Hoteles

Tesoros de la costa cantábrica para cuando volvamos a viajar

Hay miles de alojamientos que añadir a nuestra wish list de deseos viajeros para 2021 pero hoy queremos destacar dos.

Elisa Ventoso. 08/01/2021
Foto Unsplash @frankiefoto

En 2021 volveremos a viajar como lo hacíamos antes. Y quizás valoremos más aún la libertad y las posibilidades vitales que dan los nuevos destinos, los nuevos alojamientos, los nuevos lugares. Esos que nos acercan a sus gentes, a su gastronomía, a sus secretos. Esos que nos hacen crecer y ampliar nuestros portfolio de experiencias vitales. La costa cantábrica tiene infinidad de posibilidades para perderse, reconectar y cargar pilas con el rumor y el intenso azul de su mar. Hoy os hablaremos de dos casonas imponentes, especiales y responsables para desconectar o reconectar en Hondarribia y Noja.

Villa Magalean en Hondarribia

Villa Magalean en un hotel ecoturístico respetuoso con el medio ambiente

Una de sus poblaciones costeras más bonitas y encantadoras es Hondarribia, en Guipúzcoa. Un pueblo costero de colores marineros y un delicioso casco antiguo en el que el tiempo se detiene, literalmente, para que el viajero ponga su reloj a cero. Entre todas sus casonas destaca el hotel boutique Villa Magalean Hotel & Spa. Un hotel ecoturístico que sirve de amparo y regazo (de ahí su nombre en euskera) a quien lo visita ofreciéndole todas las garantías de seguridad contra el Covid.

Rodeado de naturaleza en un entorno privilegiado, este coqueto alojamiento es uno de esos deseos que añadir a nuestra lista de Año Nuevo. Además de prometer una estancia especial, Villa Magalean ayuda también a cuidar el medio ambiente. Paneles solares, limitación de uso de plásticos, gestión responsable de residuos, compromiso con productores y vida social local… todo en su gestión y funcionamiento es 100% compromiso y responsabilidad tal y como confirma su propietaria, Caroline Brousse.

Viajar en 2021 a la Casona del Carmen

Casona del Carmen

Estos son también los valores de La Casona del Carmen, en Noja, un alojamiento especial en el que las mascotas son también muy bienvenidas. Esther y Miguel dirigen esta imponente casona rodeada de jardines y a escasos minutos del centro del pueblo y varios de los mejores arenales de la zona. La playa de Trengandín, la de Ris o los arenales de Joyel y Victoria son algunos de las joyas naturales que garantizan una estancia de diez.

Y no nos referimos solo a los viajeros sino también a sus acompañantes peludos. Y es que el hotel, dividido en apartamentos individuales, está especializado en la recepción y trato de perros. De hecho acaba de obtener el Premio Travel Guau al mejor establecimiento petfriendly de 2020. Un reconocimiento que se suma a su impecable trayectoria que nos hace añadirlo a nuestra wish list de hoteles que visitar en 2021… cuando volvamos a viajar.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies