La platónica vivienda de Matthew McConaughey en Hawái

El artista McConaughey ha comprado una “pequeña” vivienda próxima al mar.

Foto: Gtres

No podemos evitarlo, nos gusta vivir cómodamente, pero con estrés; cerca de todo, pero lejos de la civilización; aislados pero conectados; con vecinos, pero que no molesten… En fin, la enorme contrariedad del ser humano no la vamos a descubrir aquí y ahora, está claro, pero podemos fijarnos en ella siempre. Sobre todo para seguir aprendiendo y mejorando nuestros principales espacios de vida, entre los que se encuentran, obviamente, nuestras residencias. Y el famosísimo actor Matthew McConaughey no podía ser más humano.

Aunque como buen artista que es, incluso esto me generaría dudas (me pone el vello de punta recordar su actuación en la serie True Detective). Pero no, con su última adquisición inmobiliaria ha demostrado ser un buen espécimen de la especie. Eso sí, con buen gusto, dado que la vivienda se ubica, nada más y nada menos que, en la costa de Hawái (envidia nos da…).

Matthew McConaughey casa
La vivienda se ubica en la costa de Hawái

Matthew McConaughey compró la casa por casi 7,9 millones de dólares

Se trata de una propiedad dentro de una comunidad de lujo, llamada Kukio Golf and Beach Club, con un alto valor económico, el coste de la mansión alcanzó los 7,845 millones de dólares (6,44 de euros), una ganga para los 495 metros cuadrados construidos, en los que se desarrollan sus estancias, incluyendo seis habitaciones y seis baños (ya sabéis, la regla 1/1), todo esto inmerso en un solar de algo más de 4.000 metros cuadrados. Maravilloso.

La “criatura” (nos referimos a la vivienda) fue construida recientemente, el pasado año 2.020 y tiene como “progenitor” al arquitecto Paul Bleck, quién ha contribuido a la formación de la lujosa comunidad con varios proyectos y que distribuyó la planta de la construcción para obtener unas magníficas vistas del océano Pacífico, nada que envidiar a la Texas natal del actor.

Matthew McConaughey
La vivienda tiene de todo para una familia

Construcciones de baja altura con vistas al mar

Como marca la normativa Hawaiana, el edificio posee, desde el aire, la tradicional fractura arquitectónica de la zona: construcciones de baja altura con cubiertas inclinadas terminadas en aleros de distintos materiales, tejas cerámicas, planchas metálicas, tejas de madera o pvc, etc. En este caso, elegantes tejas planas texturizadas protegen la planta del edificio, en forma de “U”, además, el inmueble está encerrado por gruesos muros de piedra volcánica.

Por supuesto, la vivienda tiene de todo para una familia que pretende recibir visitas de importancia, con dos suites principales, dos cocinas muy bien equipadas, eso sí, una dentro de la casa y otra en el exterior (para disfrutar del buen tiempo), dos hogueras, y, para mi delicia, ¡¡dos piscinas!! La mejor, la que tiene borde infinito y está situada en el extremo más próximo al océano… ¡Quién da más!

Matthew McConaughey
La carpintería practicable permite abrir totalmente las estancias

Algunas estancias se pueden abrir al jardín

La cocina principal se ubica en la sala más grande de la construcción, con un salón al otro extremo, con elegantes y comodísimos sofás enfrentados a una pared de mármol que sostiene un televisor de infinitas pulgadas. A ambos lados, carpintería practicable para abrir totalmente la estancia y estar, literalmente, al aire libre, con un jardín a un lado, y al otro una terraza con un generoso Chill Out y un comedor exterior.

El pavimento se divide entre piedra caliza en las estancias más públicas y/o de trabajo y aseo, y los pisos de roble anchos y robustos de las estancias más privadas, como las habitaciones, el salón de descanso o la sala de lecturas. Y es que la madera juega un papel fundamental en esta construcción: se utiliza como estructura de sostén del inmueble, como pavimentos y en forma de carpintería personalizada.

Matthew McConaughey
Una vivienda amplia y con un enorme jardín exterior

Una casa que Matthew McConaughey va a disfrutar al máximo

La iluminación está discretamente integrada en el falso techo, por donde también pasa la instalación de aire acondicionado, este falso techo, imaginamos de placas de yeso laminado, sostiene elegantes ventiladores de madera. Pero, atención, tres lugares merecen una especial atención (aparte de las piscinas, obvio). El primero es la isla de la cocina, cubierta del mármol italiano por excelencia: el Calacatta, un sitio donde reunirse a cualquier hora y con cualquier excusa.

El segundo es el compuesto por la vinoteca y la bodega; los amantes del vino sabrán apreciar mejor que nadie la importancia de un lugar como éste. Y el tercero está en el exterior, al borde del solar sobre un círculo de piedra. Se trata de una hoguera que permitirá al actor, familia y amistades pasar unos agradables momentos con vistas al Pacífico.

Estancias amplias y luminosas en una misma planta que Matthew McConaughey podrá disfrutar

Las zonas exteriores permiten realizar numerosas actividades al aire libre

Por supuesto, la idea de una villa de una sola planta permite la colocación de puertas en (casi) cada habitación. Tal es así, que cada suite tiene tres puertas. Una que comunica con el salón, otra con el exterior (enorme puerta que, al abrirse, parece dejar al aire libre el cuarto), y una tercera al baño, con acceso a una parte del terreno con ducha al aire libre.

La piscina infinita o la hoguera son dos de sus atractivos

Hay ideas geniales en esta vivienda. Geniales no por novedosas, sino por aprovechar las herramientas que se poseen para disfrutar al máximo del lugar donde se encuentran. Por ejemplo, las plataformas exteriores son baldosas de hormigón, inmersas en césped, con dimensiones que hacen fácil el tránsito, y, a la vez, garantizan que el material no fisure y dure… ¡uf! ¡¡Lo mismo que el éxito del actor!! (que será muchísimo)

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies