La princesa Leonor se hace mayor con un look moderno y tacones más altos

(Foto: Gtres)

La Princesa de Asturias gana protagonismo cada año que pasa en la entrega de los premios que llevan su nombre. En su tercer discurso ya en estos galardones, la princesa Leonor ha recordado que los jóvenes encuentran en los premiados un ejemplo constante de superación. Algo que ella misma asume como propio, porque apenas unos días antes de cumplir los 16 años, Leonor se enfrenta sola en Gales a un proyecto estudiantil repleto de retos.

«Vuelvo pronto a mis estudios con el recuerdo de una nueva entrega de premios que, una vez más, nos emociona y nos conmueve», ha dicho una emocionada princesa. Que regresaba por primera vez a España desde que volara a Gales el pasado 30 de septiembre para estudiar bachillerato internacional. «Echaré mucho de menos esta tierra, Asturias, a la que quiero tanto y donde mi hermana Sofía y yo nos sentimos siempre en nuestra casa»

, ha concluido Leonor.
(Foto: Gtres)

La reina Sofía ha estado muy cariñosa con sus nietas

La cita por ello ha resultado ser especialmente relevante para toda la familia, que ha arropado a Leonor. Junto a sus padres, no ha faltado la presencia de una persona muy importante en su vida, su abuela Doña Sofía

. Ambas se han fundido en un emocionado abrazo antes de acudir a la ceremonia.

Momento en el que la reina emérita ha decidido lucir un elegante vestido con estampados rosas. Un tono alegre que le ha dado mucha luz a su rostro. La emérita se ha mostrado de lo más sonriente y cómplice con sus nietas en este acto tan especial.

(Foto: Gtres)

Leonor ha escogido el look más moderno que ha usado en un acto público

Pero sin duda que la protagonista nuevamente de la gala ha sido la princesa Leonor. Apenas mes y medio lleva fuera de España y este viernes muchos han pensado que había pasado más tiempo. Leonor

ha lucido un vestido con estampado geométrico en tonos oscuros y dorados. Una creación de la casa gallega Bgo & Me entallada, con minifalda y cierto toque de los años 80 que ha supuesto toda una alegría.

Un modelo que cuesta algo menos de 600 euros y que posee un lazo negro en la parte posterior. La Princesa de Asturias ha elevado incluso el tamaño de sus tacones, al usar unos salones negros de piel y seguir así la estela de su madre.

(Foto: Gtres)

La infanta Sofía confirma su idilio con la estética bailarina

A su lado, casi de forma permanente durante toda la ceremonia, ha estado su hermana la infanta Sofía que ha apostado por un look que confirma su gusto por la estética bailarina. Ha lucido una falda de tul rosa empolvado de la firma española Psophía. Cuesta algo menos de 260 euros. La ha combinado con una blusa oscura con pedrería que se dice que podría pertenecer a Letizia. Todo ello combinado con un recogido bajo, con dos mechones sueltos a modo desenfadado. En los pies, unas merceditas con tira en el empeine.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad