Bespoke, el verdadero lujo

Al igual que los coches de lujo ya son “personalizables” en el mundo de la zapatería pasa lo mismo. No sólo las mujeres pueden tener el zapato de sus sueños, también los hombres.

Personalización del calzado. Foto: John Lobb

El lujo es por definición exclusivo. O al menos tiene que hacerte sentir la “exclusividad” decía Enrique Loewe. Aunque un producto de lujo es mucho más, la exclusividad conlleva necesariamente el trabajo artesanal, lo icónico del diseño y los elementos utilizados en la fabricación. “El tiempo para disfrutar de una prenda o de un producto que es limitado en el tiempo, en la forma o en el número”, puntualizaba.

En realidad todos estos atributos se reinventan con el “nuevo lujo”, lejos del afordable luxury o lujo comprable que las marcas tradicionalmente más selectas han generalizado en el mercado para poder mantener la cuenta de resultados. Las grandes multinacionales del sector mantienen la exclusividad gracias a la compra de pequeñas empresas que forman parte de su portfolio y que están lejos de los circuitos tradicionales de ventas mas o menos masivas. O eso, o están reinventando “el lujo a medida”, es decir el bespoke.

Bentley personalizado
Bentley personalizado

Al igual que los coches de lujo ya son “personalizables” en marcas que van desde los tradicionales Bentley hasta los actuales BMW, en el mundo de la zapatería de lujo está sucediendo lo mismo. Ya no solo las mujeres tienen la posibilidad de tener el zapato de sus sueños, también los hombres. “Es una nueva manera de vender exclusividad por los canales habituales, sin tener que pagar el precio de un verdadero par de zapatos hechos por encargo”, asegura el experto personal shopper Reid Green.

“Tener la sensación de que el modelo de calzado que te gusta lo puedes personalizar sólo para ti, es un paso intermedio entre los zapatos de lujo masivos y los zapatos realmente exclusivos”. El caso más reciente es el de Salvatore Ferragamo, que celebra sus icónicos zapatos “driving” de caballero ofreciendo un nuevo servicio de fabricación a medida.

Personaliza tu driver, Ferragamo. Haz clic para comprar
Personaliza tu driver, Ferragamo. Haz clic para comprar

El modelo “MTO Driver” es un exclusivo programa de personalización que ofrece, por primera vez, los zapatos a medida. Los “Drivers” son un símbolo de la herencia de Ferragamo, de la dedicación a la artesanía y a la innovación. El programa made-to-order, (hecho a medida), permite a los clientes crear su propia versión del zapato, poniendo empeño en buscar el reflejo de su estilo personal mediante la combinación de más de 100 permutaciones de la parte superior del cuerpo, la suela y el distintivo de metal Gancio.

Para ello, la firma ha escogido una selección de materiales de lujo que incluyen piel de cocodrilo, avestruz, becerro, cóndor y ante Mink en un abanico de colores que va desde el azul ultramarino o el marrón Antique Saddle a tonos zafiro incluidos el gris, el rojo vivo, el blanco óptico o el negro clásico.

Pantalla de personalización del modelo Drive de Ferragamo
Pantalla de personalización del modelo Drive de Ferragamo. Haz clic para personalizar tu zapato

Colores para la suela con opciones como cereza, marrón oscuro, azul marino y tonalidades de gris se complementan con el oro pulido, el azul metálico y el grafito. El proceso se completa con la posibilidad de incluir letras en el diseño, creando realmente creaciones únicas.

Ferragamo no es la primera de las firmas de lujo que apuesta por la “personalización” de alguno de sus productos más emblemáticos. Berluti, John Lobb, Crockett & Jones o Harrys Of London son algunas de las marcas – fundamentalmente británicas, pero también italianas-, que llevan años – si no siglos- ofreciendo la posibilidad de fabricar zapatos de caballero a medida y que con las nuevas tecnologías, los puedes encargar por Internet, aunque necesitan de tus medidas exactas.

Zapatos hechos a mano Crockett & Jones. Haz clic para comprarlos
Zapatos hechos a mano Crockett & Jones. Haz clic para comprarlos

La novedad con Ferragamo es que se trata de una firma de lujo internacional y de alcance global que cotiza en bolsa y no de una empresa familiar que durante décadas lleva instalada en Londres fabricando zapatos a mano para la aristocracia británica. De hecho, el término Bestpoke deriva del Bespeak, utilizado desde 1853 en Inglaterra para describir el encargo de productos.

Hace unos meses, Bloomberg hacía su informe sobre lo que puede llegar a costar un zapato “bespoke” de John Lobb, realizado por su director creativo Paul Wilson. Sin entrar en los detalles de la piel escogida, la consulta y la toma de medidas asciende a unos 8, 750 dólares, donde te crean un molde del pie que asciende a 1.100 dólares y que servirá como base para crear el zapato.

Scenterprises
Scenterprises, NYC

La personalización de los productos de uso diario es uno de esos lujos que van desde el traje a medida – incluida la ropa interior- hasta el perfume. Hablando de perfumes, en Nueva York, la moda es acudir a Scenterprises, donde por 185 dólares en la primera consulta estudian cuál es el olor de tu perfume personalizado ideal, teniendo en cuenta tu forma de vida, tu personalidad y tus gustos. A partir de aquí el precio es infinito para obtener tu perfume exclusivo.

Subir arriba
Versión Escritorio