Las diez ciudades españolas donde disfrutar de las mejores tapas

España es historia, cultura, gastronomía y un sinfín de atractivos que hacen de nuestra tierra uno de los mejores lugares del mundo donde perderse. Pero entre todos estos atractivos hay uno que es la insignia por excelencia de nuestro país, la tapa. El arte del tapeo es parte de nuestra cultura, nuestra vida cotidiana y nuestra forma de socializarnos, lo que ha convertido este pequeño bocado genuinamente español en la seña de identidad de una gastronomía rica, variada y de calidad. Por ello, hoy te traemos de la mano del buscador de alquiler vacacional Holidu la lista de las mejores ciudades donde salir de tapas.

Las mejores tapas están en las ciudades de Sevilla y Granada

Sevilla es la ciudad con las mejores tapas y tiene un total de 215 establecimientos

Comenzamos nuestro viaje en Sevilla. Bañada por el río Guadalquivir, la capital de Andalucía es uno de los destinos más conocidos a nivel mundial. En ella encontramos más de 215 establecimientos que ofrecen deliciosas y tradicionales tapas como el cazón en adobo, el montadito de pringá o un gazpacho bien fresquito. Pequeños bocados de gloria que no pueden faltar en tu viaje a Sevilla.

Continuamos por el sur para ir a Granada, una de las ciudades que más

visitantes recibe cada año. Pero si lo que nos interesa es la buena mesa, aquí encontramos más de 150 restauradores que ofrecen una gastronomía sabrosa, variada y sencilla, basada en la variedad y riqueza de los productos de proximidad, como las verduras de nuestra vega, las carnes de Sierra Nevada o el pescado de la costa de Motril. El resultado son tapas como el jamón asado, las croquetas o la carne en salsa harán que no te puedas mover de las terrazas de Granada.

El marisco de Santiago de Compostela y la tortilla de camarones de Cádiz

Santiago de Compostela es un punto de peregrinaje también por sus tapas

Ahora nos vamos a la otra punta de la península, Santiago de Compostela. Este punto emblemático para peregrinos, deportistas y amantes de la cultura recibe cada año miles de visitantes de todo el mundo que disfrutan de su historia, pero también de su comida. Y es que los gallegos pueden presumir de tener el mejor marisco de toda Europa, pero también excelentes carnes. Todo esto se traduce en excelentes bocaditos que tomados con una buena botella de Albariño

te harán tocar el cielo.

De vuelta en el sur nos encontramos Cádiz. Famosa por sus playas, en esta ciudad se caracteriza también por una gastronomía que quita el sentío. Uno no puede decir que ha estado en Cádiz si no ha probado los chocos, el atún rojo, la tortillita de camarones o la caballa con piriñaca. Y es que la comida típica de Cádiz se compone de platos muy variados y de una gran exquisitez, elaborados principalmente a base de los frutos que ofrece el mar.

El pescaíto frito de Málaga frente al lechazo de Salamanca

En Málaga las tapas son más de mar, pero en salamanca de carnes al estilo tradicional

Seguimos con otro destino de playa, Málaga. Situada entre el mar y la montaña, la capital de la Costa del Sol ha sabido perfectamente mantener su esencia y su sabor mediterráneo a pesar de haberse convertido en un destino de primer orden mundial. Por supuesto, una de sus señas es también la gastronomía, que se caracteriza por ser sana, de calidad, variada y, sobre todo, a buen precio. El pescaíto frito, la ensalada malagueña y los guisos van a ser lo mejor que hayas probado en mucho tiempo.

Dejamos Andalucía para ir a Castilla y León, más concretamente a Salamanca. Esta ciudad es famosa por contar con una gastronomía variada, de calidad, en la que destacan sus legumbres denominación de origen, las carnes como el lechazo asado y embutidos como el jamón ibérico o el chorizo.

En Toledo tapas medievales, y en Almería de producto de proximidad

En Todelo las tapas están inspiradas en la época Medieval, como sus calles y rincones

Después nos encontramos Toledo, uno de los destinos más mágicos de España y otra de las ciudades favoritas para ir de tapas. Al igual que pasear por sus calles, comer en Toledo supone una experiencia realmente inspiradora, un auténtico viaje al medievo. Con tapas como el «repollo» del Ludeña, el pulpo a la brasa o la bomba del Trébol, no hay nadie que se pueda escapar de los encantos de esta ciudad.

En Almería la gastronomía es fundamental. Se caracteriza por contar con recetas sencillas con especial apego a la tradición. Y al ser una región típicamente agrícola y con área costera, su cocina está estrechamente vinculada a la huerta y a los productos del mar y la tierra. Como resultado, multitud de sabrosas tapas como las huevas en vinagreta, el pulpo a la plancha o las patatas a lo pobre que harán que no te quieras ir de esta ciudad.

A Coruña y Pontevedra son las joyas de las tapas gallegas

El marisco y pulpo de A Coruña es un espectáculo para nuestros paladares

Si eres de los que aprecia el buen comer en A Coruña encontrarás un destino de obligada visita. Tiene la mejor materia prima si de pescado y marisco hablamos, pero gracias también a unos pastos increíbles en sus tierras interiores podrás disfrutar de la mejor ternera gallega. El resultado final son increíbles tapas y raciones de altísima calidad, entre las que destacan el pulpo, las empanadas y el lacón.

Cerramos el ranking con otra de las ciudades gallegas más populares y ricas en tapas: Pontevedra. Esta ciudad es el reflejo gastronómico de su entorno. Los mariscos, con sus famosas ostras y empanadas de berberechos, o los pescados, con la lamprea como principal protagonista, son los más solicitados en tascas y restaurantes. Pero también buenas carnes de cerdo y ternera llegadas del interior de la provincia completan una oferta gastronómica en tapas inigualable.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad