Así es Stratosfera, el vehículo anfibio que revolucionará el transporte en el futuro

Stratosfera es un es un vehículo anfibio y volador que puede transportar pasajeros por tierra, mar y aire.

La movilidad de las personas es un tema que siempre está de actualidad. Necesitamos desplazarnos, ir a trabajar, a la compra o a visitar a alguien. A la vida en las ciudades se le suman los problemas de masificación, de aparcamiento o, aún más preocupante, los problemas de contaminación.

Definir los desplazamientos del futuro es algo que trae de cabeza a multitud de empresas que no dejan de intentar imaginar como va a ser el día de mañana. Está claro que todos coinciden en que deben ser sistemas sostenibles, cómodos y amigables con el medio ambiente. Lazzarini es un estudio de diseño italiano que está proponiendo alternativas tan llamativas como irreales. Irreales hoy, pero ya tienen proyectos en marcha.

Stratosfera
Stratosfera es un vehículo anfibio y volador que puede desenvolverse con soltura en cualquier elemento

Stratosfera, un medio de transporte sostenible, cómodo y ecológico

Uno de sus más fantásticas invenciones se llama Stratosfera. Encaja perfectamente en cualquier película de ciencia ficción del próximo milenio. ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es un coche? Bueno, es un poco de todo y todo a la vez. Se trata de una esfera, de 1,65 metros de diámetro, capaz de desplazar a dos personas como si fuera un coche, un barco o un avión, dependiendo del entorno en el que se encuentre.

Es decir, se trata de un vehículo anfibio y volador que puede desenvolverse con soltura en cualquier elemento. Stratosfera es tremendamente ligera, ya que está construida con fibra de carbono. Su forma esférica facilita que cualquiera de los dos pasajeros esté en disposición de manejar el dispositivo.

300 km por aire y 30 nudos por mar

La forma de propulsarse es a través de unos potentes motores en forma de hélices. Algo así como un drone gigante destinado al transporte de personas. Volar es así de sencillo. Cuando el entorno es el agua, una pequeña quilla se despliega desde su parte inferior dotando a la nave de la estabilidad que el medio acuático demanda. Una vez que ha llegado a puerto y abandona el agua, unas ruedas se despliegan por cada lado para circular por carretera o ciudad.

Se estima que podría alcanzar los 300 kilómetros por hora en el aire y unos 30 nudos sobre el agua. Toda la alimentación del vehículo-nave-barco proviene de unas baterías que alimentan toda la transmisión. Es ecológico y aún más si optamos por cubrir con paneles solares el exterior para conseguir energía del Sol.

Stratosfera
Tienes unos potentes motores en forma de hélice, que funcionan con unas baterías que alimentan toda la transmisión

Ya está aquí la movilidad del futuro

Aún no se sabe si llegará a convertirse en un medio de transporte real, puesto que de momento no deja de ser más que un prototipo en las primeras fases de diseño. Lo que está claro es que muchas de estas ideas pueden servir de caldo de cultivo para el resto de la industria.

La movilidad del futuro está a la vuelta de la esquina y es más que probable que no se parezca en nada a los vehículos con los que actualmente nos desplazamos. La ciencia ficción se confunde con la realidad con cada avance, con cada innovación. Las películas que hablan del futuro parece que sólo son capaces de mostrar el pasado al lado de la imaginación del diseñador, y soñador, Pierpaolo Lazzarini. Veremos.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies