Charlène se reencuentra con el príncipe Alberto y sus hijos en Mónaco tras seis meses separados

Foto: @Monaco_Info_ Twitter.

Después de seis meses en Sudáfrica y rumores cada vez más preocupantes sobre su salud y su matrimonio, Charlène de Mónaco ha regresado al Principado. La princesa ha aterrizado en helicóptero en Montecarlo procedente de Niza, a donde ha llegado desde su país natal, donde ha estado seis meses sin poder viajar debido a una severa infección en nariz, garganta y oídos. La princesa se ha reencontrado con su marido y sus hijos, con los que ha protagonizado unas bonitas instantáneas.

Charlene de Mónaco regresa al Principado

Charlène se reencuentra con sus hijos y el príncipe Alberto en Mónaco (Foto: @Monaco_Info_ Twitter)

A pie de pista y con una enorme sonrisa esperaban los príncipes Jacques y Gabriella

a Charlène de Mónaco. Los pequeños han protagonizado un bonito reencuentro con su madre, tres meses después de que se vieran por última vez en Sudáfrica. La esposa del príncipe Alberto llevaba desde el mes de mayo en su país natal. Un viaje solidario que realizó para apoyar a los rinocerontes, y que la llevó a estar seis meses en el país y a pasar hasta en tres ocasiones por el quirófano.

Ya recuperada, la princesa de Mónaco ha regresado a casa con su marido, un gesto que acalla los rumores de separación que desde hace meses perseguían al matrimonio.

Ambos se han fundido en un abrazo y han posado para los fotógrafos muy cariñosos, especialmente Charlène, quien parecía encantada de reencontrarse con el príncipe Alberto en Mónaco.

Ha estado seis meses en Sudáfrica por un problema de salud

Los principes Jacques y Gabriella fueron a buscarla con un ramo de flores (Fotos: Foto: @Monaco_Info_ Twitter)

Visiblemente más delgada y con un favorecedor corte de pelo, la sudafricana ha optado por la comodidad en su largo viaje de vuelta al Principado y ha lucido un vestido midi de punto en color arena, un amplio abrigo negro y unas botas planas en el mismo color. Además, Charlène no ha regresado sola a Mónaco. La princesa se ha traído con ella a su nueva mascota, un perro Rodhesian Ridgeback al que llevaba cogido de una correa.

Charlène regresa así a su antigua vida en Mónaco y se espera que se incorpore a su agenda habitual, la cual habían tomado Carolina de Mónaco y el príncipe Alberto. Todo apunta a que la familia al completo hará su primera aparición pública el próximo 19 de noviembre, coincidiendo con la fiesta nacional de Mónaco.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad