ROBERTO ENRÍQUEZ: «Viajaría en el tiempo si hubiera billete de vuelta»

De cerca...

Amalia Enríquez. 07/05/2021
Foto: Sergio Lardiez

Tenemos en común el mismo apellido y el dolor por la pérdida de una madre. Sin embargo, no somos familia…. que sepamos. Roberto Enríquez es el duque de Castamar y su nobleza como ser humano le hace diferente en la corte del siglo XVIII. Apostar por la interpretación le cambió la vida y, sin pretenderlo, se ha convertido en todo un experto en personajes clásicos, lo que él atribuye a una cuestión de edad y recorrido. Yo añado que también de talento.

The Luxonomist: ¿Qué te da la interpretación que no encuentras en otra actividad de la vida?
Roberto Enríquez: Me da la libertad de ser auténticamente yo.

TL: ¿Se agradece quitarse las pelucas y los trajes de época?
Roberto Enríquez: En cuestiones de comodidad, cualquier época pasada fue peor.

TL: ¿Cuándo empezabas a sentirte realmente Diego de Castamar?
Roberto Enríquez: Cuando dejo de pensar en cómo es el personaje, que no es ni en el capítulo uno, ni en el dos, ni en el tres, ni en el cuatro.

TL: ¿Era el más noble de la corte, en el sentido estricto de la acepción, no del término aristocrático?
Roberto Enríquez: No sé si el más noble, pero sí bastante noble y transparente.

“Me gusta ser yo, con todas mis imperfecciones. Bastante juego a ser otros”

roberto enriquez
Fotos: Sergio Lardiez

TL: ¿Qué te atrae del duque?
RE: Me atrae la guerra interior que soporta y su cercanía al movimiento de la Ilustración.

TL: En parte, al igual que a él… ¿se te conquista ante una buena mesa?
RE: Me encanta la buena mesa, pero hacen falta algunas cosas más…

TL: ¿Se ha llevado algo de Roberto y le has cedido algo más que tu talento, cuerpo y mirada?
RE: Le he cedido cierta determinación en la que me encuentro y una mirada más madura, me gustaría creer.

TL: Sin pretenderlo, ¿eres consciente de que tienes ya un máster en personajes clásicos?
RE: Sí, pero no más que contemporáneos. Es una cuestión de edad y recorrido.

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
RE: A la hora de repartir cacahuetes sí, pero en temas un poco más complejos, la imparcialidad, la objetividad es difícil.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós?
RE: No decirlo, despedirse a la francesa. En la vida no me gustan las escenas de despedida.

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
RE: En general, cuando alguien pide perdón y se disculpa.

“En la vida lo importante es poner bien el oído y bailar lo que suena en cada momento”

Roberto Enríquez
Foto: Sergio Lardiez

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
RE: Mi trabajo. Me pongo a disposición de un o una directora, pero mi trabajo es mío.

TL: ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?
RE: Tengo tan poco tiempo mío propio que he conseguido gran maestría en perder el tiempo y no hacer nada.

TL: Si pudieras ser otra persona o cosa, ¿por qué /quién optarías?
RE: Prefiero ser yo, con todas mis imperfecciones. Bastante juego a ser otros.

TL: ¿Qué ha sido lo que realmente ha marcado tu vida?
RE: Toparme con el teatro de jovencito en el centro cultural de los salesianos de mi barrio. Despertó mi vocación y apostar por ella lo cambió todo.

TL: ¿Qué pone en tu estado de WhatsApp?
RE: Sin estado.

TL: ¿A quién meterías en una máquina del tiempo?
RE: Me metería yo, siempre que hubiera billete de vuelta.

TL: ¿Qué locura has hecho para conocer a uno de tus iconos?
RE: Absolutamente nada. En alguna ocasión he coincidido con gente a la que admiro mucho y, por pudor, me he vuelto hasta un poco parco.

«El insulto es el argumento de quien no tiene argumentos»

cocinera de castamar
Roberto con Michelle Jenner en La cocinera de Castamar

TL: ¿A qué eres inmune?
RE: A nada, cada vez me afecta más todo.

TL: ¿El insulto hace callo?
RE: El insulto es el argumento de los que no tienen argumentos.

TL: ¿Marca España es…?
RE: Marca España son las conseguidas leyes del divorcio, del aborto, del matrimonio homosexual, del derecho a una muerte digna. La izquierda. ¡Ya ves tú!.

TL: ¿Qué no falta nunca en tu maleta?
RE: Ajo negro para tomar en ayunas.

TL: ¿La suerte es más definitoria que el talento?
RE: No. Creo que es más definitorio el talento, pero es necesario algo de suerte para demostrarlo.

TL: ¿A qué te suena la vida?
RE: La vida tiene muchas músicas o una muy rica, llena de contrastes. Lo importante es poner bien el oído y bailar lo que suena en cada momento.

«Me afectan todas las críticas, positivas y negativas»

Roberto Enriquez
Roberto en La cocinera de Castamar

TL: ¿La belleza da poder?
RE: La belleza es un arma, facilita, abre puertas. Pero el poder está en la inteligencia.

TL: ¿El dolor más intenso?
RE: La pérdida de mi madre y la enfermedad de mi padre.

TL: ¿Ser elegante es…?
RE: Es algo que uno viste por dentro.

TL: ¿Qué te hace perder la templanza?
RE: El autoritarismo.

TL: ¿Con quién compartirías la cena de tus sueños?
RE: Albert Einstein.

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
RE: La crítica y la verdad son cosas muy subjetivas. De todas formas, a mí toda crítica me afecta. Negativas y positivas.

TL: ¿La pregunta que no te he hecho y te habría gustado?
RE: Ninguna en especial.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies