‘Picones de la Tribu’, un Ribera del Duero especial y solidario para brindar en Navidad

Este vino tinto es la nueva creación de David Sebastián, un tinto muy especial elaborado con uva de viñedos únicos y centenarios de la Ribera del Duero.

Eva Revuelta. 20/12/2021
Foto Unsplash @sandyhibbard

Hoy hablamos con David Sebastián, un viticultor burgalés que recupera en la Ribera del Duero viñedos únicos y centenarios en un trabajo que ha durado 15 años. En este exhaustivo trabajo acaba de lanzar Picones de la Tribu, una creación especial ideal para brindar con nuestros seres queridos esta Navidad.

The Luxonomist: ¿Cuantas cosechas hacéis a lo largo del año? 
David Sebastián: Normalmente una. 

TL: Para este Picones de la Tribu… ¿qué cosechas habéis seleccionado y por qué? 
DS: Hemos seleccionado las dos últimas cosechas, de 2019 y 2020, y hemos hecho un coupage para mantener la esencia de esos viñedos tan buenos. Estos han dado lugar a un vino tinto de intensidad alta, marcado color violáceo, brillante y limpio. Con una gran sedosidad y potencia, se apreciará una ligera tenacidad dulzona que le hace aumentar su buena persistencia, oculta tras la madera de la barrica y la fruta de la uva.

TL: Nos llama la atención su etiqueta y sabemos que tiene una historia detrás
DS: La etiqueta está diseñada en colaboración con la Fundación Querer, gracias al alumnado de su colegio, que tiene dificultades severas en el lenguaje.

TL: ¿Cómo definirías Picones de la Tribu, tu última creación?
DS: Es un tinto muy especial elaborado con viñedos únicos y centenarios de la Ribera del Duero. Es el resultado de un trabajo que ha durado quince años. En él se han recuperado viñedos cuyas cosechas se vendían históricamente a las mejores bodegas. Tras décadas de abandono de estas tierras, David Sebastián apostó personal y profesionalmente por la recuperación de estas cepas con el objetivo de hacer realidad un proyecto que ha dado un resultado de gran calidad.

picones de la tribu
David Sebastián con el antes y el después de la etiqueta

TL: Además de ser un buen vino tiene también un carácter solidario muy importante. Cuéntanos un poquito.
DS: El proyecto tiene además su cara más solidaria que ha sido clave en el desarrollo del embotellado: la etiqueta está diseñada por alumnado del “Cole de Celia y Pepe”, donde se atiende de manera integral a niños y niñas que presentan problemas con el lenguaje y otro tipo de enfermedades. Este centro educativo es el primer proyecto educativo de la Fundación Querer, donde el último curso se llama “la Tribu”. De ahí viene el nombre del nuevo vino: “Picones de la Tribu”, o lo que es lo mismo, parcelas de la tribu.

TL: ¿Es una acción aislada o tendrá continuidad en el tiempo?
DS: Siempre soñé con hacer grandes vinos y para ello elegí a los mejores compañeros. Por eso queremos dar continuidad a esta colaboración, el alumnado se encargará del diseño del etiquetado en próximas cosechas.

TL: Además de esta iniciativa, ¿qué diferencia a este vino de Edición Limitada del resto?
DS: Tengo 4 picones parcelas de viñedos centenarios, estaban semiabandonados y cuando los recuperé empezaron a dar las mejores uvas que nunca pudimos ver. Las vendimos a las mejores bodegas y por fin pudimos hacer el vino con esas uvas. Es Edición Limitada porque al ser tan exclusivas son de producción baja. Los viñedos solo dan esos kilos de uva, no podemos inventar más. Son kilos de uvas excepcionales con las que hacemos estas botellas que luego mimamos en la bodega.

TL: Cuéntanos más de esta edición limitada. 
DS: De las mejores uvas se han obtenido siete barricas, en una vinificación integral en perlas verticales de 350 litros. Como resultado nace esta joya vitivinícola con edición limitada de 600 botellas (75 cl), 200 magnum y 25 botellones (3 litros cada uno).

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies