Monte Nevado el jamón perfecto para empezar el año

El jamón ibérico de bellota es un producto con alma y sello españoles que forma parte de nuestro adn, nuestra cultura y por supuesto, nuestras celebraciones.

Elisa Ventoso. 27/12/2021

Podríamos afirmar sin miedo a equivocarnos que el jamón se puede comer en cualquier momento y ocasión. Un buen jamón redondea un desayuno, completa un aperitivo, aliña una comida, compone una merienda y arregla cualquier cena. Y eso sin contar que es un must en todo tipo de evento o celebración. Por eso contar con un buen jamón en la mesa durante estas fiestas es fundamental. Ya sea para brindar por la Navidad, el Año Nuevo o celebrar la llegada de los Reyes Magos; hay que tener en la mesa con un jamón especial. Hoy hablamos de la Edición Limitada 2017 de Monte Nevado, un producto único con alma y sello 100% españoles.

Los cerdos campan a sus anchas por las dehesas, donde comen hierba y bellotas

Jamones ibéricos realmente especiales

Monte Nevado es una de las firmas segovianas más galardonadas en los Premios Alimentos de España del Ministerio. Por tanto no es extraño que cuente entre sus productos con añadas especiales y ediciones limitadas de una calidad superior avalada por parte de público y crítica. Ya sucedió con sus Añadas extraordinarias de Bellota 2014 y 2016 o la Edición Limitada Añada 2014clasificada como «mejor jamón del siglo por los mejores chefs de nuestro país«. 

Pues bien, ahora Monte Nevado vuelve a crear un jamón único con su ‘Edición Limitada 2017’, un ibérico gourmet que «combina la fusión entre innovación y artesanía».

La edad de los cerdos y su ejercicio determinan la calidad del jamón. Foto: Monte Nevado

Un proceso artesanal

Si hablamos de artesanía diremos que es un jamón procedente de animales seleccionados de raza 100% ibéricos y criados en libertad en dehesas del suroeste español. Campos en los que los cerdos camparon a sus anchas y en los que encontraron la hierba y las bellotas que compusieron su exclusiva dieta; y que entraron en la montanera con una media de 18 meses, seis más que los que exige la normativa.

Este hecho fue determinante para el resultado del jamón, puesto que los factores que más madurez aportan a la carne según explican desde Monte Nevado «son la edad de los cerdos y el ejercicio que hacen». Es decir, que cuanto más meses tengan los animales a la entrada en la montanera y más ejercicio hagan, más calidad tendrá su músculo. «Esto dará lugar a una carne sin exceso de humedad, de color intenso y óptima para un proceso de curación largo».

Así, además de la edad de los cerdos, Monte Nevado se encargó de que estos hicieran el máximo de ejercicio para buscar su alimento. Para ello les dieron a cada 3,2 hectáreas de terreno, una superficie cuatro veces mayor a la exigida.

Los secaderos de Monte Nevado aprovechan el aire puro para su curación lenta y artesanal

El resultado de la Edición Limitada 2017 de Monte Nevado

Y tras el mimo de los animales, llegó el mimo de sus jamones. Porque se curaron en los secaderos que tiene la empresa en un entorno natural y que aprovecha el aire puro para un secado lento y artesanal. Todo bajo la supervisión de los maestros jamoneros que revisan y clasifican cada pieza hasta alcanzar su momento perfecto de maduración.

El resultado es un jamón delicado, sabroso, que combina a la perfección con cualquier pan gourmet y con cualquier vino. Las recomendaciones para tomarlo en su punto es mantenerlo a temperatura ambiente unos 30 minutos y degustarlo a unos 24º. Bon apetit!

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies