Conservas Antonieta, mermeladas 100% naturales, sin azúcar y con premio internacional

Conservas Antonieta elabora mermeladas con fruta 100% natural cultivada en Albesa, y siguiendo un novedoso sistema de cocción que mantiene todo su sabor sin necesidad de echar azúcar.

Foto: @seimesa Unsplash.

La mermelada es uno de esos manjares que no puede faltar en el desayuno. Una rebanada de pan tostado acompañada de un poco de mantequilla y mermelada, y un café. Se me hace la boca agua solo de pensarlo. Y más aún si pienso en uno de mis últimos descubrimientos, las mermeladas de Conservas Antonieta.

Se trata de confituras hechas con fruta 100% natural y de temporada, que ellos mismo recogen en sus campos de Albesa, en Lleida. Sin azúcar y elaboradas de forma artesanal con un método de cocción único que les hace conservar todo su sabor. Precisamente eso, el sabor, les ha llevado a hacerse con el primer puesto del los World’s Original Dalemain Marmalede Awards en su primer año de actividad.

The Luxonomist ha tenido la oportunidad de hablar con Rubén Canals, el fundador del obrador Conservas Antonieta, para conocer los secretos que esconden sus mermeladas.

Las ricas mermeladas de Conservas Antonieta

The Luxonomist: La producción de mermelada es casi una tradición en tu familia. Fue tu abuela la que empezó elaborando esta rica conserva…

Rubén Canals: Hace ya más de 40 años mi abuela y su marido empezaron a trabajar en la recolección de verduras y frutas. La vendían a las cooperativas, y con los excedentes se hacían mermeladas, salsas… De esta forma, las casas, en las que practicaba mucho el autoconsumo, aprovechaban toda la fruta que no se podía recoger en verano y la consumían en invierno. Un día yo le comenté a mi abuela que iba a lanzar mi empresa de conservas y me dijo: «Eso no lo pruebes que es muy complicado». Y cuando le dije que le había puesto el nombre de Antonieta dijo: «Cada vez que me levanto y veo que tengo una empresa con mi nombre…». Tenía que ponerle ese nombre porque de no haber sido por ella nunca lo habríamos hecho. No podría haber sido agricultor, porque nosotros nos dedicamos a la fruta dulce, vivimos de ello, con mermelada estamos empezando ahora.

Mermeladas 100% caseras y naturales

TL: Desde pequeño has visto a tu abuela preparar la mermelada, pero ha sido hace apenas un año, en 2019, cuando has lanzado Conservas Antonieta.

R: Llevábamos años pensándolo, aunque una cosa es la idea y otra ponerte a ello. Nos dedicamos al cultivo de la fruta y siempre hay excedentes que por lo que sea no se pueden vender. Entonces pensé, si tenemos la fruta, sabemos cómo es el proceso de cocción y la esterilización, si no lo hago ahora que soy joven, no lo voy a hacer nunca. Nos costó un poco pero al final comenzamos en diciembre del año pasado.

TL: Hacéis mermeladas 100% caseras, ya que vosotros recolectáis y cocináis la fruta, pero lo hacéis de una forma diferente al resto, apostáis por la cocción en vacío.

R: Nosotros hicimos unas pruebas en Barcelona con una máquina de cocción al vacío. Hablé con el cocinero, me informé sobre el método y vi que esta cocción a baja temperatura mantenía las propiedades de la fruta al natural. Entonces pensé que si nosotros lo hacíamos así, venderíamos un producto diferente. Al final, cuando cocinas la fruta, oscureces su color, porque interviene el aire. De esta forma, la fruta mantiene todas sus propiedades. Es como si te comieras una pieza de fruta normal.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Antonieta (@antonietafruits)

Sin azúcares y 100% naturales

TL: Además de este método de cocción, vuestras mermeladas no tienen azúcares añadidos. ¿Cómo conseguís que el producto final sea igual de dulce que otras mermeladas que sí los llevan?

R: Yo siempre digo que los que compren nuestra mermelada en busca de un sabor muy dulce, no lo van a encontrar. Al final la mermelada va a tener el gusto de la fruta con la que se ha hecho. Si la mermelada es de naranja amarga, ese amargor se va a notar. En cambio, si le añades azúcar va a tener un punto más dulce. Con el melocotón lo mismo. Si a la hora de recogerlo no está maduro, cuando haces la cocción no vas a notar el dulzor de la fruta. Nosotros hacemos partidas pequeñas de producción porque así podemos controlar bien que toda la fruta tenga los mismos grados brix. En definitiva, si la fruta no es buena no sabrá bien. Nosotros siempre trabajamos con fruta de calidad. Los campos son nuestros y se nota. Si la mermelada está buena es porque la fruta es buena.

TL: ¿Por ello solo hacéis mermelada con fruta de temporada?

R: Yo veo que hay empresas que ahora están haciendo mermelada de higos y yo los higos ya los tengo hechos, de cuando hicimos la recolección en su momento. Siempre lo puedes congelar, pero al final no es lo mismo. En mi caso, si tengo 200 tarros de mermelada de higos, cuando se acaben no hago más hasta el año que viene. Nosotros no buscamos hacer mucha producción, sino que la que hagamos sea buena y de calidad.

El éxito internacional de Conservas Antonieta está en el sabor

TL: A pesar de que llevas solo un año con Conservas Antonieta, tus mermeladas ya han conseguido premios internacionales como el World’s Original Dalemain Marmalede Awards. ¿Cuál es vuestro secreto?

R: El secreto está en la buena calidad de la fruta y en nuestro caso, también, que no ponemos azúcar. El hecho de hacer al vacío se nota en el sabor. Cuando pruebas nuestra mermelada, jamás dirías que es una mermelada, piensas que es una fruta recién cogida del árbol. Se nota mucho el sabor a la fruta madura, no es empalagoso porque no tiene ningún gelificante añadido. Es muy natural. Si ya tienes un producto bueno y que gusta, ¿por qué enmascararlo añadiendo azúcar, ácido cítrico o conservantes?.

TL: ¿Cómo habéis vivido en la empresa la cuarentena y pandemia de coronavirus?

R: Justo empezamos a vender en el momento en que se decretó el Estado de Alarma. Esa misma semana fuimos a algunas ferias y preparamos envíos para los comerciales que vendían nuestros productos. Pensé: «Ahora qué vamos a hacer» y dijimos: «Pues por Internet». Desde hace una semana estamos en Amazon, en otras páginas web, y estamos preparando la nuestra propia. Cuesta introducir un producto diferente en las tiendas, muchas se basan en los productos que ya tienen y no quieren probar cosas diferentes. Eso es muy triste porque el consumidor final no tiene acceso a ellas. Hemos tenido la suerte de que nosotros hemos nacido en un momento en el que Internet funciona bien. Porque por muy pequeño que seas, te puede conocer todo el mundo.

Un producto diferente y de calidad

TL: ¿Crees que ahora el consumidor valora más los productos naturales y diferentes a los que puede encontrar en el supermercado?

R: La gente lo que tiene que hacer es mirar el etiquetado. Si ves que el etiquetado lleva muchas líneas, desconfía. Nuestro etiquetado solo lleva una línea con la fruta y el mosto que le ponemos. Entonces la gente puede pensar: «Bueno, si solo le ponen uno o dos ingredientes será barato». Al contrario, cuesta más conseguir el producto. Por ejemplo, si quieres que el color del melocotón sea ese amarillo tan bonito, solo lo consigues si le pones otros elementos que hacen que el producto te engañe y lo veas bonito, pero si lo quieres hacer bien, hay más trabajo. El precio al final depende de la calidad. Nosotros no queremos ser ni muy caros ni muy baratos, queremos que la gente pueda comprar nuestra mermelada y repetir. Al año que viene, además de mermelada, haremos almíbar. No nos queremos quedar solo con la mermelada porque ya que tenemos el producto principal, que es la fruta, queremos hacer todo lo que podamos y sepamos hacer.

 

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies