciones agroalimentarias durante este período. Ya que gran parte de la producción del sector, aproximadamente 50.000 millones de euros, se destina a la exportación, convirtiéndose así en la cuarta economía exportadora del sector en la Unión Europea y la séptima a nivel mundial.

Agricultura
La agricultura es vital para nuestras exportaciones (Foto: Piqsels)

Frutas, verduras y porcino han sido los grandes demandados

Durante los meses de enero a julio, las exportaciones del sector agroalimentario español se incrementaron un 4,9 % interanual. Todo en un contexto en el que el comercio internacional ha sufrido con especial dureza el impacto de la crisis.

En este sentido, productos como la carne de porcino, las frutas y algunas verduras frescas han sido los productos con mayor demanda, destacando el repunte de las exportaciones de cítricos en Europa y de carne de porcino en Asia. En cuanto a las regiones que presentan un mayor incremento de exportaciones, entre enero y julio de 2020, destacan Aragón y El País Vasco con un 33,8 % y un 13,3 % respectivamente más que el año anterior durante el mismo período.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies