París recupera su brillo tras la pandemia

Foto: @YSL Twitter.

Pocos lugares se han visto tan afectados por la Covid-19 como la capital de Francia, lastrada por los cierres debido a la pandemia. Unas restricciones que fueron mucho más severas que en otras ciudades europeas y que hizo que París, una de las ciudades más visitadas del mundo, se quedase desértica. Incluso cuando la pandemia evolucionaba favorablemente, muchos de los jóvenes parisinos tenían que volar a destinos, como Madrid, donde había más permisividad con respecto al ocio y al esparcimiento.

El verano de 2021, acompañado por indudables mejoras en las cifras sanitarias, soportadas por una exitosa campaña de vacunación, ha traído consigo una gran apertura de París. Un resurgimiento turístico, cultural y comercial, reflejado de diversa manera.

La reapertura de La Samaritaine

La Samaritaine se ubica en uno de los edificios más icónicos del siglo XIX (Foto: lvmh.com)

LVMH líder mundial en la industria del lujo conseguía a mediados de julio presentar en París su renovada galería comercial La Samaritaine. Es uno de los edificios más icónicos del siglo XIX, reabierto ahora como centro comercial de lujo, por el que se espera pasen cinco millones de visitantes al año.

La renovación ha sido el resultado de un proceso complejo con dieciséis años de obras. La Samaritaine fue fundada en 1870 por el matrimonio formado por Ernst Cognacq y su esposa Louise Jay, pero desde muy pronto fue sometida a distintas modificaciones y ampliaciones. A principios del siglo XX se inauguró un edificio art nouveau

con una estructura metálica y decoración de la época. Los cuatro edificios del conjunto final, uno de ellos catalogado como monumento histórico, han conservado en esta reestructuración muchos elementos originales. Entre ellos los mosaicos, cristaleras, techos de vidrio o barandillas de hierro forjado.

Los almacenes ahora abiertos albergan 600 marcas, 50 de ellas en exclusiva de LVMH.

La Samaritaine ha contribuido a crear más de 3.000 puestos de trabajo en Francia

En 1991, la construcción  fue incluida en el Patrimonio Mundial de la Unesco como parte del conjunto arquitectónico de la orilla del Sena.

LVMH, que compró por primera vez una participación en La Samaritaine en 2001, ha gastado 750 millones de euros en su renovación. Ésta incluye un exterior de vidrio ondulado, obra del estudio Sanna, una firma japonesa de enorme prestigio ganadora del prestigioso premio Pritzker de arquitectura en 2010

Una parte esencial del proyecto Samaritaine es Cheval Blanc Paris, el primer hotel urbano de la maison. Se encuentra frente al Quai du Louvre, y recibió a sus primeros huéspedes en septiembre de este año.

A la ceremonia inaugural asistieron Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Éste último destacó en su cuenta de Twitter el hecho de que gracias al proyecto se han creado 3.000 puestos de trabajo en pleno centro de Francia.

La Semana de la Moda de París regresa después de su pausa por el covid-19

Dior era el encargado de inaugurar la Semana de la Moda de París (Foto: Gtres)

La Semana de la Moda de París está de regreso, después de la obligada pausa por el coronavirus. El mundo de la alta costura se volvió principalmente digital durante un año, debido a la pandemia, pero grandes colecciones como las de Chanel, Hermes y Louis Vuitton finalmente regresaron a la pasarela en vivo esta temporada, por supuesto con la exigencia de mascarilla y un certificado covid.

Dior se aseguró de que el regreso del prêt-à-porter del martes tuviera un comienzo deslumbrante en el primer día. Personajes importantes como la actriz Rosamund Pike y el as del tenis Roger Federer

no se lo perdieron. Fue la primera pasarela de prêt-à-porter de la famosa casa desde febrero de 2020. Un regreso emotivo para el mundo de la moda.

El desfile de Balmain se convirtió en un espectáculo y recuperó a Carla Bruni y Naomi Campbell (Fotos: Gtres)

Tras estos primeros desfiles de la Fashion Week de París, se pudo ver la presentación de Saint Laurent, con un imponente show a los pies de la Torre Eiffel, y una colección inspirada en la artista Paloma Picasso. Eso sin obviar a unas espléndidas Naomi Campbell y Carla Bruni irrumpiendo en la pasarela de Balmain.

En un anexo dentro de los Jardines de las Tullerías de París, se presentó una original decoración con bloques de colores y carteles retro. Una pista en homenaje al ex diseñador Marc Bohan y su colección “Slim Look” de 1961. Ésta definió a toda una generación, liderada por grandes artistas como Liz Taylor, gran admiradora de estas colecciones.

Vuelta a la frenética actividad con protesta reivindicativa incluida, con la irrupción en pleno desfile de Louis Vuitton de una activista perteneciente al grupo Extinction Rebellion. Éste sorprendió a propios y extraños cuando apareció en la tarima de la pasarela portando una pancarta con el mensaje: «Consumo excesivo = extinción».

Lo de Christo

El Arco del Triunfo se ha cubierto de una enorme tela para la obra póstuma de Christo Javacheff (Foto: Gtres)

El colofón a un verano de reencuentro con la frenética actividad parisina lo puso la espectacular obra póstuma de Christo Javacheff, el más destacado artista del Land Art. Ésta consistió en cubrir el Arco del Triunfo con unas enormes telas, algo que ya había hecho el artista búlgaro con el Reichstag alemán en 1995, o el Pont Neuf en 1985, su primer gran proyecto de embalaje en tela en la capital francesa.

Para empaquetar el monumento de 50 metros de altura, construido entre 1806 y 1836 por orden de Napoleón Bonaparte, para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz, se han utilizado 25.000 metros cuadrados de tela de polipropileno reciclable de color plata con reflejos azulados, y 3.000 metros de cuerda roja, materiales habituales en la obra de Christo. Un proyecto que ha requerido el trabajo de más de 1.200 personas y que ha costado 14 millones de euros. Todo ello sufragado íntegramente mediante la venta de la obra del propio Christo, a través de la fundación que lleva su nombre.

El desarrollo de esta espectacular obra de arte se tuvo que posponer todo un año debido a la crisis del Covid-19. Por fin, a finales del pasado mes se pudo desplegar mostrando, quizá y ojalá, el principio del fin de una pesadilla que durante meses ha golpeado a todo el mundo y, muy en particular, a París.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad