Kate Middleton, de chica Bond a encantadora de tarántulas en su viaje a Irlanda

Foto: Gtres.

Después de brillar como «chica Bond» en el estreno mundial de Sin tiempo para morir, Kate Middleton ha vuelto a sus funciones reales con un divertido acto en la Universidad de Ulster, Irlanda del Norte. La duquesa de Cambridge ha viajado junto al príncipe William para llevar a cabo diversas actividades con los estudiantes y mostrarnos otro de sus talentos. Y es que si hay personas que son capaces de encantar a las serpientes, Kate Middleton sabe hacer los mismo con las tarántulas.

Kate Middleton cambia las lentejuelas por traje working girl

La duquesa de Cambridge se decantó por un look ‘working girl’ de traje morado (Fotos: Gtres)

Kate Middleton dejó atrás su espectacular look

de lentejuelas para volver a los outfits working girl. La esposa del príncipe William apostó por lucir un traje dos piezas de un potente color morado, que combinó con un jersey y complementos en color azul noche. Este llamativo look lo firma Emilia Wickstead, una de las diseñadoras más habituales de su armario. Completó el outfit con una la melena recogida en una coleta alta, que caía haciendo unas ondas y su inseparable anillo de compromiso.

Durante la visita, el matrimonio tuvo la oportunidad de hablar con estudiantes de diversas carreras. Los chicos de enfermería fueron los más atentos con la duquesa, quien prestó especial atención a todo lo que le contaban. Sin embargo, la imagen del día llegaba cuando Kate se acercaba a charlar con los estudiantes de veterinaria, quienes animaron a los duques de Cambridge a conocer alguno de los animales que tenían en la facultad.

La duquesa se Cambridge de atreve con las tarántulas

Kate Middleton se atrevió a coger una tarántula y el príncipe William hizo lo mismo con una serpiente (Fotos: Gtres)

Entre ellos destacaba una enorme tarántula que, lejos de asustar a Kate Middleton, se hizo su amiga. Y es que la esposa del príncipe William no dudó en coger en sus manos al animal y posar con una enorme sonrisa ante las cámaras. Quizás el hecho de que la tarántula se llamara Charlotte, igual que su hija, hizo que no le tuviera miedo y se animara a jugar con ella como si fuera un perro.

El príncipe William, al contrario que su mujer, ni se acercó al animal, asegurando que las tarántulas no es una de sus mascotas preferidas. Sin embargo, él tampoco se quedó atrás, pues se animó a coger una serpiente y demostrar sus dotes con los animales.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad