Todo lo que necesitas saber sobre el aumento de pecho

El aumento de pecho es la operación estética más demandada en nuestro país pero ha variado mucho en los últimos años.

Juan Antonio Mira. 07/05/2021
Foto: Gtres

La mamoplastia de aumento, comúnmente conocida como aumento de pecho, es una de las intervenciones estéticas más demandada en nuestro país. Los números hablan por sí mismos: el 28,2% del total de operaciones de cirugía estética en España son aumentos de pecho.

Un éxito más que justificado, ya que con un aumento de pecho no solo se consigue aumentar el tamaño del pecho, sino que también se estiliza la forma del seno y se mejora el contorno corporal en su conjunto.

Generalmente, podríamos definir el aumento de pecho como «la intervención que consigue aumentar el tamaño del pecho mediante la inclusión de prótesis mamarias». Pero es un procedimiento mucho más complejo, que trataremos explicar con una serie de preguntas y respuestas.

¿Cuál es el tamaño adecuado para mi implante?

No hay dos aumentos de pecho iguales, cada mujer tiene un tamaño justo que responde a sus proporciones, a su estatura, a su anchura… Todos los pechos cuentan con un espacio o hueco que concuerda perfectamente con el tamaño ideal de la prótesis a implantar. Lo que sucede es que este espacio, en muchas ocasiones, no consigue llenarse como debería, ya sea debido a embarazos, cambios bruscos de peso, fruto del envejecimiento de los tejidos o como consecuencia de problemas en su desarrollo…

La elección del implante, por tanto, no es “a la carta”, ya que existe un espacio natural con unos límites bien definidos. Para conseguir un pecho lleno y natural habrá que respetar esas proporciones, tanto en lo referente al tamaño como en la referente a la forma.

Para ello se utilizan una serie de probadores e implantes en quirófano que permiten determinar la medida exacta del implante en cada mujer. Cuando la paciente desea más volumen del normal, es importante que entienda las consecuencias que puede conllevar un aumento de mamas excesivo.

El cirujano está en el deber de informar de los riesgos de la intervención a la paciente y, en su caso, negarse a realizar intervenciones que atenten contra su salud. Hay que tener muy claro que las intervenciones de estética son intervenciones permanentes.

Aumento de pecho
El especialista debe advertir sobre el tamaño de los senos. Fotos: Gtres

¿Dónde se coloca el implante o prótesis?

Antes del año 1995, por la naturaleza de los implantes que había entonces, se colocaban detrás del músculo pectoral. Actualmente existen implantes avanzados de gel cohesivo que se ponen por delante del músculo y por detrás de la glándula. Ésta es la ubicación natural para aumentar la glándula femenina, con la que se consiguen los resultados más naturales.

Si el implante se coloca por debajo del músculo, se proyecta éste de tal manera que la prótesis queda como atrapada por él, pudiendo producirse lo que se conoce como “pecho en cascada”. Situar los implantes por detrás del músculo es una buena solución en hombres que quieren conseguir un buen pectoral.

Los implantes han evolucionado y ahora son más naturales que hace años

¿Cuál es el tipo de relleno y la forma más recomendable para la prótesis mamaria?

A lo largo de los años la cirugía estética ha experimentado con distintos materiales de relleno para los implantes como el suero fisiológico, el poliuretano, el aceite de soja, la hidrogelatina, la silicona…; y con todo tipo de formas, desde redondas a ovales, pasando por las prótesis anatómicas y las asimétricas.

Hoy en día podemos afirmar que los implantes de gel cohesivo de silicona con formas redondas son los que garantizan mejores resultados. Con esta prótesis el seno conserva su sensibilidad y su capacidad para dar de mamar, con una forma y un tacto totalmente naturales. Los resultados se aprecian desde el primer momento, el pecho se equilibra sensualmente y se adapta a las medidas de la paciente.

La paciente puede hacer vida normal casi inmediatamente después de la operación. Foto: Gtres

¿Cómo se hace el aumento de pecho?

La mamoplastia de aumento se realiza a través de una pequeña incisión curva dentro de la areola (vía transareolar inferior) que genera una cicatriz prácticamente invisible que desaparece en un mes. La sutura es subcutánea (por debajo de la piel) y se realiza con materiales reabsorbibles, por lo que no es necesario retirar puntos.

Esta pequeña incisión se protege con un apósito especial transparente que permite a la paciente realizar todas sus actividades habituales con normalidad, sin necesidad de calmantes, antibióticos y/o antiinflamatorios. Eso sí, será necesario utilizar un sujetador elástico deportivo.

En un primer momento es normal que el pecho se sitúe en una posición más alta de lo normal y que esté algo hinchado, pero desde el primer momento se inicia la fase de desinflamación que finaliza en unas semanas. Con este procedimiento se consigue llenar el espacio natural a la vez que se conservan todos los elementos, sin pérdida de sensibilidad de la areola ni de la lactancia.

Para saber más, consulta en  www.doctormira.com

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies