El arte del ensamblaje: Henry Abelé

La Maison de champagne Henry Abelé cambia su nombre, pasa a llamarse Abelé 1757, y presenta nuevos espumosos con más cuerpo.

La Maison de champagne Henry Abelé ha acortado su nombre dejando solo el apellido y la fecha de sus inicios. El resultado: Abelé 1757. Sin embargo, no solo han cambiado el nombre, la marca se ha reinventado y el corte de sus espumosos es totalmente nuevo. Desde luego, todo un lujo para probar.

Abelé 1757 es una de las bodegas más antiguas de la champagne y una de las más conocidas en España por su vinculación a la familia Ferrer. Sin embargo, en la actualidad Abelé 1757 quiere destacar por sus nuevos ensamblajes en los que la chardonnay adquiere un protagonismo especial.

Henry Abelé afronta un nuevo rumbo con Abelé 1757

Abelé 1757
En los laberintos subterráneos de la rue de Sillery se esconde el nuevo secreto de Abelé 1757

De las seis nuevas creaciones y escuchando a su chef de cave, el joven Etienne Etenau, vamos a poder notar enormes cambios gustativos. Estos están relacionados con el dosaje, es decir, con los azúcares, y con las sensaciones en las texturas tornándose más cremosas que las anteriores colecciones.

Desde la “Côte des Blancs” hasta la “Montagne de Reims”, o los apreciados “Coteaux des Riceys”, Abelé 1757 dispone de multitud de parcelas de viñedos que le permiten inspirarse para la creación de sus champagnes. Y como todos sabéis, la tierra es el máximo exponente en la calidad de los vinos espumosos de champagne.

Pero no menos importante son las bodegas. En los laberintos subterráneos situados en el número 50 de la rue de Sillery, la nueva dirección esconde un tesoro inestimable. Piedra angular del estilo Abelé 1757, este escenario natural acompaña a los vinos desde su primera elaboración y durante todo su largo proceso de maduración. Se requieren meses, años y décadas para que se produzca la magia en un proceso, que ya tiene dos siglos y medio desde sus inicios.

Vinos más complejos con toques frutales y dulces

Abelé 1757
El nuevo espumoso Le Sourire de Reims Rosé Brut es un un pinot noir cremoso y elegante.

Esta nueva colección ha evolucionado en vinos más complejos. Prueba de ello es, el que quizás más me guste, Le Sourire de Reims Rosé Brut, un pinot noir cremoso y elegante. Pero hoy vengo a hablaros del que puede que sea su vino más accesible por su precio y calidad: el Abelé 1757 Brut.

Visualmente tiene un precioso color dorado y su corona espumosa es deliciosamente atractiva. En nariz es muy frutal y la manzana, el melocotón o el membrillo se mezclan con los toques lácticos a mantequilla y a bizcocho pastelería. En boca, la miel y los tostados se notan junto a la cremosidad que da la madurez de sus tres años de crianza en rima.  Este champagne me parece un excelente iniciador gastronómico. Las posibilidades en el maridaje son muy extensas y es un buen regalo para esta navidad, pero también, para cualquier otra ocasión.

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies