Astro, el asistente virtual de Amazon, ahora tiene ruedas

Los asistentes virtuales que tenemos a nuestro alrededor aumentan cada día. Podemos resolver dudas, buscar información, poner música o añadir cosas a nuestra lista de la compra con solo alzar la voz. Siri, Alexa, Cortana, Bixby… conviven junto a nosotros en el interior de los muchos dispositivos que nos rodean. El móvil, la tablet, el altavoz inteligente… la lista no deja de crecer, como tampoco deja de crecer la cantidad de cosas que pueden hacer por nosotros.

Poco a poco se han ido incorporando a nuestra vida y ya no nos llama la atención que desde abuelos a nietos sean capaces de pedirles que pongan música de cualquier tipo. Esa facilidad ha hecho que su implantación y uso se haya extendido rápidamente y sin obstáculos. Una conexión a Internet es todo lo que necesitan como alimento digital. Amazon fue uno de los primeros en investigar y desarrollar productos en ese campo

, y ahora ha querido ir un paso más allá.

Astro, el asistente virtual de Amazon que hará nuestra vida más fácil

¿Es un robot? ¿Es un altavoz? ¿Es una pantalla con ruedas? Es todo eso y mucho más. El invento se llama Astro y acaba de ser presentado. Su aspecto es el que podríamos vislumbrar en viejas películas de ciencia ficción.

Una especie de R2D2 más bajito, con tres ruedas, una pantalla en la que podemos ver y ser vistos, hacer videoconferencias, ver vídeos y una pequeña parte trasera donde depositar pequeños objetos que puede desplazar de un lado a otro de la casa.

Sobre su pantalla se dibujan dos pequeños círculos cuya función estructural es nula, pero dotan al dispositivo de algo similar a un rostro. De este modo parece más amigable, puesto que es capaz de parpadear o guiñar esos ojos artificiales.

Su pantalla es la cara a la que nos dirigimos para pedirle que haga o responda a lo que necesitemos.

Labor de reconocimiento

Tras un breve registro, Astro aprende quién vive en nuestra casa, sus caras y sus voces. De ese modo puede distinguir entre los distintos habitantes e interactuar con ellos de manera distinta.

Esta característica es útil en el día a día, pero además sirve de guardián del hogar.

Si no nos encontramos en casa, se puede activar el modo vigilancia y es capaz de avisarnos si detecta personas desconocidas, o incluso ruidos extraños en nuestra residencia. Tras la pantalla se oculta un periscopio que puede desplegarse de forma autónoma para observar posiciones más elevadas. El asistente virtual de Amazon también almacena en su interior la disposición de la casa para crear un mapa y moverse de forma más eficiente

de un lado a otro.
Astro reconoce las voces y caras de los habitantes de la casa para ofrecerles un servicio personalizado

Lo puedes adquirir a partir de 1.499 euros

Las aplicaciones y funcionalidades que nos puede ofrecer un robot de estas características son realmente amplias. Para personas mayores que viven solas, como ayuda en el hogar, o como seguridad y vigilancia. Amazon mantiene que su dispositivo es totalmente seguro y que todos los datos personales que gestiona son almacenados de forma local. Nada de lo que ocurre en nuestro hogar está disponible en ningún servidor externo.

Astro tiene un precio de 1.499 dólares y una oferta de lanzamiento para los primeros que quieran probarlo de 999 dólares. Ese es el precio de un robot doméstico que deambula por nuestra casa de forma autónoma. Sin duda, costará acostumbrarse a ver cómo ese pequeño ayudante se desplaza junto a nosotros. Ahora nos puede parecer un poco invasivo o extraño, mañana quizás sea tan normal y tan habitual como llevar un teléfono en el bolsillo.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad