El futuro de Burberry será digital

Burberry compensa a sus sufridos accionistas, anuncia un plan de ahorro de costes y ensalza los buenos resultados de su negocio digital.

Juan Cabal. 19/05/2016

Atrás quedaron los tiempos en los que se necesitaban dos dígitos para medir el negocio en una firma de lujo. Burberry es un fiel reflejo de ello. Salvo en la evolución de su actividad en las redes sociales o en la venta por Internet, la firma de lujo británica no obtiene muchas alegrías en su último ejercicio fiscal. En el mismo, las ventas de Burberry se sitúan ligeramente por encima de los 2.500 millones de libras, lo que supone un tímido descenso del 1%. Las ganancias antes de impuestos descienden un 10%, hasta los 420 millones de libras.

Burberry 6
Laura Dern, Elisa Sednaoui, Alexa Chung y Suki Waterhouse vestidas de Burberry durante uno de los últimos desfiles de la firma en Londres (Foto: David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for Burberry)

Burberry afirma que «los resultados obtenidos son un reflejo del complejo entorno que atraviesa el sector del lujo en su conjunto, con un descenso de la demanda en muchos mercados, tanto por razones cíclicas como estructurales.» La firma mantiene controlados los costes y ha emprendido un giro hacia el mercado digital. Se basa para ello en unos sólidos datos: más de 40 millones de seguidores en la redes sociales y unos estudios de mercado que le sitúan entre las cinco marcas de lujo más reconocibles del mundo.

Burberry 7
Christopher Bailey en un acto promocional el pasado mes de marzo en Londres (Foto: David M. Benett/Dave Benett/Getty Images)

Son las últimas cuentas que Christopher Bailey tiene que justificar como Consejero Delegado, cargo que venía ostentando hasta ahora con la dirección creativa del grupo. «Estamos firmemente comprometidos en hacer los cambios necesarios para obtener un mejor comportamiento futuro de Burberry. Continuamos viendo oportunidades importantes y hemos puesto en marcha un ambicioso plan para aumentar los ingresos futuros, mejorar la productividad y crear una organización más eficiente»,  dijo Bailey antes de centrarse en la creatividad de la firma. 

Burberry 3
Uno de los últimos actos promocionales de Burberry en Dubai (Foto: Cedric Ribeiro)

El plan del que habla Bailey se centra en el ahorro de costes y en importantes cambios en la forma de trabajar del grupo. En términos generales se simplificarán procesos y se eliminarán duplicidades. No se habla por el momento de despidos. Todo ello para elevar el ahorro de costes a los 20 millones de libras en 2017, cantidad que podría ascender, si el negocio no mejora, hasta los 60 millones de libras en los próximos dos años.

Burberry 1
Uno de los últimos actos promocionales de Burberry en Seúl (Foto: Burberry)

El comportamiento en Asia ha sido negativo en todos los mercados, pero especialmente significativo en Hong Kong. Un mercado donde Burberry concentra el 9% de sus ingresos y donde las tiendas han llegado a ser rentables a duras penas. Asia supone para Burberry el 20% de su negocio global y el desplome ha sido radical y de dos dígitos. En Europa y Oriente Medio (el 45 de su actividad) han visto una buena acogida de sus creaciones infantiles y seguirán apostando por ellas en el futuro. Y en Estados Unidos (de donde vienen el 35% de los ingresos) creen que aún hay margen para crecer .

Burberry 4
Nina Abdel Malak y Ascia Akf en el ‘Burberry Art of the Trench Middle East’ celebrado recientemente en Dubai (Foto: Cedric Ribeiro/Getty Images for Burberry)

En el análisis del sector, Burberry cree que el mercado chino está cambiando. Ha modificado su forma de consumir, con una menor presencia en las tiendas y un aumento de las compras desde el hogar a través de Internet. Y como muchos expertos vienen augurando desde hace unos meses, el consumidor de lujo busca cada vez más experiencias novedosas con un trato personal y exclusivo. Un cambio de tendencia que viene unido a la utilización de los dispositivos móviles para llegar a ellas. Algo que Burberry quiere aprovechar al máximo.

Burberry 5
Naomi Campbell vestida de Burberry en uno de los últimos desfiles de la firma (Foto: David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for Burberry)

Desde abril de 2015, cuando Burberry publicó unas cuentas muy por encima de las previsiones (en gran medida por el éxito de sus abrigos y bufandas ese invierno), las acciones de la británica mantienen una tendencia negativa. Para compensar a los sufridos accionistas y a pesar de que no es un buen momento para dispendios,  Burberry anuncia un aumento del 5% en el reparto del dividendo. Una señal de confianza en el futuro que veremos si la firma es capaz de reflejar en sus cuentas.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Subir arriba
Versión Escritorio