La experiencia helada más exclusiva de Shangri-La en Canadá

(Foto: Shangri-La Vancouver)

Aunque el calor aprieta de lo lindo en ciertas latitudes, escapar a gélidos parajes ya es posible, incluso en esta época del año, con experiencias como las que propone la cadena Shangri-La en Canadá. Una experiencia repleta de sensaciones y tan exclusiva como los parajes que se visitan. Ni más ni menos que las maravillosa cuevas de hielo de la Columbia Británica. Un viaje que incluye tres noches en suite de lujo en Vancouver.

Pero también, helicópteros privados, una cena de cinco platos entre las cuevas de hielo, una lección de mixología con hielo glaciar de 12.000 años de antigüedad y hasta una hora del té inspirada en el hielo.

(Foto: Shangri-La Vancouver)

Shangri-La ofrece una experiencia única en un lugar mágico

Una oferta destinada a los espíritus más aventureros que incluye transporte privado en helicóptero hasta el campamento base, situado en Head-line Mountain Holidays. Desde allí se viaja en una máquina de nieve hasta las cuevas de hielo de Whistler. Se podrán apreciar durante el camino algunos de los parajes

naturales más hermosos del planeta. Para los más inquietos, los expertos de Shangri-La en este tipo de experiencias proponen incluso jugar al golf sobre el glaciar con pelotas biodegradables.

Los huéspedes viajarán desde Vancouver a las cuevas de hielo de Whistler en su propio helicóptero privado. Les acompañará un fotógrafo personal para capturar la experiencia en sus redes sociales si así lo desean. Después de volar sobre los

campos de hielo al sur de Canadá, los huéspedes llegarán a su destino para explorar la magia de los famosos casquetes polares. Un guía personal les guiará a una variedad de cuevas de hielo.

(Foto: Shangri-La Vancouver)

Un viaje lleno de experiencias fascinantes

A través de un laberinto de agua helada con un azul intenso aprenderán más sobre la historia natural de la cueva, los picos volcánicos y la vida silvestre y más. En el corazón de la capa de hielo, los huéspedes cenarán un menú gastronómico de cinco platos. Probarán algunas de las propuestas gastronómicas por las que la costa oeste es conocida.

En el vuelo de regreso a Vancouver, los huéspedes disfrutarán de la región alpina circundante mientras se elevan entre antiguos picos volcánicos y bosques imponentes. Todo ello antes de aterrizar en un lugar privado para el postre y la degustación de champán.

Al regresar al hotel, los huéspedes participarán en una clase privada de mixología, con el hielo del glaciar recolectado de su reciente aventura. Los huéspedes se relajarán aún más con un tratamiento de spa de dos horas y media. Incluye tratamientos inspirados en las prácticas históricas de bienestar de la Columbia Británica.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad