Cinco claves para diferenciar un roscón de Reyes artesano de uno industrial

Hay roscones... y roscones. Por eso hoy os damos las claves para diferenciar uno industrial de uno artesano, para que elijáis con conocimiento durante las próximas fiestas.

The Luxonomist. 05/01/2022
Foto: Levaduramadre

El roscón de Reyes es uno de los postres más esperados y aclamados de las fiestas navideñas. Existen miles de versiones diferentes, hechas y rellenas para todos los gustos, aunque no todas saben igual. Para triunfar este año (y sucesivos) con la elección es fundamental aprender a diferenciar un buen roscón de Reyes artesano de uno industrial. Por eso, el creador de la firma panadera Levaduramadre, Moncho López, que solo durante el año pasado vendió más de 20.000 roscones de reyes, dice que debemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. Peso: El roscón de Reyes industrial, al llevar más levadura y gasificantes, está muy hinchado. Esto se traduce en que tiene mucho volumen y poco peso, algo que a simple vista no se aprecia. El artesanal, del mismo tamaño, suele pesar el doble.

2. Durabilidad: El roscón de Reyes artesano tiene fecha de caducidad a corto plazo – uno o dos días – en contraposición al industrial, que al llevar gran cantidad de conservantes, colorantes y estabilizantes aguanta mucho más.

3. Uniformidad: Cada roscón artesano es único y diferente, unos más redondos, otros más alargados… Cuando se mecaniza el proceso, es más fácil encontrar roscones exactamente iguales, indicativo de que estamos ante dulces elaborados de forma industrial.

Moncho López rellenando un roscón artesano. Foto: Levaduramadre

Por qué es más caro de un roscón de Reyes artesano

4. Natas: Un mundo aparte… En Levaduramadre la nata se fabrica con productos de gran calidad (38% de materia grasa). Se monta con azúcar glass y se monta en el roscón cuando la masa ya está fría. En el caso de los roscones industriales, la nata (que es más cara) se suele sustituir por chantilly o un preparado que se llama «mix vegetal», de modo que ni el resultado ni la calidad pueden ser los mismos.

5. Frutas: Lo más caro en la elaboración de cualquier postre son los ingredientes. De ahí que el roscón industrial sea más pobre en decoración como fruta, azúcar o almendra que el artesanal, que además conlleva un trabajo de 10/12 horas de la persona que lo está elaborando.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies