Celebrities

Justin Bieber pierde dinero tras vender su antigua casa de Beverly Hills

Justin Bieber consigue vender su antigua casa en Beverly Hills, aunque a un precio algo más bajo de lo que le costó.

Iván Perlado. 19/02/2021

Justin Bieber ha tenido que encajar una leve derrota económica, pero es muy probable que no esté muy preocupado por ello. El cantante puso a la venta hace unos meses la que hasta septiembre había sido su casa en Beverly Hills. Una reformada propiedad colonial de 1930 por la que el cantante quería obtener algo más de lo que pagó por ella. Pero al final no ha sido posible. Según informa Los Angeles Times el cantante habría vendido la propiedad por algo menos de 8 millones de dólares, cuando pagó por ella 8,5 millones de dólares hace apenas dos años.

Una perdida patrimonial que no debería suponer inconveniente alguno para el artista, que desembolsó el verano pasado casi 26 millones de dólares para mudarse junto a Hailey Baldwin a una lujosa y amplia casa en Beverly Park, el mismo barrio donde residen Sylvester Stallone, Denzel Washington, Samuel L. Jackson Eddie Murphy.

Justin Bieber
El salón de la casa tiene acceso directo al jardín (Foto: Jim Bartsch – Los Angeles Times)

Justin Bieber y Hailey Baldwin abandonaron esta casa en septiembre

La pareja ganó bastante más espacio con el cambio, unos 10.000 metros cuadrados. Su actual casa dispone de 7 habitaciones, 10 baños, biblioteca, piscina y hasta una cancha de tenis. En ambas operaciones inmobiliarias, el mercado ha dictado sus propias normas. Porque Bieber se ahorró casi la mitad del precio al adquirir su actual propiedad. Llevaba dos años en el mercado y el precio que se le puso inicialmente a la misma rondaba los 42 millones de dólares.

Justin Bieber
La vivienda tiene cinco dormitorios y siete baños (Fotos: Jim Bartsch – Los Angeles Times)

La casa que acaba de vender Justin Bieber en Beverly Hills está de todos modos repleta de alicientes. La residencia principal tiene casi 600 metros cuadrados y a ella se accede desde un patio repleto de olivos. La villa, de dos alturas, sufrió una reforma bastante importante a cargo del diseñador Charles Infante.

La dotó de espacios abiertos y luminosos. Con el blanco como color principal y la madera natural dotando cobertura a paredes y techos. Posee cinco dormitorios, siete baños y una sala de cine en su interior. El salón principal se abre hacia el jardín en el que sus propietarios pueden disfrutar de una piscina infinita y hasta de una cabaña rústica con chimenea.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies