Palma, un paraíso ideal para la última escapada del verano

Foto Unsplash @aleksandra_ua

Este verano lo hemos vivido con mucha energía y ganas de retomar nuestras vidas tras la pandemia. Hemos hecho viajes y hemos estado con amigos a los que hacía tiempo que no abrazábamos, en lugares que llenan el corazón y el espíritu. Uno de ellos es Palma, en Mallorca. Una ciudad cada vez con más visitantes en cualquier época del año y que tuve la suerte de disfrutar recientemente.

Hablo de un destino que ofrece un amplio abanico de posibilidades, tanto culturales como gastronómicas. Además, sus fantásticas playas

invitan al baño y el paseo, sobre todo si el sol y la temperatura acompañan. Palma es un paraíso del relax y el descanso con un ambiente de lo más cosmopolita y respetuoso, y a solo una hora de avión desde Madrid.
La catedral de Palma, una auténtica joya histórica. Foto Unsplash @tompodmore86

Un destino para visitar en cualquier época del año

Como digo, la oferta de actividades de Palma es muy amplia y diferente. Ésta no se reduce por viajar allí en otoño, al contrario. La ciudad ofrece en esta época del año posibilidades

que quizás en pleno verano serían impensables. Por ejemplo la de disfrutar de la playa sin aglomeraciones o la de buscar un turismo de sol y playa con mucho más.

Palma se ha convertido

los últimos años en una cuidad cosmopolita y su gente te recibe como uno más de la familia. Cultura, ocio, gastronomía, paisajes…. La ciudad tiene todos los elementos necesarios para sentir una verdadera Pasión por Palma.
Las casas palaciegas salpican los rincones más especiales de su casco antiguo. Foto Unsplash @tompodmore86

La catedral de Palma, la joya de la corona

Si viajas a Palma no puedes perderte la visita a la Catedral. Monumento histórico artístico desde 1931, comenzó a construirse en 1229 junto al mar y hoy encierra gran parte de la historia de los mallorquines.  Se trata de un templo construido sobre una mezquita y dedicado a Santa María, con el mayor rosetón gótico del mundo; y cuya visita a sus terrazas es toda una experiencia.

En las calles de alrededor de la catedral se suceden las tiendas de artesanía y los restaurantes donde saborear una rica cocina balear. No te vayas sin probar su riquísima sobrasada. Y sin pasear tranquilamente por sus calles disfrutando de sus palacetes señoriales, muchos convertidos en restaurantes, hoteles o casas particulares.

Además, también puedes visitar el popular Mercado del Olivar, donde encontrar una gran oferta de productos locales frescos y muchos artículos de artesanía local. Allí os recomiendo el restaurante “La Gastroteca de Mauricio«, un  auténtico palacio de la gastronomía local.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad