El juguete más grande de LEGO, su nueva sede

Si existe una empresa capaz de generar arquitectos e ingenieros sin despeinarse, esa es la danesa Lego, que ha construido una sede que nada tiene que envidiar a su producto estrella.

Si existe una empresa responsable de dinamizar la imaginación constructiva, a escala mundial, a todos nos viene un nombre a la cabeza: LEGO®. Cuesta imaginar una generación que no haya tenido en su casa los bloques de colores fácilmente encajables, abriendo un abanico enriquecedor a las mentes infantiles. Me pregunto cuántos arquitectos o ingenieros decidieron su profesión mientras jugaban despreocupadamente con ellos.

edificio LEGO
El Campus de LEGO es un espectacular complejo lúdico comercial que alberga las
oficinas de la compañía en Dinamarca

A finales de 2019 la empresa dio por finalizada la fase uno de su nuevo Campus. Se trata de un ambicioso proyecto que comenzó hace cuatro años, y con el que pretenden generar 52.000 metros cuadrados de superficie. Está previsto que la construcción del Campus de LEGO® finalice este 2021. Estará formado por ocho secciones que conformarán un enorme edificio lúdico-comercial, en el que trabajarán 2.000 empleados de la compañía.

edifico LEGO
El Campus de Lego empezó sus obras hace cuatro años y se espera que se
termine a finales de 2021

El original y creativo Campus LEGO

Los dos edificios operativos están dedicados a oficinas. Dentro de ellas, 500 empleados disfrutan de su enriquecedora arquitectura. Y es que la empresa exhortó al estudio de arquitectura a que hicieran suyos los valores que vienen prodigando desde su fundación en 1932. Valores que emanan de su propio nombre, pues la palabra Lego deriva de LEg GOdt, términos de origen danés que significan «Juega Bien».

edificio LEGO
El edificio cuenta con un diseño a la altura de la empresa, donde el color y las
formas son las protagonistas

Los arquitectos del estudio C.F. Møller Architects se lo tomaron muy en serio y tomaron como inspiración una foto del despacho del propietario de Lego, Kjeld Kirk Kristiansen (KIRKBI). En ella, aparece un niño enseñando orgulloso una figura hecha con legos. Gracias a esto, los diseñadores apostaron por aplicar formas geométricas vivas, de colores, y que pudieran reconocerse con las piezas que manejan las manos infantiles. ¡Consiguieron su objetivo!

edificio LEGO
Uno de los elementos más destacados es la escalera de caracol verde brillante
que conecta sus plantas

El edificio parece construido con bloques de LEGO

La sede de la empresa se haya en Billund, Dinamarca, y albergará oficinas, un gran auditorio, un gimnasio, un taller de trabajo, una cafetería y una especie de mini hotel, destinado a los empleados que vengan de otros lugares. Por supuesto, también tiene verde, mucho verde, que se expresa en un gran parque abierto al público. Pero, sin duda, lo más llamativo es la cubierta vegetal con sedum, unas plantas de gran resistencia climatológica que absorberán dióxido de carbono. Además, esta cubierta recoge el agua de lluvia y la almacena para el riego del jardín.

edifico LEGO
El Campus de LEGO cuenta con auditorio, un gimnasio, un taller de trabajo, una
cafetería y una especie de mini hotel

El edificio simula haber sido construido con piezas lego, por ello, como coronación del complejo, encontramos un gran habitáculo de color amarillo intenso sobresale al exterior. Una llamativa construcción que se ha logrado gracias a paneles de composite. Hasta él llega la parte acristalada, con distintas secciones y bien remarcadas, para que simulen ser módulos, donde aleatoriamente han inscrito simulaciones de los famosos «bloquecillos».

edificio LEGO
Las oficinas disponen de varias salas de interacción donde potenciar el
desarrollo creativo

Un diseño exterior e interior de fantasía

El complejo es una verdadera obra de fantasía. Por fuera los tres materiales de la envolvente, aluminio, piedra y vidrio, se combinan a la perfección. Mientras que en el interior se explaya la imaginación de los interioristas con estancias y oficinas llenas de color, que interactúan con los usuarios y sus intereses. Por ejemplo, una vibrante escalera de caracol verde brillante sirve de conexión entre plantas.

edificio LEGO
Una de las características del edificio son sus elevados techos, que miden
entre 2.7 y 3.2 metros

En total el mega-edificio alcanza entre dos y cinco plantas, además de un sótano de 12.000 metros cuadrados, que incluye una sala para eventos, talleres y salas de instalaciones. La altura de la planta baja es de 5,3 metros y la de las plantas superiores de 4,8 metros, una barbaridad si las comparamos con las clásicas alturas de entre 2,7 y 3,2 metros. Un regalo a los usuarios para que jamás se sientan oprimidos, además de generar suficiente atmósfera interior.

edificio LEGO
El edificio es sostenible y el 50% de su energía proviene de 4.150 paneles solares

Un edificio divertido y sostenible

La idea es que en cada edificio predomine una tonalidad específica al exterior, pero en el interior la cosa cambia. Hay muchas zonas de interacción y sus llamativos colores expresan la necesidad de implantar en los empleados experiencias dispares, algo que ayuda a incrementar la creatividad, característica muy necesaria para quien trabaja diseñando juguetes infantiles. Pasillos de color rosa, paredes con forma de bloques, cómodos sofás en cada espacio, pavimentos textiles o de grandes formatos cerámicos y, sobre todo, multitud de guiños a los productos LEGO®.

edificio LEGO
La decoración interior cuenta con numerosos guiños a los bloques y
figuras de LEGO

Otro punto fuerte de la construcción es la sostenibilidad. En este caso, cuenta con la ayuda de un garaje cercano en el que han instalado 4.150 paneles solares. Éstos suministrarán el 50% de la energía que necesita el complejo, 1 millón de kWh (kilovatio hora). Otro ejemplo de actuación sostenible es usar para la división interior tableros especiales de fibra de yeso, ahorrando la utilización de estructuras metálicas como soporte. Esto ha evitado la utilización de 22 toneladas de acero y la emisión de 650 toneladas de CO2.

edificio LEGO
Además de edificio también hay espacios verdes, donde destaca una cubierta
vegetal de sedum

Un bloque de LEGO para jugar y potenciar la creatividad

La empresa constructora K.G. Hansen & Sønner cuenta que para la construcción del actual mega-edificio se han tenido que demoler otros edificios existentes de forma escalona, para que siempre existieran oficinas en activo. Su trabajo ha sido determinante. Y es que nunca está mal recordar que son las compañías contratistas las responsables del buen hacer general. Sus operarios se han encargado de todos los detalles, como los muros de piedra fragmentada en láminas delgadas del exterior y la exquisita obra que peralta el resto del inmueble.

edificio LEGO
En su construcción se ha evitado la utilización de 22 toneladas de acero y la emisión
de 650 toneladas de CO2

También debemos destacar el papel de la empresa NIRAS. Ésta ha sido la responsable de la ingeniería, desde la iluminación, hasta la acústica, y pasando por la implementación de los elementos sostenibles. Ellos nos cuentan cómo se emplearon diferentes tipos de persianas, unas automáticas y otras permanentes, que se apoyan en dobles fachadas, de tal forma que se evita una transferencia más rápida de temperaturas entre el exterior y el interior.

Al final, cada quién ha puesto su «bloquecillo» de lego para afianzar una gran estructura y un gran espacio que ayudará a una mayor creatividad y a generar mejores juguetes para nuestros infantes.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies